Inicio En Vivo Prog Exhibition Roma 2010
Sábado, 27 de Noviembre de 2010 18:38

Prog Exhibition Roma 2010

por  jajani
Como varios sabéis, el fin de semana pasado estuve en Roma para asistir a un festival llamado PROG EXHIBITION - 1970 ANNIVERSARY 2010 - 40 ANNI DI MUSICA IMMAGINIFICA

Se trataba de celebrar el 40 cumpleaños del RPI (Rock progresivo italiano) con la plana mayor del movimiento y la inclusión de invitados de lujo.

Tras un apacible vuelo hasta Roma, vía Santander, aterrizamos en Ciampino con tan solo una hora para llegar a la primera actuación. No se os ocurra nunca coger un taxi en Ciampino. No es que sean ladrones, es simplemente el sinónimo de mafia o crimen organizado. Por culpa de ellos nos perdimos a los grupos teloneros y pudo ser mucho peor.


PRIMERA JORNADA


THE TRIP

The Trip son el actualidad el mismo trío que disolvió la banda en 1973 más un par de músicos de apoyo más jóvenes que se hacen cargo de guitarra, bajo y voces. El tiempo ha tratado de forma desigual a sus integrantes y ello ha redundado en su diferente protagonismo.

Arvid "Wegg" Andersen está machado y se limita a cantar algunos de los temas.
Joe Vescovi sigue siendo un teclista rápido y agresivo. Su desvencijado órgano suena maltratado con fuertes desajustes de tono que lo hacen irresistible.
Furio Chirico es un chaval que está en plena forma. Rondará los 60 años pero sigue siendo el batería virtuoso, pegador y versátil que lo llevó a ser considerado uno de los mejores en su época.

Los músicos nuevos cumplen bien. Su aportación da un toque más cercano al hard-rock y recuerda a los primeros años de la banda y sus orígenes ingleses.

No creo que mucha gente considere a The Trip uno de los grandes del RPI. Sus composiciones no me parecen del todo redondas. Pero su corto concierto fue contundente, bien interpretado y demostraron el porqué de su selección para tan gran evento. Realmente gustaron.


LE ORME

Un grupo integrado por Tagliapetra, Pagliuca y Tolo Marton y que interpreta los clásicos de Le Orme, no puede si no SER Le Orme... pero bueno, son cosas que pasan...

La sensación de ver reunidos de nuevo a Pagliuca y Tagliapetra se palpaba en el ambiente verdaderamente eléctrico. El amigo Picapiedra sigue estando en estupenda forma y su voz tan especial responde perfectamente. A Pagliuca también se le nota que no ha dejado de tocar en diferentes proyectos (como los conciertos que tiene con David Jackson o sus formaciones de jazz-rock). El concierto fue demasiado corto (o al menos así se nos hizo a los presentes). Claro, la vez que les vimos con anterioridad, en Tiana, tocaron dos horas y media. Pienso que, además de tener un tiempo muy delimitado, tampoco habían tenido oportunidad de preparar mucho más set.

Tocaron principalmente clásicos. Sin duda los highlights, para mí fueron Cemento Armato y el medley de Felona e Sorona. Resulta impresionante ver a Pagliuca interpretar él solito las partes que en formaciones posteriores ejecutan dos teclistas. Quizás faltó algo de equilibrio entre el Orme más acústico y refinado y el más eléctrico y potente, premiando claramente éste segundo. Un ejemplo, no hubo sitar. Además, al tener guitarrista el sonido era algo más acerado. Tolo Marton demostró ser un guitarrista muy mediterranéo y se interpretó un tema suyo compuesto en la época de Smogmagica.

Poco antes del final, fue el momento más emotivo.  Con el público puesto en pie, entraba en escena uno de los ilustres invitados al evento, David Cross. Tagliapetra nos comunicó como sería la colaboración. Ellos interpretaban un tema significativo del invitado y el invitado les acompañaba en un tema de Orme. Este segundo no recuerdo cual era, un tema tranquilo donde el violín se explayó a gusto. Pero nunca creo que olvide el tema relativo a Cross. Y es que no todos los días se puede escuchar Exiles en directo.

