Inicio Revisiones A-Z M Mindflower. "Little enchanted void". (2009)
Martes, 28 de Diciembre de 2010 18:10

Mindflower. "Little enchanted void". (2009)

por  ralp58
Valora este disco
(5 votos)
Temas:
1. Drowned into creation stream
a. Part I (4:32)
b. Part 2 (3:12)
2. Sinking in an earthless sky (4:48)
3. Frail as a star light (4:47)
4. From your deep sleep (2:04)
5. Linear coil
a. Part 1 (4:02)
b. Part 2 (2:25)
6. Whirling haze (1:49)
7. A council of ancient fairies (4:58)
8. Grand dark space (5:15)
9. Little paths in a great universe
a. Sentiero I (2:01)
b. Sentiero II (1.28)
c. Sentiero III (1:46)
d. Night of the bluebottle Part 1 (1:49)
e. Night of the bluebottle Part 2 (4:09)
f. Walking near the line (4:32)
10. Es sense
a. You in verse is me (3:14)
b. Shaped as points and lines (2:10)
c. Universe is me (0:38)
d. Unreal fall into the point (4:57)
11. Little paths in a great universe
a. Sentiero IV (1:53)
b. Quartetto del piccolo vuoto (2:45)
c. Mindfloating (2:29)
12. Pureline
a. Weir on flow (2:09)
b. Enddne (2:27)
c. In dreams of crystal depths (3:47)

Músicos:
- Fabio Antonelli. Guitarras acústica y eléctrica
- Francesca Bianco. Voz
- Alberto Callegari. Bajo eléctrico
- Fabrizio Deafacqz. Piano clásico, eléctrico, sintetizadores, mellotrón

Músicos adicionales:
- Conrado Beritonazzi. Batería y percusiones
- Carlo Barezzi. Oboe
- Andrea Bassato. Violín
- Nello Zarza. Corno

The Matrix Quartet:
- Paolo Constanzo. Violín
- Gianandrea Guerra. Violín
- Lorenzo Quero. Viola
- Elena Castagnola. Cello
- Mario Carlo Pisani. Arreglos

Hadas:
- Francesca Bianco
- Deborah Saponaro
- Guiulia Serena

Hada adicional:
- Maryana Balanciuk

Gnomos:
- Giuseppe Rosseti
- Francesco Neri
- Alberto Taverna

Voces adicionales:
- Marguerite delle Margherite
- Marina Mole

Tiempo Total: 73:51.

".....pués no lo sé, ya que he oído decir que los que entran al País de las
Hadas ya no pueden regresar. Deben seguir siempre adelante....." (R. Macdonald
Robertson. "Selección de cuentos escocéses").

Estamos ante una verdadera Obra Maestra, una Joya, una Gema del Progresivo
Sinfónico del nuevo siglo, un magistral trabajo de un connotado colectivo de
extraordinarios músicos italianos (quiénes más pueden realizar ésto?), los
cuales con una por demás sobresaliente capacidad creativa nos obsequian una
grandilocuente suite de más de una hora de duración que nos transporta hacia
aquél mítico lugar llamado Magonia, el país de las hadas, aquél fabuloso sitio
del cual ya no regresarás jamás.

La filosofía del grupo Mindflower se basa en la por demás válida intención de
retornar a las bases, al sustento, a la verdadera esencia de las cosas simples,
ahora tan difícil ya que la tecnología es lo importante y desgraciadamente,
queramos o no, marca nuestras vidas.

Basado en las historias de las hadas y duendes del septentrión europeo, el
concepto del grupo es semejante a esas historias, ya que concuerdan en que
existe una realidad más que física, diríamos encantada en nuestro universo;
estos seres, llamados también Elementales por los viejos alquimistas, son los
guías hacia planos existenciales no conocidos, invisibles para nuestras mentes
y ojos cada vez más cerrados; universos paralelos al fin y al cabo.

El concepto de la Obra se refiere a una criatura de luz, la cual viaja del Caos
a la Pureza, en un proceso que conlleva la Trascendencia, un justo premio a la
lucha interior del Ser. Lo que escuchamos es un maravilloso mosaico de música
de cámara, sinfonísmo por demás depurado, con una inteligente manera de manejar
los puentes e interludios, altamente estético, por momentos suave, delicado,
constituyendose  en la forma de una apasionante suite, demandante, absorbente,
demasiado sincera, plena, emotiva, con voces excelsas simples, sin artificios,
humanas (como debe de ser), juegos corales que por instantes pareciesen estar
interpretando alguna tragedia griega. En fin, una portentosa construcción de
armonías y sonoridades propias de insignes músicos itálicos. Músicos en toda la
extensión de la palabra.

Tocante al CD, debemos hacer mención que a pesar de aparecer una lista de
tracks, estos vienen incorporados como una pista continua en la cual no existen
meolodías separadas del contexto global de ésta Gran Obra.

