Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 193.0.6.135:43 (Connection refused) in /home/content/30/7728430/html/portal/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038

Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 200.3.14.10:43 (Connection refused) in /home/content/30/7728430/html/portal/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038

Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 196.216.2.20:43 (Connection refused) in /home/content/30/7728430/html/portal/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038
Inicio Revisiones A-Z O Mike Oldfield - Guitars (1999)
Jueves, 07 de Julio de 2011 21:30

Mike Oldfield - Guitars (1999)

por  hemispheres
Valora este disco
(12 votos)

Siempre he sentido fascinación por el universo de las seis cuerdas, de hecho, me considero un guitarrista frustrado de esos que hacen solos en el aire y sueñan como sus dedos serpentean por el mástil de una guitarra. Esta pasión arranca desde mi añorada y lejana infancia en la que me deleitaba con la letra de los míticos Barón Rojo y su canción dedicada a la guitarra Cuerdas de acero ("y tú tormenta de truenos y luz, eres símbolo de libertad, yo nunca podría vivir sin tus cuerdas de acero tocar...") Da igual quien fuera, Paco de Lucía, Narciso Yepes, Steve Vai, West Montgomery, John Petrucci, Tomatito, Jimi Hendrix, Steve Hackett, Ritchie Blackmore, Andrés Segovia o... Mike Oldfield, mi consciencia caía embelesada, al igual que un marinero por el arrebatador canto de la sirenas, cuando me adentraba en el fastuoso firmamento sonoro de la guitarra, y es en honor a este instrumento, al que  Mike Oldfield en este disco le rinde tributo, por el que me decidí a escribir esta reseña, además de parecerme un álbum ciertamente atractivo y estimulante.

Nos encontramos en el año 1999, su disco anterior ha sido el Tubullar Bells III, estamos discográficamente hablando dentro de esa denominada etapa “menor” de Mike Oldfield, y el inglés quiere remontar el vuelo perdido con un disco que recupere la vitalidad musical perdida. De esta forma surge Guitars, un disco bastante experimental puesto que todos los instrumentos que intervienen en el álbum, veáse percusiones, vientos, sintetizadores... están “originados” por la guitarra. Esto fue posible gracias a la utilización de las pastillas MIDI. Estas pastillas traducen la vibración de la guitarra por las notas de cualquier instrumento que haya sido elegido en el MIDI. Todo, absolutamente todo lo que suena en el disco son guitarras. Igualmente resulta interesante la cantidad de matices y texturas sonoras que Oldfield extrae a la guitarra, desde las clásicas y acústicas a las eléctricas, con esos efectos sampleados o filtrados a través del sintetizador.





Las guitarras utilizadas en el disco son las siguientes:

(José Ramirez) Guitarra clásica
(1962) Fender Stratocaster, color salmón
Martin O-45 Parlour Guitar.
PRS (Paul Reed Smith) Custom 24 con Roland
(1962) Fender Stratocaster
(1989) PRS Custom 24
(José Ramirez) guitarra flamenca
Wal 4 string bass guitar
PRS McCarty Thinline


Guitars fue un disco que pasó sin pena ni gloria dentro de su vasta discografía. Cuando he departido con admiradores de Oldfield,  con amantes de la música o simplemente leyendo críticas sobre el disco en cuestión, las impresiones  que se han indicado y que he observado han sido las de considerar que se trata de un disco cansino, pesado y reiterativo. Bien es cierto que cuando escuchamos un disco, éste puede gustar o  no, pues la música es un arte, y el arte está sometido a la irrebatible apreciación subjetiva que se genera en nuestros sentidos, sin embargo, considero que hay un hecho que es indiscutible: Guitars suena a Oldfield, la identidad de su autor nos está aguardando en los entresijos del álbum. Guitars es un disco marcadamente heterogéneo, en el que Mike aborda diversos géneros musicales, como piezas clásico- acústicas, blues, folk, country, arranques rockeros... pero en todas ellas confecciona esas melodías tan propias, que parecen nacidas de un sueño, que están revestidas de magia y fabulaciones alquimistas...


