Inicio Revisiones A-Z B Blackfield - Welcome to my DNA (2011)
Sábado, 30 de Abril de 2011 21:12

Blackfield - Welcome to my DNA (2011)

por  Anin Jadas
Valora este disco
(6 votos)

Blackfield proyecto en el cual participan Steven Wilson (Porcupine Tree, No-Man, Incredible Expanding Mindfuck, Bass Communion, Blackfield, Continuum, Anja Garbarek, Fish, Marillion, Opeth, Anathema, Orphaned Land, Pendulum) y el icono Israelí Aviv Geffen.
“Welcome to my DNA” se convierte en el sucesor del aclamado “Blackfield II” lanzado en 2007. Este nuevo álbum de Blackfield vio la luz a finales de marzo del presente año a través de Atlantic Records.
Estamos teniendo la suerte de poder seguir la trayectoria de un mago como Steven Wilson en lo que probablemente sea su cúspide como creador de una música increíble y prolífica. Tenemos casi el deber de disfrutarlo en todos sus transmutaciones musicales, que son muchas y variadas. Y Blackfield es una de ellas, quizá una de las más importantes después de la banda madre, Porcupine Tree.
Y efectivamente, como muchos esperábamos y otros tantos temían, este Welcome to my DNA suena muy parecido a los otros dos discos de Blackfield. En esta tercera entrega Blackfield nos muestra un sonido más suave si cabe, nada progresivo ojo al dato, en donde Aviv a diferencia de los trabajos anteriores, destaca en la composición, con todos los temas escritos por él (a excepción de Waving que fue escrito por Wilson).
Todos los temas llevan marca Blackfield con unas fuertes y emotivas melodías, desarrolladas por las guitarras y acompañadas por unas voces cálidas y arropadoras. En este disco destaca el uso de la orquestación, sobre todo en los temas DNA, Oxygen y Dissolving with the Night.
He de reconocer que en principio el disco no me entró demasiado bien, pero haciendo memoria recordé que lo mismo me pasó con los otros dos discos de Blackfield: de entrada no me dijeron mucho, pero poco a poco se impusieron por su delicada belleza y esas deliciosas y evocadoras melodías.
Quien busque algo rompedor, excesivo, extremo… que lo deje, no es un disco en el que haya exageraciones o fiereza, es más bien melancólico y suave, incluso el tema más duro y oriental, Blood, se mantiene a una prudente distancia del Metal.
También, siguiendo la tradición Blackfield, este álbum contiene una canción que previamente Geffen había escrito y grabado en hebreo, Zigota, y que es la más larga y progresiva del disco.
En resumen éste disco nos muestra una vez más que este duo inglés-israelí que traspasa culturas sabe elaborar muy bien canciones cargadas de melancolía y que están ahí por amor a la música, no al dinero.
Login to post comments