La majestuosidad sonora de ésta incomparable suite inicia con los acordes de un
piano clásico que muestra variaciones hasta llevarnos a una inigualable escala
para dar entrada a la voz de Antonelli, el cual se hace acompañar por los
instrumentos de cuerda, especialmente el cello, regalandonos un puente el cual
se repite a los 3:02, se agrega la flauta dulce y la sección rítmica, dandonos
la  base de lo que será la estructura íntima de la suite, ésta parte se
continúa con las voces de las hadas, junto de un extraordinario acompañamiento
sinfónico en donde sobresalen también las voces de los gnomos, destacandose la
correspondiente de Rosseti, marcado sonido del mellotrón asi como del cello que
se apoyan en la sección rítmica, a los 2:11 de ésta segunda pieza, cambio hacia
un juego arabesco con los violines que se prosigue con los mismos acordes del
track 1 pero mucho más elaborados, bellos y pristínos que dan inicio al track 3
en que la
conjunción de la bella voz del hada adicional Marayana Balanciuk y la guitarra
acústica dan una atmósfera de tranquilidad, dada por la motivación Space-Rock o
si se quiere, ambientación, el 4 track es un esplendoroso manifiesto de
sinfonismo así como de bellas voces, las cuales, a su vez sirven de fondo para
la conjunción melódica, pasando los 1:29, escuchamos a todo el grupo entrando
con su fuerza acompañandose de un fabuloso fondo de cuerdas, se agrega la voz
de Antonelli así como los arpegios de guitarra eléctrica del mismo, en un
momento aparecen las voces de los gnomos y las hadas como si se tratase de una
danza a la luz de la luna, haciendose acompañar de violines y flautas. Una
danza a medianoche en un claro del bosque, el track siguiente inicia con las
voces de las hadas a las que se incorporan los sonidos clásicos del mellotrón,
bajo y cello en un extraordinario movimiento al que se le agrega flauta,
continuandose con el 6 track
el cual parte de los acordes de una guitarra  acústica de fuerte influencia
renacentista, se agrega órgano y a los 1:23, se escucha nuevamente la voz que
se acompaña de un excelente pasaje con piano clásico, para retomar nuevamente
el sonido clásico de la guitarra acústica, el siguiente track continúa con el
trabajo de las cuerdas (cellos) y la nueva presencia de esas hadas con sus
voces agudas y sumamente expresivas asi como las de los gnomos, escuchamos un
excelso fondo sinfónico que nos transporta al track 8, un Space-Rock, con
algunas disonancias, nuevamente las hadas también presentes y nos sorprendemos
ante una especie de torbellino sónico que gradualmente nos conduce a unos
acordes de piano clásico -track 9-, la voz se escucha melancólica con el
acompañamiento vocal de Los Elementales, hay un magnífico cambio a bajo, cello
y flauta, nuevamente transportación a momentos espacio-temporales junto con
sinfonismo que se hace compartir
de un suave murmullo vocal, para nuevamente incurrir en un Space-Rock, track
10, cambio hacia una escala de acordes de piano clásico, ambientación
Space-Rock, juego de contratiempos de la sección rítmica y sostén por parte del
piano, conjunto vocal de hadas así como la voz de Francesca Bianco, en el
siguiente fragmento de la suite, nos encontramos por momentos en una vorágine
sónica realizada por el sintetizador y unos magníficos acordes, bellos en la
escala del piano. Breve momento que nos lleva de la mano hacia el track 12
donde lucen sobremanera los acordes de la guitarra acústica y la voz de
Antonelli, a los 0:50 se deja escuchar un órgano litúrgico que se continúa con
la escala de guitarra inicial, el siguiente track se caracteriza por acordes de
piano acompañados por correspondientes de órgano, en ocasiones se escucha
lejano, en donde se retoma la melodía principal. El track 14 da pauta a la
entrada de una guitarra acústica, de
tendencia melancólica, ambientación Space-Rock, sorprendentemente, se escucha
la rotura de un cristal, seguramente una bola mágica o una barrera que impide
que el ser de luz se desplaze por el Espacio-Tiempo en el track 15 y voz de la
hada que se hace acompañar por el resto del grupo para decir acerca de lo
sucedido, se destacan los acordes del piano así como la interacción conjunta de
bajo y batería, respectivamente. El track 16 es simple y sencillamente una gran
belleza: celestial entrada de la hadas que por momentos semejan lo hecho por
Pink Floyd en 'The Dark Side of The Moon', arpegios de guitarra eléctrica y
órgano. a los 0:54 la voz que semeja mucho a la  de Waters, a los 3:17 regresan
esas voces maravillosas y segundos después la guitarra acústica hace acto de
presencia, para continuarse con el track 17, de un inicio obscuro voz lánguida,
profunda, acompañada por el órgano que preludia la entrada de las cuerdas en
forma
magistral, Beritonazzi hace acto de presencia con la batería manejandola a
contratiempos y utilizando unicamente la tarola y los tom de aire y piso,
discretamente disonante junto con el bajeo de Callegari, el siguiente track nos
depara sonidos de cuerdas al unísono y piano, el cual se continúa así como la
voz, retomando, en parte, los acordes del track 16, a los 1:21, por primera
vez, se escucha el juego rockero y voces distantes, sin embargo, existe un
momento de gran lucidez creativa cuando Los Elementales cantan un pasaje
operístico de los 3:12 a los 3:33, posteriormente continúa las mismas
caracateristicas sonoras, los tracks siguientes, se constituyen en una con
junción de cuerdas -cello, violines, viola-, de corte renacentista así como
sintetizador y mellotrón, también podemos escuchar un rock muy bien
interpretado, en un viaja de increíbles tonalidades y experiencias sonoras.

Sí Fabio Antonelli no logró el reconocimiento que merecía con sus 3 trabajos
anteriores, en éste se constituye en uno de los grandes compositores del
Progresivo Sinfónico actual.

Grandilocuente. Fastuosa. Emotiva. Sincera, y sobre todo, paradojicamente
humana, ésta Obra se debe considerar como uno de los más reveladores y
trascendentales trabajos de índole Progresivo-Sinfonico de muchos años. Sin
lugar a dudas, una de las obras más sobresalientes en éste 2009. Una Obra que
es por demás obligatoria para el interesado en el género.

Por otra parte, intrascendente, si aparece o no en las listas de los mejores
discos para éste 2009.

Simple y sencillamente EXTRAORDINARIO.
ralp58

ralp58

Deseo colaborar para revisiones de discos y/o conciertos en México, tenemos buen auge de conciertos progresivos cada año

Sitio web: www.progresion21.com.mx
Login to post comments