Inicio Revisiones A-Z O Mike Oldfield – Live at Montreux 1981 (2006)
Viernes, 22 de Abril de 2011 01:33

Mike Oldfield – Live at Montreux 1981 (2006)

por  Grimble
Valora este disco
(5 votos)
En 2006 la compañía Eagle Visión y Montreux Sounds nos sorprendían con la edición de este dvd, que si bien, en su momento, algunos deseamos que se editase de forma oficial en este formato (y seguimos esperando por ello), The Essential, tampoco esta edición nos desagradaba, todo lo contrario.
El dvd recoge la actuación de Mike Oldfield en el prestigioso y longevo Festival de Jazz de Montreux el 5 de julio 1981 en el casino de la misma ciudad suiza, dentro de la gira de presentación de QE2. Los músicos que acompañan a Mike en esta ocasión son:
-   Rick Fenn al bajo/guitarra/percusión: Conocido por su filiación al grupo 10 cc. Además de haber colaborado con Nick Mason, sí, el batería de Pink Floyd, en album Profiles, donde podemos escuchar las voces de David Gilmour y Maggie Reilly. También acompañó a Rick Wakeman en su gira de 1985.
-   Morris Pert a la percusión: De esa clase de artistas a los que interesa la música en todas sus vertientes, y que nos hace recordar por ejemplo a David Bedford, ya que además de sus colaboraciones con grupos de rock, jazz, etc... también tiene una carrera musical “académica”. Entre sus diversas colaboraciones voy a destacar su estancia en Brand X,  con Stomu Yamashta, etc...
-   Mike Frye también a las percusiones.
-    Tim Cross a los teclados: Músico de sesión y compositor de música para anuncios, etc... el cual ha colaborado recientemente con la banda catalana Suzy & Los Quattro.
-   Y por último dejamos a la maravillosa voz de Maggie Reilly.
A Mike Oldfield podemos verle tocar además de guitarras, mandolina e incluso el vocoder.
Todos ellos formaron lo que se conoció, por poco tiempo, como Mike Oldfield´s Goup.


El recital en esta ocasión comenzó con un medley de QE2, formado por “Taurus 1”, Sheba y Mirage, pero que la palabra medley no os lleve a engaño, ya que este dura unos 24 minutos, prácticamente podríamos hablar de temas encadenados.
Sigue el concierto con la suite “Platinum”. Es excelente poder ver como se desarrollaban temas como este en directo, además aprovecho ahora para comentar que el audio apenas está retocado y podemos disfrutar de algo que a mi al menos me gusta y valoro, que es el escuchar como los músicos meten la pata y solucionan el problema.
Sigue el concierto con Mike Oldfield a la guitarra española para interpretar la segunda parte de “Tubular Bells”, en una versión diferente a lo mostrado en Knebworth, pero también diferente al disco. Y es que es de agradecer, y en mi opinión pocos músicos se arriesgan a ello, el ofrecer algo nuevo o diferente aunque sea a la hora de interpretar temas tan míticos.
Las percusiones de Frye y Pert con la ayuda de Fenn nos anuncian el combativo “Conflict” de QE2, una excelente interpretación, donde vemos un buen ejemplo de lo apuntado anteriormente; al comienzo de una de las partes a Mike se le “corta” la primera nota que toca, siendo un pasaje donde todas las notas van ligadas, en vez de remediarlo inmediatamente decide interpretar el resto de la melodía de igual forma, e incluso lo vuelve a hacer en la segunta vuelta de dicha parte.
Sigue “Ommadawn part 1” en donde, entre otras cosas, lo que en Knebworth, hacia la parte final, era un magistral solo de Pierre Moerlen y un final muy brusco aquí se convierte en una fiesta del trío percusionista con un final más estirado entre la guitarra y la voz.
Y después de un tema tan emblemático, otro muchísimo más. “Tubular Bells part 1”, ofreciendo de nuevo, algo tan familiar como distinto. Destaca el carácter que le da Rick Fenn con el bajo, totalmente diferente al estilo de Mike Oldfield con este instrumento.
Con casi todos los músicos medio desnudos y sudando mares, se nota que hacía calor ese día, termina el concierto con “Punkadiddle”, en una versión que lo convierte en uno de los temas más destacables de este dvd, a pesar de que arrancan directamente a partir de la segunda parte del tema, la que empieza con el ritmo de los acordes de guitarra. Mike Oldfield incluso se permite jugar con la audiencia, mostrando, quien sabe, los resultado de su período de exégesis.
En definitiva, se trata de un dvd que hay que tener, no es una actuación tan entrañable como la de Knebworth, pero sí es una excelente muestra de una etapa entrañable en la carrera del de Reading.

Login to post comments

Revisiones - O