Inicio Revisiones A-Z O Mike Oldfield - Discovery (1984)
Miércoles, 04 de Mayo de 2011 15:59

Mike Oldfield - Discovery (1984)

por  Anin Jadas
Valora este disco
(18 votos)


To France – 4:37
Poison Arrows – 3:57
Crystal Gazing – 3:02
Tricks of the Light – 3:52
Discovery – 4:35

Talk About Your Life – 4:24
Saved by a Bell – 4:39
The Lake – 12:10

Maggie Reilly – voz
Barry Palmer – voz
Simon Phillips – Batería, producción
Mike Oldfield – todos los demás instrumentos, producción

Discovery
vio la luz en 1984 y supuso la novena entrega en estudio del inglés. Por aquel entonces, y debido a las rigurosas leyes impositivas británicas, Mike Oldfield había fijado su residencia en los Alpes Suizos (casi nada), en concreto en un pueblecito llamado Villars-sur-Ollon a orillas del lago Ginebra, que debe ser un lugar, digo yo, de esos que quitan el aliento. De hecho podemos leer en la contraportada: "Grabado en los Alpes Suizos a dos mil metros de altura en el espectacular lago Ginebra en días soleados." Una de las muchas cosas  que estoy aprendiendo en esta Sinfopedia es que Mike descarga en su música su entorno, sus vivencias del momento, sus experiencias vitales con una vehemencia que no todos los músicos logran o desean. Y este disco no es una excepción. Está de un modo u otro impregnado de lo que yo voy a llamar la “esencia suiza” ya que fue grabado en dicha localización. También de los Alpes salió la banda sonora para la película The Killing Fields que también salió en 1984.
El enorme y justificado éxito del tema Moonlight Shadow provocó que, definitivamente, la Virgin Records sugiriera encarecidamente a Mike que escribiera más temas por el estilo (las ganas de ganar dinero de Branson, a costa de presionar a Mike para repitiera un éxito como el de [i]Moonlight Shadow[/i], supuso un tormento en la libertad creativa de Mike Oldfield durante años) y el músico, más o menos a gusto, se sacó de la manga un discazo de Pop Rock con 7 canciones del estilo que podrían haber sido todas hit-singles más, eso sí, un pequeño instrumental al más puro estilo del viejo Oldfield, aunque suene redundante.
En este disco, de nuevo, Mike Oldfield se hace cargo de todos los instrumentos excepto de la batería que se la encomienda al potente y legitimado Simon Phillips y de las tareas vocales, que se las reparten al alimón entre la genial Maggie Reilly otra vez y Barry Palmer, que ya había colaborado con Oldfield en un tema que a mi personalmente me parece fantástico y que salió como single junto a Jungle Gardenia en la cara B: Crime of Passion, aunque sea un obvio intento de copiar Moonlight Shadow con voz masculina.

Barry Palmer es un cantante que, como tantos otros músicos vinculados a Mike Oldfield proviene del Rock Progresivo, concretamente de la banda alemana Triumvirat, un grupo con reminiscencias de Emerson, Lake & Palmer, a la que se unió en 1976.
Debido al clarísimo giro hacia el Pop Rock que da Oldfield en este disco, la estructura del mismo arrincona la parte instrumental (el excelente The Lake) en favor de las canciones cantadas, que Barry Palmer, como decía, se reparte con Maggie Reilly. Podemos escuchar su voz en Poison Arrows, Discovery y Saved by a Bell, más en el dueto con Reilly de Tricks of the Light.

Al parecer Palmer grabó todas las canciones, excepto la propia Discovery, con problemas de garganta y se puede notar que, aunque su interpretación es correcta en todos los temas, en Discovery lo hace especialmente bien.
El propio Palmer comentó hace tiempo que no coincidió en las sesiones de grabación con la cantante Maggie Reilly, a la que no conoció hasta el Discovery Tour de 1984, la única gira oldfieldiana en la que participó Palmer (con bastante trabajo, ya que gran parte del repertorio fueron canciones cantadas). Hasta el momento, creo que ha sido el único cantante solista masculino que ha girado con Mike Oldfield de forma regular.