MUSE

Muse es la primera incursión que hacemos en Guitars y ya profetiza una de las grandes cualidades del álbum: la inmensa intimidad que desborda este disco. Se trata de una pieza acústica, perfumada de recuerdos y pesadumbre, la guitarra de Oldfield parece sollozar en cada una de sus notas. Estamos ante un espléndido comienzo.

COCHISE

Unos tenues punteos acústicos hacen despuntar el tema, aunque poco después irrumpen las guitarras sampleadas que sirven de soporte rítmico a la canción. La guitarra acústica, no obstante, es la que nos “habla” en primera persona, para más tarde seguir hablándonos en lenguaje eléctrico. Una repetitiva melodía también está presente a lo largo de casi todo el tema. En la parte final, se observa como la guitarra eléctrica se va erizando sin llegar a distorsionarse y pero sí tomando un mayor protagonismo. Según diversas fuentes esta canción se inspira en Whole lotta love de Led Zeppelin.

Cochise es una canción dedicada a un guerrero indio. Cochise fue un jefe indio, un estratega, un defensor de su pueblo... Un símbolo del enfrentamiento entre los nativos indios y los intrusos hombres blancos.



EMBERS

Unos efectos que emulan a un sintetizador dotan al inicio de Embers de una atmósfera somnolienta, tranquila, relajada... y de esos efectos originales nos trasladamos a un pasaje acústico. Es un tema especialmente ambiental, lumínico... es como si estuviésemos pululando entre nubes espumosas y surcando cielos atemporales.




SUMMIT DAY

Otro tema decididamente sensual y arropado de belleza y misterio, en el tema retumba un eco que ahonda en un sentimiento de familiariedad y aislamiento... como si un anciano nos estuviera narrando un episodio que marcó su infancia. Basado en la novela "Into this Air" de John Krakauer sobre el Everest, que Mike leyó y le apasionó
.

OUT OF SIGHT

Uno de los temas más poderosos y vibrantes del disco. No obstante, esa distorsión tiene un sonido muy peculiar, es como si se tratara de un country eléctrico, el sonido va tomando una mayor contundencia a medida que transcurre el tema. Tiene un cierto abuso de los efectos sampleados y del midi, así como un uso del gua-gua hendrixiano. Por otro lado, el corte destila un ambiente de western crepuscular, da la sensación de encontrarse  en la cantina de un poblado del far west y entre lingotazo y lingotazo de whisky doble, vemos aparecer por las puertas de la taberna a Clint Eastwood con su poncho polvoriento, mascando y escupiendo tabaco.

B. BLUES

Tema dedicado a B.B. King, como su propio nombre indica se trata de un corte blusero a través del filtro Oldfield, y en el que imprime a dicho estilo musical su propia impronta. Lo que más me gusta de este tema es la distorsión de la guitarra eléctrica, resulta única, nunca había escuchado una guitarra eléctrica tocando blues con esa distorsión. Mike Oldfield en su mirada al Blues confecciona un tema descorazonado y triste, como la propia expresión inglesa indica: "I'm blue"... estoy triste..., respetando la languidez sonora de este estilo, pero logrando una sonoridad particular y atípica, intercalando algún punteo acústico con el eléctrico. Uno de los temas que más aprecio de Guitars sin duda alguna.

