Inicio Revisiones A-Z M Magma- "Kobaïa" (1970)
Sábado, 06 de Noviembre de 2010 09:17

Magma- "Kobaïa" (1970)

por  Grimble
Valora este disco
(6 votos)
MAGMA - KOBAÏA (1970)






MAGMA – KOBAÏA

Permitidme que empiece esta reseña contándoos como llegué a conocer a Magma. Hace diez años más o menos, en mi último curso de Magisterio tuve un profesor de Geografía fanático del rock progresivo. Un buen día, un compañero me devolvió un cd de John Paul Jones que le había prestado, justo antes de la clase de geografía (concretamente topografía). Entro en el aula, dejo la carpeta encima de la mesa y el cd encima de la carpeta porque no quería guardarlo en medio de la carpeta no se me fuese a romper la caja. Alberto, que así se llama el profesor, pasó por mi lado, se fijó en el disco, lo agarró para echarle un vistazo mientras yo esperaba alguna frase tipo “no quiero esto encima de la mesa” y sin embargo escuché un “¿te gusta el rock progresivo?” que me dejó medio descolocado. Tímidamente respondí que sí y cuando terminó la clase empezamos a charlar largo y tendido forjando una amistad que dura hasta hoy. Empezamos a intercambiar discos y en una de estas, me grabó un compilado que incluía un tema que poco tenía que ver con los “standards” del progresivo. Aquella música llamó mi atención, era “Hhaï”, del directo de mismo nombre, por entonces no sabía nada del Kobaiano ni del Zheul, para mí aquello debía ser un grupo sueco o cercano, vete tu a saber . No es Pontevedra una ciudad que se caracterice por su oferta discográfica, así que no volví a saber más nada de Magma hasta que internet llegó al hogar de manera más o menos definitiva y entonces sí supe del Kobaiano y del Zheul, género o subgénero del cual para mi asombro y gozo Magma era el motor de arranque. Ahora tenía acceso a tiendas on-line pero vaya, los discos eran carillos y tampoco me fiaba mucho de las compras en la red. Bendito mp3, y glorioso M.D.K., primer disco que escuché completo del grupo y que me enganchó. Pasaron los años y los mp3 hasta que ... ¡Sorpresa!... Studio Zünd ¿Una caja con los discos de estudio de Magma? Mmm... Ideal para mí, mi economía sigue sin ser la mejor del mundo... pero ahora me puedo dar algún que otro capricho de vez en cuando.
Y llegamos a la reseña de Kobaïa. Siento el suplicio anterior.

El primer trabajo de Magma fue grabado en abril de 1970 y lanzado a mediados del mismo año. Leyendo las notas de Christian Vander nos queda más que clara su veneración por John Coltrane y de algún modo el nacimiento de Magma es un tributo al legado del saxofonista. No se trataba de hacer una música ligera, algo vacuo, sino algo profundo, que llamara la atención y permaneciese.
Dos cosas llaman la atención a primera vista cuando nos enfrentamos a Kobaïa, el ser un disco doble, siendo el primer trabajo de un grupo; y la utilización de un idioma inventado.
La historia que se cuenta en Kobaïa es fruto de la mente de Christian Vander, quien ve como el sentido del arte se va derrumbando a su alrededor. En la tierra reina el caos a consecuencia de la ineptitud de los líderes para guiarnos a un futuro mejor, en consecuencia decadencia y barbarie, desastres naturales provocados por el desequilibrio entre naturaleza y tecnología. Un punto de partida que mantiene su vigencia hoy en día (tristemente).  Una élite cultural consigue los medios necesarios para abandonar el planeta con la pretensión de colonizar Kobaïa y establecer un orden humano en armonía.


Tierra, esto te concierne,
Tus sistemas atropellan y tus revueltas asesinan: de hecho destruye lo que no comprendes.
Sabemos que también serás destruida.
Nuestra música es para la belleza que quieres ignorar y para el odio de tu evolución maldita.
Entre el espacio y el tiempo, nos espera un planeta, KOBAÏA.
Conocemos  este mundo desde el día que abrimos los ojos, hace millones de años
Qué todos los que se asfixian aquí abajo nos sigan. ¡ Pero qué el hipócrita no espere nada!
¡ Tierra!
No eres más que un olvido.


