Inicio Revisiones A-Z A Albatros – “Ursus” (2011)
Lunes, 25 de Abril de 2011 12:15

Albatros – “Ursus” (2011)

por  jordi costa
Valora este disco
(8 votos)

Albatros es un grupo de músicos de fuerte intensidad. Una banda con una personalidad muy marcada, de fuertes matices. Sus cinco componentes se entregan con pasión a lo que hacen sin concesiones a lo ambiguo y poco dados a la retórica musical poco definida. Una bomba que explota de nuevo después de tres años de silencio. Un engranaje que vuelve a moverse con pie firme con ideas más afiladas, si cabe, después del rotundo trabajo anterior titulado Pentadelia. Ursus da una vuelta de tuerca más al peculiar estilo de la formación. Un álbum que contiene una combinación de musculoso hard-prog de potente ejecución, muy en la línea de los nuevos y recomendables Asfalto, con un toque “Floydiano” fantástico y una raíz de progresivo andaluz clásico que recuerda los primeros discos de Medina Azahara. Una mezcla explosiva que no deja nada indiferente y que engancha desde el primer tema.

Javi Metal (guitarra, voz), Red Perill (teclados, voces), Juanito (bajo, voces), Marc G.Rosell (guitarra, voces), Tolo (batería).

“Ursus” (5:41) abre el disco de forma excelente. Una pieza que va creciendo a medida que va desplegándose, con unos motivos sonoros que trasladan directamente hacia los Floyd de principio de los setenta en combinación con los tonos arabescos. “El Camino De Swann” (4:43), desgrana una melancólica melodía con la voz y el teclado como protagonistas. Un tema inyectado de teclas que junto con la guitarra se encarga de romper de vez en cuando en potentes desarrollos instrumentales. “Loki” (5:31) es una tremenda pieza de auténtica power-prog. Una composición que recuerda mucho los tiempos del hard-prog “mesetario” de los primeros 80’s, para escuchar a todo trapo con unos buenos auriculares. “La Ciénaga” (7:26) es épica de principio a fin, impregnada de un medio tiempo de tonos grisáceos con letras que evocan, como no podía ser de otra manera, la progresiva alienación y el aislamiento de un ser humano cada vez más deforme. “Rey Lombriz” (3:22) de nuevo nos lleva a la caña de “Loki” quizás más cambiante con arreglos más ricos de teclados. Una pieza que da la sensación que podía haber sido mucho más extensa y se queda en unos tres minutos muy bien aprovechados. “Ícaro” (10:35) muestra a los Albatros en su total extensión. Los cambios de ritmo y de ambiente se suceden, pasando de los sonidos más directos-épicos a los hipnóticos de teclados y guitarras que recuerdan aquel mítico y añorado tándem Gilmour-Wright. Una joya de canción. “Planeta Prohibido” (8:37) cierra el disco con la guinda perfecta, con una de las grandes del álbum. Las mezclas en su perfecto equilibrio dan paso tanto a los teclados como a las guitarras en una tremenda secuéncia de ritmos, que llegan a romper con todo lo demás escuchado. Tonos árabes con dinámicas que se acercan al funky más “infectious”, como dirían los americanos.

Este segundo disco de Albatros nos remite a la famosa frase de “si este álbum se hubiese editado en los 70’s sería un clásico del progresivo hispánico”, y la verdad es que, en este caso, hay un montón de motivos para pensarlo. No os lo perdáis.

Jordi Costa

Login to post comments

Revisiones - A