Inicio Revisiones A-Z T Taifa - Alhambra (2008)
Viernes, 21 de Enero de 2011 07:37

Taifa - Alhambra (2008)

por  ADRIANGALES
Valora este disco
(2 votos)


Taifa se reinventaban nueve años después de aquel “Más Allá Del Sur” que les editó Avispa con la producción del Medina Azahara Manuel Martínez. Con una maqueta en 2004 para avivar los fuegos, el proyecto de Luis Massot ha tomado un cariz progresivo que, seguramente con el empeño de innovar, le aleja del conocido como Rock andaluz, ese progresivo sinfónico de elocuentes teclados y flamenco en las venas que en los setenta marcó a una generación. El deje vocal y las influencias estás ahí, pero ya no es lo mismo. Cuando a finales de los noventa lo intentó como presentación, las miguitas de pan se dejaban ver entre el citado grupo de Martínez y formaciones de Art Hard Rock como Royal Hunt. Ahora todo ha evolucionado, aunque no para una total mejoría.

Los que les achacasen ser émulos de las banda que grabó temas imborrables como “Favorita De Un Sultán” o “Junto A Lucía” pueden estar contentos, el ahora tridente Taifa dice adiós a sus padrinos estilísticos, únicamente rememorándolos en ocasiones puntuales (“Nunca Es Tarde” o “Sin Saber Por Qué”, cuyos lastres a medio tiempo no son lo que precisamente uno querría copiar de la guitarra de Paco Ventura, sabiendo los otros alardes positivos que suelta a las primeras de cambio). Los mayores bastiones de defensa, las torres que se unen por férreas almenas con las que aguantar las envestidas del oyente más exquisito, se resumen en tres títulos: “Alhambra”, “Fe” (lo que fue el llamamiento a las armas en formato demo hace cuatro años) y “La Casa Del Olvido”. En el resto de composiciones, y haciendo un esfuerzo por encontrarse con el Metal progresivo de nueva empuñadura y hoja fiel al despotrique rítmico (esos bajos prepotentes guiando casi cual solista), demuestran una vacuidad en ciertos cambios en el tempo que nada bueno auguran. Falta conexión como unidad en dichos desarrollos, algo que puede ser pecado de Massot a la hora de producir este disco compacto.

Aun así, y lejos de ser un disco prescindible, Luis, Antonio y Martí no deberían perder el norte por querer adaptarse a unas fechas que no para todos son condición. Templario, por ejemplo, terminó sucumbiendo a sus quehaceres y embarrando en posteriores continuaciones lo que fue un agradable lanzamiento homónimo (y eso que ellos contaban con cortes como “La Red”). Eso sí, encomiable la idea de incluir en este “Alhambra” el clip de vídeo del sencillo “Las Torres De Babel”. Un acicate que de seguro a nadie amargará.

Sergio Guillén

Login to post comments

Revisiones - T