A más de uno se le escapó la lagrimita... y es que posiblemente fue el concierto más nostálgico del Festival. Un gran concierto, pero me quedo sin duda con el de Tiana.

Tras el concierto nos sacamos fotos y charlamos con un amable Tagliapetra que también recordaba Tiana como una gran noche.


PFM

Necesitaba un concierto de PFM como éste. Premiata siempre ha sido un grupo que me ha gustado. En ocasiones, incluso mucho. No me resignaba al mediocre concierto que vimos en Tiana, sin fuste, impreciso y con mal sonido... Y menos mal que no me perdí éste.

El grupo sonó como un metrónomo. Mussida estaba pletórico y me gustó mucho la actuación de los miembros "no históricos". Lucio Fabbri estuvo muy bien y Gianluca Tagliavini simplemente espectacular, sobre todo, con el moog.

¿Fue el concierto perfecto? Hombre, para eso comentábamos que era necesario traer el "Loctite": si pegamos a Di Cioccio al taburete la cosa hubiese sido antológica. El grupo se resiente cuando él no toca la batería... y se resiente aún más cuando se dedica a hacer el bobo.

Aún así estamos hablando de un concierto infinitamente mejor que el de Tiana. Con un set muy equilibrado que incluía dos temas magníficos de Stati de Immaginazione. Y es que el grupo está muy rodado y cree en lo que hace. De hecho está rodando por Italia con un set exclusivamente de sus dos últimos discos.

Si el concierto seguía por estos derroteros, que decíos cuando fue presentado Ian Anderson. Sobró un minuto para que el "tulliano" se metiera al público en el bolsillo. Interpretaron juntos Bourrez, My God y La Carosa di Hans. Impresionante la interpretación de los PFM de los temas de Jethro Tull. My God sonó como una apisonadora y Bourrez cobró un carácter entre barroco y medieval lleno de solera y exquisitez. Anderson corría, interpretaba a una pierna y literalmente levantaba al público de sus aisentos. inenarrable.

Su salida del escenario coincidiendo con la interpretación del anodino Maestro de la voce marcó los momentos menos inspirados del concierto, pero en su conjunto fue un broche excepcional para la primera noche.

Una cervecita, saludar a los incombustibles amigos catalanes (a ellos también les jodieron los impresentables taxistas del aeropuerto) y a dormir a las 2:30 AM.



SEGUNDA JORNADA

Esta vez sí pudimos ver a los grupos teloneros. En primer lugar Periferia del Mondo. Uno de los principales exponentes del rock regresivo italiano junto a los grupos del amigo Zuffanti. Personalmente me gustan más que estos últimos. Los veo más creativos. Dieron un corto concierto de 25 minutos bastante interesante. Sonaron bien y convincentes aunque quizás un tanto cohibidos por el acontecimiento. Tuvieron que dejar el escenario cuando mejor estaban sonando.

No conocía a Abash, pero por lo visto no creo que profundice mucho en su música. Una mezcla de etnomusic con progresivo banal. Personalmente es un estilo que no me dice gran cosa... aunque hubo a quien le gusto. El que aprovechó para tomarse una cañita tuvo la suerte de encontrarse entre el bar y los stands a Thijs tocando la flauta. Este hombre es la pera.

Por cierto, los Stands eran prácticamente monográficos de los grupos que actuaban. No había material especialmente sorprendente. Lo más llamativo una preciosa caja en forma de paquete de RRR, y un cd-libro de Tagliapetra. El stand más grande era el de PFM con más de 20 modelos de camiseta diferentes. La camiseta del Festival, realmente fea.


RRR

Raccomandata Ricevuta Ritorno fueron uno de esos (muchos) grupos italianos de la época que solo grabaron un disco. Su disco, Per... un Mondo de Cristallo, de gran calidad, convirtió en grupo de culto su fugaz existencia.

