Inicio Revisiones A-Z S Senogul – Senogul III (Musea Parallele) 2011
Martes, 30 de Agosto de 2011 17:26

Senogul – Senogul III (Musea Parallele) 2011

por  jordi costa
Valora este disco
(9 votos)

Senogul es sin duda una banda sorprendente, un grupo de músicos que se lanzan al vacio cada vez que crean, sin complejos ni ganas de asemejarse a nada ni a nadie. Senogul forma parte de esa gente que parece estar tocada por una barita mágica y que los hace ser fuente de creaciones artísticas únicas. Es un placer poder disfrutar de trabajos tan brillantes como su Senogul III, recién editado por Musea Parallele, y que parece de nuevo tener una extraña atracción difícil de encontrar en el mundo progresivo actual. El grupo parece haber encontrado un sitio intermedio entre las dos caras que forman su universo musical. En su primer trabajo homónimo el grupo asturiano fue directo a la yugular del progresivo más clásico, con toques de fusión aquí y allá, editando un tremendo y extenso disco, una opera prima que sorprende por su madurez y por la cohesión de todos sus elementos. Después vino Aural Impressions Concert for Instrumental Ensemble, un disco difícil de catalogar, quizás New Age con toques de música tradicional, experimentación instrumental, cánticos y cacofonía varia… una búsqueda de la raíz sonora con todos sus silencios y su fluir libre sin ataduras métricas. Con Senogul III vuelven al progresivo pero no de la misma manera que lo hicieron en su primer album. Todo y ser un disco de prog-rock las secuelas de su segundo trabajo se hacen visibles, quizás no en el bloque central, en el corazón de sus composiciones, pero sí en sus entradas y salidas y en ciertos arreglos y ambientaciones.

El grupo está formado por Eduardo G. Salueña (pianos, órganos, Minimoog, pads), Pablo Canalís (bajo eléctrico, marimba eléctrica, pandeiro, chunmo, shaker, voces), Israel Sanchez (guitarra eléctrica, voces), Pedro A. Menchaca (guitarra eléctrica, guitarra acústica, e-bow), Eva D. Toca (batería).

Las colaboraciones forman una larga lista: John Falcone (fagot), Alejandro M. Ares (acordeón cromático), Juan Antonio Martinez ( saxo barítono y alto), Iris Cárcaba (violín), Marcos Mantero, (sintetizadores), Theodosii Spassov (kaval), Abelardcabel Freitas (abotrónics), Chema Fombona (cajones peruanos, surdo, bongós, tumbadoras, vibráfono, cencerros, caxixis, cascabel, efectos), Luis Cobo “Manglis” (guitarra eléctrica, acústica, eléctrica 12 cuerdas), Pedro Ontiveros (saxo soprano, flauta travesera).

“The Nightstalker” (00:37) parece que nos abra el álbum con lo que habían dejado en su trabajo anterior, un pequeño puente entre los dos discos que nos lleva a “Pijamas” (08:01), una pieza guiada con firmeza por los teclados de Eduardo, pasando del piano clásico al Minimoog de forma mágica. La canción tiene un ritmo alegre pero cortante, de marcado estilo prog pero con toques jazzy, canviante hacia el final haciendo salir el “gato negro” (Black Cat) que parece haber atrapado una parte de Senogul. “La serpiente de jade” (05:14) podríamos decir que es una perfecta composición de progresivo contemporáneo, la simbiosis exacta entre lo eléctrico-moderno y lo acústico-antiguo, la combinación estrella de los más grandes grupos del genero que exprimen sus capacidades al máximo, estructuras musicales al alcance de muy pocos. El grupo se ha convertido en un colectivo con una amplísima mirada, da la sensación que la absorción de diferentes estilos, formas, visiones, estructuras…forma parte ya de su ADN. “Paraná” (06:06) es un ejemplo de este profundo eclecticismo, una pieza con letras y voces en portugués que resiguen un estribillo alegre impregnado por el piano y la percusión brillante del grupo. “The Black Cat” (09:09), es la canción que utilizaron en su aportación al proyecto Collossus en la recopilación The Tales of Edgar Alan Poe: a syNfonic collection (Musea 2010). El ritmo pausado y a la vez algo oscuro nos llevan a parajes cinematográficos de los 70’s, donde había gente que se dedicaba con éxito al género. La canción es sinuosa pero no falta de fuerza con momentos de silencio y otros de fuerza progresiva. “Tales from Buanga” (03:47) nos lleva, en un principio, a lugares contemplativos de líneas de bajo que impregna un ambiente de noche musical abierta, con percusiones hipnóticas y un final algo más eléctrico de elegante ejecución. El festival de prog-world-music sigue con “Gameland” (02:02) un estridente pero exquisito arreglo de una melodía tradicional de Bali. “Sopa colorá” (13:41) cierra el disco con un auténtico broche de oro. Esta extensa composición es un emotivo y emocionante homenaje a los sonidos inconfundibles del buen rock andaluz. La guitarra corre a cargo del gran Luís Cobo “Manglis” (Guadalquivir, Triana), y a la flauta y saxo otro nombre ilustre Pedro Ontiveros (Guadalquivir). El tremendo e inimitable sonido de las guitarras eléctricas desgranando la pieza con los arreglos de flauta y los de teclados hacen de “Sopa colorá” una “pequeña” sinfonía de emocionante escucha.

Senogul creo que han llegado, tras este su tercer disco, a un estado que pocos grupos pueden llegar, a una cierta independencia musical. Se están trabajando un estilo propio muy marcado donde las influencias de otros grupos son poco visibles. La banda parece buscar siempre nuevos estímulos y formulas diferentes que explorar, y eso les da un toque único de distinción.

Login to post comments

Revisiones - S