Inicio Revisiones A-Z V Van Der Graaf Generator. "A grounding in numbers". (2011)
Lunes, 21 de Marzo de 2011 23:29

Van Der Graaf Generator. "A grounding in numbers". (2011)

por  ralp58
Valora este disco
(8 votos)

Después de “Trisector”, muchos esperábamos con verdadera ansiedad éste nuevo trabajo de los míticos integrantes de ésta super-banda setentera: Van Der Graaf Generator. Y no nos defraudó, aún con la todavía-no-incorporación de Jackson en el sax, las huestes de Hammill han hecho un trabajo bien redondo, es increíble que éste trío continúe haciendo buenas cosas. Hay que decir que, básicamente, el disco es un reflejo burdo dela personalidad del versátil y a la vez extraño cantante: un material denso, que nos lleva desde el rock setentero más encomiable, hasta las neuróticas y esquizoides manifestaciones de una mente privilegiada como la de Hammill , notablemente interpretado, sin fallas, de excelente producción, con un marcado trabajo de Banton en los teclados, principalmente el órgano, que és el que lleva la batuta en todo el disco, amén de un excelente desempeño del batería Evans. La alineación es la siguiente:

Peter Hammill (piano acústico, guitarra eléctrica y de 12 cuerdas, bajo Ashbory en el tema 7 y vocales principales).

Hugh Banton (órgano Hammond, piano eléctrico, sintetizador, bajo eléctrico, guitarra en el tema 11 y voz adicional)

Guy Evans (batería , percusión y guitarra eléctrica en el tema 12)

El track list es el siguiente:

1. Your time starts now (4:13)

2. Mathematics (3:37)

3. Highly strung (3:36)

4. Red baron (2:24)

5. Bunshö (5:03)

6. Snake oil (5:20)

7. Splink (2:37)

8. Embarrasing kid (3:07)

9. Medusa (2:12)

10. Mr. Sands (5:23)

11. Smoke (2:30)

12. 5533 (2:42)