38 años después editan nuevo disco con dos de los miembros originales (voz y guitarra), más el batería de Goblin y otros músicos. En directo es un numerosa troupe de 7 músicos. Personalmente, y a pesar de que su nuevo álbum ha sido muy bien recibido, pienso que las antiguas composiciones tienen más fuste y funcionan mejor. Quizás tan solo sea una apreciación derivada de no conocer los temas nuevos. El cantante Luciano Regoli, conserva buenas facultades, aunque su voz se me hace un tanto chillona por momentos.

El sonido del grupo subió enteros con la aparición del primer invitado: Claudio Simonetti. El teclista y alma mater de Goblin demostró gran maestría y el porqué de una discografía de casi 30 discos.

Y como no, de nuevo se disparó todo cuando saltó a escena el invitado foráneo. Thijs van Leer tiene una gracia especial para caer bien. Actuó sobre todo a la flauta aunque también usó voz y teclados. El punto álgido de su actuación fue House of the King, con el resto del grupo rindiendo a buen nivel.

Un bonito concierto, algo corto, pero suficiente para hacerse idea del buen momento del grupo.


OSANNA

Si se efectuara una ranking en Italia para determinar cuales son los tres mejores grupos de RPI... Osanna sería el cuarto.

Y es que Osanna siempre ha sido una caso especial. De entrada, son del Sur, de Napoles y su música contagia más la alegría que el carácter melancólico o reivindicativo de sus coetáneos del centro y norte de la bota. El actual Osanna, es en realidad un proyecto de su carísmático cantante Lino Vairetti. Ha reclutado un buen puñado de músicos a su alrededor y ha encontrado en David Jackson un aliado natural para su música. Tanto en su último disco, como en los actuales conciertos, se puede hablar más de un co-protagonismo que de un mero invitado.

Tal y como se puede apreciar en el disco "Prog Family", partiendo de los temas más emblemáticos de la discografía del grupo, han creado una especie de suite en la que lo mismo cabe Theme One, que una tarantela o el estribilllo de "Oh sole mio". Y todo ello en un clima de fiesta omnipresente. Para algunos, el resultado es un tanto macarra y efectista. Yo, simplemente, me dejo llevar y me lo paso teta.

El grupo trabaja completamente a bloque con convicción en el resultado. Vairetti dirige el espectáculo con buen vozarrón y muchas tablas. Y Jackson aporta ese toque de fuerza bruta desgañitando sus saxos, o de fina armonía con la flauta. Una potente base rítmica hace el resto. A todos se les ve disfrutar de lo lindo con esta resurrección. Son animales de escenario.

Sí que hubo un autentico invitado sobre el escenario. Gianni Leone, teclista de Il Balleto di Bronzo, es de esas personas que se niegan a envejecer. Ya no son las operaciones de estética o la indumentaria. Su forma de moverse, su vitalidad, sus miradas equívocas, son de un veinteañero y no de un sexagenario. Pero es que también toca como un veinteañero. Es muy virtuoso y le saca chispas al hammond a la vez que lo adorna con gestos exagerados.

Resultaba divertido ver a Jackson rodeado por un lado por Vairetti que con su tripa y maquillaje parece un luchador de pressing-catch venido a menos, y por el otro por el señor Leone con su camiseta trasparente y sus zapatos de tacón. Por una vez, el amigo David, era el menos friky de su barrio.

La fiesta parecía haber llegado a su apogeo, pero todavía nos quedaba el plato fuerte.


BANCO

Siempre he pensado que los discos en directo más recientes de Banco estaban excesivamente producidos. Ahora ya sé que no. Simplemente, es que en escena suenan perfectos. Nítidos, potentes, emotivos, virtuosos… una delicia. Las dos horas de concierto fueron de las de recordar para siempre. Su directo es el máximo compendio de lo que nos puede ofrecer el Rock Progresivo Italiano. Una borrachera de melodía, musicalidad y precisión.