EL VIAJE

El primer disco se centra en el viaje, cada canción pretende describirnos un tramo de esta odisea:
-   Kobaïa: es la llamada a todos los castigados por las condiciones en la Tierra. Comienza con un tono muy dinámico y de alguna manera alegre o más bien esperanzador, llevando las melodías el saxo y el piano los cuales pretenden evocarnos las normas y esplendor de Kobaïa. El tema es muy jazzero, una guitarra con cierto toque funky nos desvela “los pensamientos agresivos de los emigrantes hacia la tierra”
-   Aïna: Esos pensamientos agresivos se convierten en nostálgicos pero todas las penas desaparecen al partir. Se trata de una canción con un comienzo más solemne, que poco a poco evoluciona hacia terrenos un poco más caóticos, con un marcado acento jazz. Estamos a punto de llegar al planeta Malaria.
-   Malaria: Siguen los reproches hacia la Tierra mientras...
-   Sohïa: ..."La noche cae sobre Malaria. El día se levanta dulcemente, hay que partir". Uno de los temas más evocadores de este primer disco con gran protagonismo de los vientos, que termina con una especie de marcha militar que da paso a...
-   Sckxyss: La nave se enfrenta a una lluvia de meteoritos y los músicos nos lo transmiten a través de un tema dinámico que crea tensión y que remite en cierta manera a las músicas de persecuciones de las series de policías. La nave entra en el hiper-espacio, rumbo a Kobaïa...
-   Auraë: Suena el vacío para que poco a poco vaya creciendo la tensión, lo primero gracias al piano, lo segundo gracias a los motivos rítmico y repeticiones melódicas de la flauta junto a los cánticos... Hemos llegado a Kobaïa.

EL DESCUBRIMIENTO DE KOBAÏA

El segundo disco nos narra la vida en Kobaïa.  Donde se pretende la creación de una sociedad en perfecta armonía entre la naturaleza y la tecnología.

-   Thaud Zaia: Tenemos la primera historia de amor, pero no sabemos exactamente hacia quien esta dirigido ese amos, a una persona, al planeta... Por la épica de la música todo parece indicar que esto último.
-   Naü Ektila: Comienza evocando la naturaleza kobaiana para ir metamorfoseando en el enfrentamiento con esta. La música tiene cierto aire bucólico al comienzo, de hecho los sonidos más jazzeros parecen quedar en un segundo plano en este segundo disco para dejar paso a influencias de música clásica o contemporánea, aunque también hay jazz.
-   Stöah: Kobaïa ha sido descubierta. Comienza el tema con unas voces que parecen dar la alerta. Los kobaianos se reúnen, el piano ejecuta una serie de figuras un tanto inquietantes a medida que se le van sumando percusión y vientos. Habrá que tomar medidas.
-   Müh: Se decide regresar a la Tierra para contar las maravillas de Kobaïa y se invita a quien lo desee a las nuevas tierras... Pero por respuesta tan solo se obtienen amenazas de destrucción. Los kobaianos regresan a su tierra... la Tierra es tan solo un clamor que se apaga.

La idea del idioma kobaïano surge con la idea de hacer las partes vocales más expresivas. Poco a poco a base de improvisaciones de forma espontánea se va creando toda una lengua propia, que incluso nos puede recordar a lo que en su día hizo Tolkien en su obra.

Musicalmente como ya se ha podido apreciar, se bascula entre el jazz y la música clásica (pero no muy clásica) con pinceladas de rock. Vander, en el libreto de Studio Zünd indica que podría definirse la música de Magma a medio camino entre Soft Machine y King Crimson (anécdota: cuando leí esto me quedé  Impresionado pues precisamente había colocado la cajita Studio Zün entre los discos de Soft Machine y los de King Crimson) por la influencia jazz e improvisadora. Pero también se atisban retratos de influencias a la música contemporánea y no sería extraño encontrarnos alguna vez a Christian Vander escuchando obras de la Escuela de Viena... por poner un ejemplo. La estructura conceptual, la instrumentación, la duración de los temas, los numerosos cambios de ritmo, etc... hacen que Magma se integre en ese tronco de la historia de la música que empezaban a desarrollar gente como VDGG, Yes, Pink Floyd o los mencionados Soft Machine y King Crimson. Y de que manera...
...Pocos grupos pueden presumir de un disco de debut tan contundente como este y ya no digamos crear una corriente musical, Magma consiguió ambas cosas por no mencionar la coherencia musical de toda su obra.
En resumen, si te gusta de verdad la música te aconsejo que escuches al menos una vez en la vida a Magma.

En unos días continuamos con la odisea kobaïana, una historia con unos 40 años detrás y sin embargo tan actual....




Formación:

Christian Vander / percusiones, voces
Claude Engel / guitarras, flauta, voces
Francis Moze / bajo, contrabajo
Francois Cahen / pianos
Teddy Lasry / saxofón soprano, primera flauta
Richard Raux / saxofón alto y tenor, flauta
Alain Charlery (Paco) / trompeta, percusión
Klaus Blasquiz / coros




Login to post comments