FOUR WINDS

Haciendo honor al nombre de la propia canción, estos “cuatro vientos” constituyen la estructura de la canción. El primero de los vientos, parece venir del norte,  abandonando el aspecto de intimidad y soledad que rodea a Guitars, siendo de tal  modo, en  mi modesta opinión, uno de los temas más optimistas del disco que estamos explorando, destila vitalismo, es un tema risueño, eléctrico, con varias pistas de guitarra, unas rítmicas y otras solistas, acentúan ese sentimiento jovial.
Poco más tarde nos acomete el viento del sur, un viento más relajado, más cercano al folk, este pasaje me hace imaginar un prado verde e infinito al final del cual nos aguarda un lago extenso y reluciente.
El viento del este es espiritual, hipnótico, unos leves punteos eléctricos, enfatizan ese denso ambiente celestial que nos intenta acercar a un estado de nirvana.
Por último, sentimos la brisa del viento del oeste, arropada de  una parte rítmica llena de guitarras clásicas y banjos nos hace recordar un cierto aroma de western, el ritmo parece recordar al trote solitario de un caballo cabalgando por llanuras rocosas. Los efectos de la guitarra, gracias al midi, nos hacen creer el sonido de una armónica, mientras el suave solo de la guitarra eléctrica termina de engalanar este corte y dotarle de una sensación de añoranza.


ENIGMATISM

El nombre del tema indica el carácter místico y extravagante del tema. Ello se adivina con la esotérica melodía de la guitarra del comienzo de la canción, parece que la guitarra se está debatiendo en la resolución de un enigma, las notas divagan buscando la clave del misterio que encierra el hechizo.

OUT OF MIND

Lo que primeramente parece un nuevo tema personal e íntimo, acaba en un riff distorsionado y lleno de sentimiento rockero. Está lleno de brío y energía por los cuatro costados, la percusión está también muy enraizada en el tema. Los efectos del gua-gua también aparecen constantemente. Es el tema más eléctrico y rockero de todo el disco, hay un bonito contraste en la parte final con unas notas acústicas que terminan de redondear musicalmente el tema.


FROM THE ASHES

Mike Oldfield se despide de nosotros, al igual que al principio, de una forma íntima y sugerente, con un tema, que es fiel reflejo de lo que nos ha estado mostrando a lo largo de todo el álbum, la soledad, la introspección ataviada de una especial melancolía y retraimiento.


Tras la edición del disco se embarcó en un tour que le llevó por toda Europa. Se llamó Live Then & Now Tour y en él tocó temas del álbum Guitars y Tubular Bells III, pero también dio un repaso a piezas anteriores, como algunos temas de Songs Of Distant Earth, y sus imprescindibles Shadow On The Wall y Moonlight Shadow, cantadas espéndidamente por Pepsi, que allá donde estuvo supo ganarse el calor del público.


Concibo este disco como un intento de recuperar la idiosincrasia del sonido perdido de Oldfield, una especie de mordisco a la magdalena proustiana, haciendo un paralelismo metafórico literario, en busca del tiempo perdido, ese tiempo perdido en el que la creatividad fluía de forma torrencial como la cascada de una catarata, en Guitars Oldfield pretende parecer intentar reconciliarse con su pasado. En su favor indicaremos, que su sonido es plenamente reconocible, en cada nota, en cada acorde... ¡Oldfield está ahí!... pero, en detrimento, le encuentro cierta uniformidad y monotonía en la composición de los temas, lo que hace que notemos una carencia de ingenio y versatilidad. No obstante, mi impresión de Guitars es benevolente, ¿por qué? Porque el aire que se respira en el disco es netamente oldfieldiano, el sentimiento que desprende Guitars es taciturno, íntimo y solitario, buscando en la guitarra y en sus diferentes sonidos un nuevo camino, una nueva senda que le conduzca a esa estela musical de tiempos pretéritos. Cuando pienso en esto me vienen a la memoria las palabras del poeta Jorge Manrique que escuchaba cantar a Paco Ibañez en el radiocassette del coche de mi padre cuando era un ingenuo mozalbete y que decían algo así  "...como a nuestro parecer cualquiera tiempo pasado fue mejor... "

Productor: Mike Oldfield, Compositor: Mike Oldfield, Año: 1999
Listado de Pistas
1.Muse
2.Cochise
3.Embers
4.Summit Day
5.Out Of Sight
6.B. Blues
7.Four Winds
8.Enigmatism
9.Out Of Mind
10.From The Ashes
Login to post comments

Revisiones - O