Inicio Revisiones A-Z P Presto Ballet – “Invisible Places” (2011)
Viernes, 25 de Marzo de 2011 19:55

Presto Ballet – “Invisible Places” (2011)

por  jordi costa
Valora este disco
(5 votos)

Presto Ballet es una banda de progresivo americano clásico. Parece extraño pero da la sensación de que son una excepción. El mercado progresivo actual está repleto de bandas, de gran calidad, pero que parecen seguir un sentido estilístico claro. El post-prog, prog-gótico, metal-goth, etc…creado por bandas como Porcupine Tree, Opeth, Katatonia, entre otros, en los 90’s, són los responsables de que la escena progresiva internacional este repleta de grupos que siguen su estela y no con poco éxito. Bandas como Sunn O)), Ulver, Kasper Rosa, Lunatic Soul, Gazpacho, y decenas de formaciones provenientes de todas partes, que elevan el género hacia alturas no vistas desde los 70’s. Bueno, a lo que vamos, Invisible Places es su tercer trabajo y un auténtico ejercicio de regresión musical hacia estructuras basadas en lo analógico. Hammonds, Melotrones, Moogs, son los ingredientes principales de un proyecto liderado por el guitarrista de Metal Church, Kurdt Vanderhoof. Un hombre que ha dedicado toda la vida al metal y que un buen dia decidió hace prog-rock, porque esto suena a los discos más progresivos de Styx, Starcaslte, Kansas, Journey

Kurdt Vanderhoof (guitarras, teclados), Ronny Munroe (voz), Kerry Shacklett (teclados), Bobby Ferkovich (bajo).

“Between the Lines” (7:11), que maravilla de comienzo!, órgano Hammond a toda velocidad, guitarras y voces a la par. El viaje a los setenta empieza con una potente pieza de puro progresivo americano, cambiante, con interludios “mellotrónicos” y crescendos guitarreros. “The Puzzle” (7:48), sigue deleitándonos con ricos desarrollos y melodias emocionantes. La producción está muy lograda, dándole a todo el trabajo un aire “vintage” estupendo. “Sundancer” (8:40) inyecta un poco más de potencia a las guitarras consiguiendo un efecto “Rush”. La pieza sigue con un variada selección de solos de teclados (clavinete incluido) y voces. “Of Grand Design” (12:00) va todavía más allá, un trayecto por diferentes cambios de ritmo y un despliegue grande de instrumentos, desde guitarras acústicas a pianos clásicos. Las estructuras de las piezas recuerdan a las “multifórmicas” canciones de los Glass Hammer. “One Perfect Moment” (5:12) navega más sobre aguas AOR, con la voz de Ronny Munroe y las guitarras destacando por encima de todo lo demás. “All in All” (8:05) sigue por los mismos derroteros, con espectaculares solos de guitarra, algo más heavy en este caso, cortando en trozos de teclados más ambientales. “No End to A beginning” (12:26) es una de esas composiciones que si hubieran sido escritas en los 70’s estarían en la lista de las grandes piezas de rock de todos los tiempos, algo así como “Magnum Opus” de Kansas.

En definitiva una inyección de progresivo clásico directamente en vena. No os perdais sus anteriores trabajos The Lost Art Of Time Travel y Peace Among The Ruins.

Jordi Costa

Login to post comments