Inicio Revisiones A-Z G Gentle Giant – Civilian (1980)
Sábado, 06 de Noviembre de 2010 01:29

Gentle Giant – Civilian (1980)

por  Edusenogul
Valora este disco
(3 votos)
Con Civilian llegó el cierre de la discografía oficial en estudio del grupo Gentle Giant, lo que coincide a su vez con la conclusión de la década de los 70 (1979 como año de grabación y 1980 de edición). Y es que, a su manera, en cada álbum el grupo supo simbolizar muy bien el eclecticismo y la evolución llevada a cabo dentro del panorama del rock en los años 70. Denostado por muchos, Civilian supone un paso adelante en la puesta en firme llevada a cabo por las entregas anteriores de la agrupación (The missing piece y Giant for a day, sobre todo este último). Poco queda ya del rastro de su propuesta inicial, aunque sí persisten algunos elementos ya reconocibles y asociados a la peculiar personalidad del grupo, como una indiscutible marca de la casa (caso de la riqueza en las armonías vocales, la teatralidad lírica de Shulman y los contrapuntos instrumentales, muchas veces homogeneizados en bases rítmicas sencillas). Ya no aparecen instrumentos ajenos a la sección principal del rock. Ni violines, ni saxos, ni trompetas, ni vibráfonos. Sólo guitarra, bajo, teclado y batería.

La raíz de Civilian se asemeja mucho al sonido de rock americano, como ya cultivaron en Giant for a day (con un acento más cercano al folk en ocasiones), aunque en este caso hay una presencia más consistente de Minnear y una vertiente más oscura en la composición que le aporta un carácter muy particular (aquí fue decisivo el papel y el enfoque de su productor Lee Abrams “Onward US”, toda una referencia en la industria musical del rock del momento). Las primeras piezas comercializadas del disco fueron la contundente “Convenience (clean and easy)”, aderezada con unas rápidas y futuristas secuencias de sintetizadores; “All through the night”, con un sabor radiofónico accesible y unos riffs muy pegadizos, y “Underground”, que se inicia con el sonido del metro (en el que uno ya evoca las inexpresivas figuras de la portada del disco) y que fluctúa con ritmos ligeramente disco (algo que siempre estuvo presente, de alguna forma, en los juegos rítmicos del grupo). Las tres aparecieron combinadas en diferentes singles de la época.

Uno de los momentos más interesantes del álbum es la balada “Shadows on the street”, la cual aparece conectada de forma muy elegante con la cola de la pieza anterior “All through the night”. En dicha pieza, el peso de Minnear es decisivo, no sólo en los pianos (en una línea muy clásica) sino también en los arreglos vocales, consiguiendo uno de sus registros más expresivos. Asímismo, “Inside out” constituye otro de los puntos fuertes del álbum, un tema que va ganando en tensión dramática a medida que se va desarrollando gracias a unas atmósferas muy minimalistas y a los juegos vocales tan característicos de la banda (que brillan con especial intensidad en el segmento final). La voz de Derek Shulman se adapta con mucha naturalidad a estos nuevos registros, con tintes más modernistas. “Number one” puede ser otro buen ejemplo de la versatilidad y la fuerza de los registros de Shulman. Una de las canciones más rockeras del disco, junto con “All through the night”, y que presenta un muy buen equilibrio entre todos los elementos, además de resolver la pieza con clase y estilo. Resulta ser una de las favoritas de John Weathers, quien se refiere a ella como una de las mejores piezas que ha grabado el grupo (como se refleja en la web www.blazemonger.com). Gentle Giant parece encontrarse muy cómodo en este formato, y es algo que se refleja a lo largo de todo el álbum (recordándome en algunos momentos a pasajes del trabajo debut de Asia).

“I am a camera” comienza de una forma original, a partir de una entrada de compás de 4/4 realizada con sonidos de cámara fotográfica (1, 2, 1234), lo que conecta (en cierta manera) con el gusto del grupo por las secuencias rítmicas elaboradas a partir de sonidos no musicales. El desarrollo posterior del tema, muy alegre y dinámico, me recuerda a Supertramp o al Yes de los 80. La conclusión del álbum, salvando el bonus-track “Heroes no more” rescatado de las sesiones originales (presente en las ediciones del disco en CD), tiene lugar con “It's not imagination”, un tema movidito que me recuerda al cierre de The missing piece, aunque mucho menos efectivo. Como nota curiosa, al final del disco, y tras unos segundos, se puede escuchar la frase That's all there is construida con diferentes momentos aparecidos en el álbum:

I'm your security, that's what they say (de "I am a camera", 1:38).
All through the night" (del estribillo de "All through the night").
Now they're mine no more (de "Heroes no more", 1:29).
Everything is spinning 'round (de "Inside out", 4:27).

En resumen, creo que se trata de una entrega equilibrada y muy acorde con el devenir estilístico del momento. Un trabajo agradable a descubrir y disfrutar que, sin suponer ningún pilar esencial ni novedoso en el panorama musical, supone una entrega fresca y hecha con buen gusto.


01 – Convenience (clean and easy)
02 – All through the night
03 – Shadows on the street
04 – Number one
05 – Underground
06 – I am a camera
07 – Inside out
08 – It's not imagination
09 – Heroes no more (bonus track)

Derek Shulman: vocals
Ray Shulman: bass, acoustic guitar, backing vocals
Kerry Minnear: keyboards, vocals
Gary Green: guitar
John Weathers: drums, backing vocals

Login to post comments

Revisiones - G