Autor Tema: Comentario disco: Beat  (Leído 951 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado MrBrain

  • Moderador Global
  • Soñando con Sinfomusic
  • *********
  • Mensajes: 2518
  • Agradecimientos: 18
  • Sexo: Masculino
  • Recuperando el tiempo perdido
  • Música: ¡¡Música!!
Comentario disco: Beat
« en: 26 de Septiembre de 2013, 09:25:33 am »
La puedes leer ---> Aquí



Desconectado icrp1961

  • ¡Me reencarnaré en Sinfomusic!
  • *********
  • Mensajes: 18032
  • Agradecimientos: 48
  • Sexo: Masculino
  • Desverbatimizar ayuda al artista y al minorista.
  • Música: Pues... música
Re:Comentario disco: Beat
« Respuesta #1 en: 25 de Octubre de 2015, 09:20:19 am »
Después seguirá el curso de King Crimson.
Le toca el turno a Beat.


Es el problema del "segundo disco", pasada la bofetada de novedad que era Discipline, Fripp apresuró al grupo para grabar este álbum pero era demasiado pronto y afloraron problemas y el grupo estuvo a punto de romperse.
Además, la filosofía de Discipline empieza a ser "traicionada" desde dentro con canciones que hubieran encajado en álgún disco en solitario de alguno de sus miembros.
La mejor pieza fue la improvisación "Requiem", fruto de la necesidad, ya que apenas tenían media hora de música con las siete piezas terminadas que ya tenían. Jamás se tocó en directo.
De las demás, donce hay de todo, sonaban en directo mil veces mejor. Mis favoritas en ese sentido son "Satori in Tangier" y "Wating Man", pero es directo donde brillan. No es que el resto no me guste pero, salvo la salvajada de "Neurotica", son canciones que no acaban de asentarse. "Neal and Jack and Me" es como un corolario del disco anterior, "Heartbeat" parece una canción de Belew en solitario (nada que objetar a Belew en solitario, pero esto es King Crimson), y de "Two Hands" y "The Howler" decir que me resultan curiosas y poco más.
Music shouldn't be easy to understand. You have to come to the music yourself, gradually. Not everything must be received with open arms. (John Coltrane, 1963)
"Nada es verdad, todo está permitido" (El almuerzo desnudo, William S. Burroughs)