Inicio Revisiones A-Z V Versus Five - "The paths behind music" (2009)
Lunes, 22 de Agosto de 2011 23:55

Versus Five - "The paths behind music" (2009)

por  Edu Senogul
Valora este disco
(8 votos)

01 – New way (04:24)

02 – Funk reunion (07:11)

03 – Rage (07:11)

04 – Left behind (02:31)

05 – 35 hours later (06:27)

06 – Burst in tears (05:34)

07 – Madness & Fran (05:11)

08 – Papillon nights (04:26)

09 – Assu (07:32)

10 – Walk on a handrail (08:27)

11 – Strange character (07:03)

CARLOS NAVARRETE: guitarra eléctrica, clásica y sintetizada

PABLO BARRIOS: teclados y sintetizadores

RIKI: congas, pequeña percusión, tambor batá, bongos y cuenco tibetano

OSVALDO JORGE: batería, tabla, calabaza, bendir y darbuka

XAVI ALAMÁN: bajo eléctrico

Colaboradores:

VORO GARCÍA: trompeta

DAVID GADES: cajón (1)

RIKA, APA & CARL: voz robotizada (2)

Compositores:

Carlos Navarrete (1, 3, 4, 6, 8, 9, 11)

Carlos Navarrete, Riki & Pablo Barrios (5)

Pablo Barrios & Carlos Navarrete (7)

Versus Five (2, 10)

El año 2009 nos trajo un interesantísimo trabajo de estudio -el primero- de una banda valenciana llamada Versus Five. Se trata de un álbum completamente instrumental en cuyas piezas se entrelazan con naturalidad diferentes estilos tales como el jazz, el rock, el funk o el flamenco, principalmente. Desde el primer momento de la audición se atisban destacadas ideas en la composición, motivos con mucho gancho, riqueza tímbrica (sobre todo en los registros de los teclados y las guitarras) y cambios estructurales muy fluidos; pero esto se ve incentivado, además, por el estupendo trabajo interpretativo que se registra en la grabación, reflejándose una notable dinámica de grupo, mucho swing y una patente querencia por la improvisación. Cada pieza presenta desarrollos diversos y cuida mucho las dinámicas, habiendo momentos de gran intensidad conviviendo con otros de mayor contención. Todo esto configura una de las mayores virtudes del disco, y me aventuro a decir que también ocurrirá con la banda en directo (a pesar de que hasta la fecha aún no he podido verles): la energía de una música que se presenta como viva y en constante movimiento.

En el seno del grupo ha habido algunos cambios. Diversos miembros como Jorge Molina (bajo), Borja González (batería), Dani Cano (trompeta) o Diego Faus (bajo) formaron parte de las primeras formaciones. En la actualidad, Javier Feltrer cubre el registro de los instrumentos de viento como un miembro más (configurando así la plantilla de sexteto), alternando con los saxos, la flauta travesera y el EWI (Electronic Wind Instrument) junto al quinteto de base. También Víctor Traves ha sustituido al baterista Osvaldo Jorge en mayo de 2011.

El espíritu ecléctico de la agrupación se puede apreciar en cada corte del disco. “New way” y “Burst in tears” nos llevan por terrenos más cercanos a la fusión flamenca, con pianos cercanos a la estética de David Peña Dorantes y un trabajo percusivo en la línea de Rubem Dantas (recomiendo escuchar la versión completa de “Burst in tears”, disponible en la propiaWeb del grupo). En otros, como “Rage” o “Madness & Fran” se pueden apreciar las influencias de bandas como Planet X, Niacin o Liquid Tension Experiment, donde a veces una actitud más metal cobra protagonismo, siempre al servicio de la fusión. También hay elementos que hacen referencia a la multi-culturalidad, sobre todo a partir de la utilización de las percusiones, la trompeta y los pianos y guitarras acústicas, con una tendencia a los sincopados ritmos latinos (visible en “Strange charater” o “35 hours later”) y a los elementos africanos (como en el final de “Assu”). “Left behind” es una de mis favoritas, con esos irresistibles delays de guitarra, las melodías de sintetizador, las frases de trompeta con sordina y las vertiginosas secuencias de batería con acentos drum’n’bass. Todo ello le confiere un halo de gran originalidad y espontaneidad.

Aquí tenéis un enlace a una composición inédita grabada en directo, ya con Javier Feltrer: "A little story".

Hay que destacar el gran trabajo a nivel individual, lo que se acaba transmitiendo a nivel global en el espíritu de grupo. Las intervenciones de Carlos Navarrete y de Pablo Barrios son muy afortunadas, tanto en los solos como en las líneas acompañantes, además de mostrar una significativa versatilidad en cuanto a buscar el sonido que mejor encaje en cada pieza. Carlos puede hacer rítmicas de carácter funk como secuencias flamencas o riffs de rock con convencimiento. Su particular mezcla de rock y jazz en los solos es muy disfrutable; igualmente, Pablo alterna con gran facilidad pianos acústicos (con mucho gusto en los tumbaos) y eléctricos (a lo Herbie Hancock), órganos, sintetizadores lead con una distorsión cercana a Derek Sherinian o pads ambientales para recrear atmósferas más electrónicas. El bajista Xavi Alamán es un buen soporte rítmico y armónico, destacando en algunas secciones con mayor peso solista (baste escuchar el melódico inicio de “Walk on a handrail”, una de las piezas más detallistas y calmadas del disco) e incluso atreviéndose con un solo de voz más bajo eléctrico en “Funk reunión”. Por último, la sección percusiva conformada por Riki y Osvaldo Jorge presenta un gran empaste, otorgando dinamismo y mucho color (magnífico el solo en “Papillon nights”), en consonancia con los años dorados de bandas como Santana o Weather Report. También hay que destacar la labor de Voro García a la trompeta, con unos fraseos mayoritariamente jazzísticos y una gran limpieza en la ejecución, además de acentuar la originalidad de la combinación instrumental.

El trabajo de Versus Five podría muy bien relacionarse con el de agrupaciones como Candelaria o Glazz, por citar sólo dos referenias nacionales en las que nos encontramos con una amplia gama estilística cohesionada en la composición y tamizada bajo una base de enérgica fusión entre jazz y rock como principales bastiones. Se nota mucha frescura en las tomas y una palpable química de grupo. Incluso se permiten hacer citas en los solos a piezas como “Spain” (Chick Corea), “My favourite things” (Rodgers & Hammerstein II) o la más evidente (y acreditada como homenaje): “Celebration”, de Kool & The Gang. Su melodía principal es la base temática de esta pieza, que nos sirve para cerrar la crítica y condensar la fuerza de esta banda en una única composición que muestra ese trabajo de elaboración colectivo presente en todo el álbum. No me resisto a poner un enlace a este movido tema de Kool & The Gang:

Totalmente recomendables.

Más información en su Web, donde se puede escuchar completo el disco: www.versusfive.com

Eduardo G. Salueña

Login to post comments

Revisiones - V