13. Al over the place (6:01)

´Your time starts now´, es una plácida, tranquila, melodía, la cual es sostenida por los acordes de un órgano finamente interpretado por Banton, la inconfundible, expresiva voz de Hammill, junto con la del tecladista sirviendo como fondo, nos trasmiten introspección, quietud. 3:03, un breve puente del órgano semejando acordes de flauta. Me recuerda ´Still life´y ´Refugees´, de su época de oro.´Mathematics´, parte de una sonido lejano de sintetizador, que da paso a un piano acústico, precediendo la voz de Hammill que dirige al grupo a un muy breve instante rockero, para después manifestarse hasta cierto punto caótico y frenético con esos cambios de tonalidad vocal así como las voces que sirven de fondo. Hay una alusión directa al teorema matemático de Euler. La pieza finaliza con acordes sencillos y repetitivos de teclados.´Highly strung´, es una maravilla. Empieza con un compás rockero de 4/4, para que a los 0:17 se manifieste un extraordinario cambio con increíble compases de la eléctrica, batería y sobre todo, la neurotizante voz del cantante(¡¡ como extraño el sax de Jackson!!), que por un momento, a los 1:35, retoma nuevamente ése compás inicial, a los 2:07, arpegios de órgano y nuevos cambios. Una verdadera manifestación de Art- Rock.´Red Baron´, es un breve intercambio de lucidez percusiva de Evans, con cambios de ritmo y magistral técnica, teniendo como fondo al tecladista. Instrumental y etérea,´Bunshö´, sin lugar a dudas, la mejor pieza del disco. Inicia con melodiosos acordes de eléctrica que acompañan a la voz, a los 0:47 cambio de ritmo, variación y tonalidad vocal en un breve puente, para continuarse con la melodía principal. A los 1: 46, nuevo cambio con riffs de eléctrica, teclados de fondo y la notable variación en Hammill en el marco melódico, más cambios y al fondo arpegios de eléctrica, excelente desempeño del batería, para que al final voz y eléctrica se encuentren.´Snake oil´, es una pieza al más clásico estilo “vandergrafiano”, acordes de órgano, la voz repite las estrofas en una forma en la que sólo Hammil lo puede hacer, la voz toma un tinte esquizoide, después de un breve puente de teclados se presenta a los 2:38 un aparente diálogo entre la batería y el órgano, la voz es persuasiva, insistente en su interpretación. Se escucha un fondo de arpegios lejanos de eléctrica. A los 3:46, entrada del Hammond, voz y sección rítmica, para que el órgano se explaye en breves arpegios para continuarse con la interpretación inicial hasta el final del track.´Splink´, es una suave tonada en la que se deja escuchar una guitarra lejana con efectos etéreos, entre la que se escuchan disonanacias aisladas, para que posteriormente se presente un interesantísimo cambio a los 1:03, dado por un sonido semejante a un clavicordio, disonante, fuera de toda melodía, que al final se incorpora inteligentemente al contexto de la pieza. Instrumental en su totalidad.´Embarrasing kid´, también principia con un Rock/Blues, un típico sonido setentero, en él que se incluyen interludios dados por cambios rítmicos y vocales, éstos últimos le dan un verdadero aire de los 70´s, se manejan como coros o voces adicionales, una melodía que va en un ´in crescendo´, a los 2:34, espléndidos arpegios de eléctrica para finalizar la pieza.´Medusa´, presenta misteriosos acordes de eléctrica a los que se agregan las voces, desplazándose en ésa directriz a través de todo el track, a los 0:50 se agrega un acorde de teclado obsesivo, persistente hasta el final. Sin cambios.´Mr. Sands´, se manifiesta con un sorprendente juego coral, a la mejor usanza de los 70´s, al que se incorpora todo el grupo, destacándose el trabajo del órgano y la batería, el cantante manifiesta toda su entrega interpretativa, con expresividad y emoción al incorporarse a los 0:35, escuchamos puente de acordes de órgano, posteriormente se vuelven a escuchar los coros y el juego órgano-batería, a los 2:20, un magnífico cambio el cual se continúa con la melodía-base, posteriormente, interludio entre el teclado y voces distantes, el órgano es la base del track hasta el final.´Smoke´, es una corte pieza que manifiesta esa obsesión de Hammill, piano en acordes así como guitarra discretamente distorsionada, algunas voces ambientales en un inicio, para después el órgano tomar las riendas de la melodía. Irradia locura, repetición, característica musical del grupo.´5533´, es otra obsesiva y corta pieza dada por marcadas disonancias de guitarra y órgano, la sección rítmica sigue el juego, a los 0:26, escuchamos a Hammill narrando y diciendo el título de la melodía, las disonancias se repiten así como la narración. Casi al final, voces repitiendo números y el título de la canción.´Al over the place´, es un plano percusivo, acompañado por acordes de teclado, se agregan las voces de Hammill y Banton, hay un discreto cambio, para luego manifestarse la estructura básica de la melodía, 1:48, entrada del grupo que no se modifica hasta pasados los 3 minutos en donde se manifiesta un evidente cambio dado por los teclados y voces distantes para continuarse con acordes de eléctrica y entrada del grupo con un aire de sobriedad, el teclado acompaña en una magnífica cascada para terminar la pieza.

Sin lugar a dudas, estamos ante uno de los grandes lanzamientos de éste año. Un disco excelente que nos demuestra que hay VDGG para rato (sin embargo, ¡¡extraño el sax de Jackson!!). Una espléndida muestra de verdadero Art-Rock.

Imprescindible.

ralp58

ralp58

Deseo colaborar para revisiones de discos y/o conciertos en México, tenemos buen auge de conciertos progresivos cada año

Sitio web: www.progresion21.com.mx
Login to post comments

Revisiones - V