Autor Tema: Comentario de disco: The Collectable King Crimson Volume One  (Leído 858 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado icrp1961

  • ¡Me reencarnaré en Sinfomusic!
  • *********
  • Mensajes: 18032
  • Agradecimientos: 48
  • Sexo: Masculino
  • Desverbatimizar ayuda al artista y al minorista.
  • Música: Pues... música
Comentario de disco: The Collectable King Crimson Volume One
« en: 23 de Octubre de 2015, 17:08:03 pm »
Después seguirá el curso de King Crimson.
Le toca el turno a The Collectable King Crimson Volume One.


Sahagun, la versión que hay que tener del concierto de Asbury Park es el segundo CD de The Collectable King Crimson Volume One.

En este doble se recogen dos recitales, uno completo (Asbury Park) y otro no (Mainz).

El primer cd es Live in Mainz, 1974, que previamente había sido publicado como parte de los KCCC y que proviene de una cinta de mesa con excelente sonido.
El recital es del treinta de marzo de 1974 e incluye bastantes curiosidades, como varias improvisaciones que preludian diversos temas, entre los cuales está "Doctor Diamond" y una de las escasas, si no única, veces que intentó tocarse "Trio". Es tremendo escuchar como el público reaccionó al final de "Starless" pieza que con seguridad no conocían ya que era la primera vez que la escuchaban. Tremebundo.

El segundo cd es Live in Asbury Park, NJ, 1974, que previamente había sido publicado como la primera de todas las descargas de DGM Live.
Este recital es del veintiocho de junio de 1974 y fue la fuente principal de USA. Fue grabado profesionalmente con un multipista y se presenta aquí con una mezcla abrasiva llevada a cabo por Robert Fripp y Ronan Chris Murphy que restituye a David Cross en toda la presencia que las mezclas de la  edición original de USA negaron. Escúchese "Asbury Park", por primera vez completa. Vamos, imprescindible.


Music shouldn't be easy to understand. You have to come to the music yourself, gradually. Not everything must be received with open arms. (John Coltrane, 1963)
"Nada es verdad, todo está permitido" (El almuerzo desnudo, William S. Burroughs)