Os habrán llegado rumores de los problemas de voz de Francesco di Giacomo en este concierto. Son ciertos. Pero para mí este concierto no ha hecho sino engrandecer su figura. Quizás sea una sensación que sólo pueda sentir quien ha estado subido a un escenario y conoce en su carne lo que significa desnudarse ante el público. Pero es que lo que nos ofreció el amigo Francesco es algo descomunal. Desde las primeras frases de presentación se vio como súbitamente se presentaban problemas. Su bellísima voz se resentía de una molesta carraspera. Lejos de amilanarse, trató de ganar un poco de tiempo hablando para lanzarse a tumba abierta sobre R.I.P. Su voz se resentía en las partes más suaves, pero no se amilanaba a la hora de proyectar con más energía los momentos más intensos. Era un círculo vicioso. La afonía ganaba la batalla en el habla y el la desafiaba con el grito. Cuanto más forzaba, menos voz quedaba y más esfuerzo ponía en el desafío. Seguro que a día de hoy todavía le dura la afonía y está maldiciendo su suerte. Yo solo puedo decir, ¡gracias Francesco!

El set fue de ensueño. Si no recuerdo mal se tocaron entre otras RIP, Il Ragno, Metamorfosi, Cento Mani Cento Occhi, Il Giardino del Mago, Non mi Rompete,  L’Evoluzione… Todos ellos remozados, en versiones exquisitas llenas de energía y sensibilidad. Sin guiños baratos, con una comunión entre músicos y público únicamente establecida en una música exquisita interpretada a la perfección por sus autores.

Banco han llegado a un estado de plenitud. Tocan por que les gusta, cuando les apetece y como mejor saben hacerlo. Aquí no hablamos de nostalgia. Tienen una serie de temas que son atemporales, saben que los interpretan con convicción y que tienen un público (de edad más variada de la supuesta) que así lo reconoce. Peregrinábamos a Roma en busca de una cuenta pendiente y nos encontramos de frente con un milagro.

Y si milagroso es el estado de gracia de estos músicos, qué decir del invitado. Después de ver a John Wetton arrastrarse por los escenarios en los últimos años, disfrutar de su interpretación en Starless y Non mi Rompete en este concierto fue algo inimaginable. Su voz cálida y desgarrada ha recuperado esplendores de antaño. Si algún día estoy malito quiero el doctor de Wetton. Aquí sí hubo lugar para la añoranza. Ver a Wetton interpretando Starless, con Cross mirando, en Roma… lugar de mi concierto favorito de mi formación favorita de mi grupo favorito, no pudo por menos de hacerme vislumbrar, aunque solo fuese fugazmente lo que pudo ser estar 37 años antes en el mítico Palassport. Reconozco que más de una lágrima rodó por mi mejilla.

Todo el grupo estuvo colosal, pero sería injusto acabar esta crónica sin hacer mención a uno de los más finos bajistas que he tenido la suerte de ver en directo. El trabajo de Ticciano Ricci fue simplemente fantástico. Y se me agotan las palabras para hablar de Vittorio Nocenzi. Seguir su evolución tras los teclados es, simplemente, dar imagen a la Música.


EPÍLOGO

Me quedo con la imagen de los músicos, invitados y locales, siguiendo las evoluciones de sus colegas, sacando fotos y disfrutando como el que más.

Podéis ver fotos del evento de mi amigo Oscar en: http://www.flickr.com/photos/12672366@N04/sets/72157625221786551/

No lo digo por cumplir. En el concierto me acordé principalmente de tres personas. Uno es Roberto Bianucci, un irredento seguidor del crimson del 73 del que me acordé tanto viendo a Cross como a Wetton. Los otros dos me vinieron a la mente en los momentos más excitantes y/o emotivos del concierto y fueron Jorge Pinilla y Ernesto "Mondragón".

1 comentario

  • Enlace comentario Giorgio Murillo Tsijli Miércoles, 08 de Junio de 2011 03:52 Publicado por Giorgio Murillo Tsijli

    Yo también estuve allí y lo disfruté muchísimo pues desde que escuché el progresivo italiano me quedé prendido, su musicalidad, su poesía, su lírica, todo me encanta de esta faceta de la música progresiva. Aparte de poder ver a los históricos que realmente valió la pena y realmente fue fantástico. De mi país solo fuimos 2 que estuvimos presentes y los 2 participamos en un programa de difusión de música progresiva en Costa Rica.

Login to post comments