Si hasta Crises las canciones se escondían entre las largas instrumentales, a partir de este Discovery, las canciones pop comerciales inundarían las obras de Mike durante los 80. Ahora es el propio Mike el que está escondido en medio de su obra, como se deja ver en la portada, en la que su fotografía está difuminada, como su auténtica música (la instrumental), que ciertamente se está diluyendo entre tanto pop comercial.
Además, por aquel entonces las habilidades de Mike como guitarrista de rock estaban seduciendo a un gran número de aficionados a la música Heavy como le pasó, en concreto, a este humilde cronista. En la revista de música Heavy Kerrang!, el veterano periodista Chris Welch citaba entusiásticamente palabras del griego Tucídides en alabanza a Discovery : "Porque somos amantes de la belleza aún sencilla en nuestros gustos y cultivamos la mente sin perder nuestra virilidad". Toma ya.

El disco abre con To France, un bello tema cantado por Maggie Reilly con una bonita melodía de corte medieval, cuya letra se basa en la vida de la Reina de Francia y Escocia, María Estuardo, y que fue el gran éxito del año en numerosas listas, aunque curiosamente en Inglaterra pasó un tanto desapercibida en un primer momento. Es un tema que ha sido versionado hasta la saciedad y por no pocas bandas Heavies.

Seguimos con Posion Arrows y ahora es el turno de Barry Palmer en las voces. Es un tema que empieza suave, pero que se van calentando a medida que avanza la canción y Mike acaba metiendo unos guitarrazos y unos punteos de cuidado.

Crystal Gazing: de nuevo Maggie a las voces. Melodía fácil, repetitiva... pero deliciosa. En general, Discovery es un disco lleno de un pop que en muchos casos se acerca al rock. Hay que lamentar, eso sí, lo aburrido que puede parecer tanta canción cortada por el mismo patrón: introducción, letra, estribillo, punteo/sólo de guitarra, estribillo, fin. Una estructura que se repite en casi todas las canciones. Afortunadamente, Mike lo hace bien en todos los estilos, y hoy podemos disfrutar de una buena colección de canciones vocales magistrales.

Tricks of the Ligth. Segundo sencillo del disco. Cantada por Maggie y Barry. Curiosamente, ambos vocalitas no cantaron juntos esta canción, sino que primero uno interpretó su parte y, después, el otro hizo la suya. Existe, además, una versión instrumental que apareció sólo en forma de sencillo.

Ahora le llega el turno a la que quizá sea mi canción favorita (sin contar The Lake) del disco: Discovery, un tema muy potente en el que Barry Palmer saca todo su potencial y en el que Mike se luce con la guitarra marcándose unos solos espectaculares. También hay que destacar en este disco el uso  que Mike estaba haciendo del Fairlight, un instrumento computerizado capaz de registrar y reproducir cualquier sonido en toda la escala de notas musicales, y que comenzó a tomar gran protagonismo en la obra de Mike, tanto en el estudio como en el directo.

Talk About Your Life es un tema, quizá un poco de relleno, cantado por Maggie Reilly que desarrolla varias veces la melodía principal de To France. Es una canción bonita, sin más pretensiones, que luce más por la espectacular voz de Maggie.
Saved by a Bell es otra gran canción en la que le toca otra vez a Barry Palmer hacerse cargo de cantar. En ella, aunque hay guitarras, creo escuchar que el protagonista principal es el Fairlight. Pues nada, estrellas, telescopios, otra gran melodía y una canción muy agradable en general.

Y el disco termina con un poquito del viejo Mike, una reminiscencia del glorioso pasado instrumental al que tenía acostumbrado a su público y que parece abandonar en este disco: The Lake. 12 minutos de belleza musical inspirados por la maravillosa “visión del lago Ginebra en días soleados” y que dan idea de lo que podría haber sido un disco paralelo grabado según los presupuestos musicales de discos anteriores. Pero es lo que hay.
En The Lake, encontramos condensada la esencia de Mike Oldfield y lo que debió parecer un mensaje a sus seguidores en aquel momento: esto ha cambiado y la parte de las canciones ha arrinconado por fin a la parte instrumental. El espectro se ha movido.
En concreto The Lake es un tema maravilloso, grandioso por momentos, intimista en ocasiones, muy bien desarrollado y capaz de transmitir la belleza del lago que lo inspira, con la épica propia del autor y su sello de calidad y pulcritud musical. Lástima que no dure más…

Concluyendo, Discovery es un buen disco, con canciones de Pop Rock acertadísimas pero con algunos números de relleno y con un destello de lo que fue el Mike Oldfield de tiempos pasados. No es ya un aviso de cambio como lo fueron sus dos trabajos anteriores, es el cambio que ha llegado y se ha instalado, mis compañeros sabrán guiarnos por el porvenir de Mike y nos contarán lo que pasó después…

Login to post comments

Revisiones - O