Inicio Revisiones A-Z J Jethro Tull - Benefit (1970)
Martes, 02 de Noviembre de 2010 23:20

Jethro Tull - Benefit (1970)

por  Grimble
Valora este disco
(7 votos)
INTRODUCCIÓN:

Benefit es el tercer disco de Jethro Tull, y el primero en añadir el piano de Evans al sonido de la banda, aunque en esos momentos todavía era simplemente un músico de sesión que en teoría solo había contratado el grupo para la grabación del álbum, aunque se acabó quedando como teclista oficial. También fue el último disco para Cornick, ya que después de este disco dejó el grupo.
Comparado con los dos últimos trabajos de la banda, Benefit tiene un sonido mucho más complejo, a veces usa efectos de estudio (la flauta invertida en “With You There to Help Me”, o el piano invertido y la guitarra con la velocidad aumentada en “Play In Time”), canciones de estructuras un poco más interesantes, cada tema contiene mucho más “multilayering” (más capas de instrumentos una encima de la otra en la misma canción) y más variedad en instrumentos en cada canción (si en Stand Up era casi siempre bajo, guitarra, flauta, voz, batería, en Benefit una canción puede contener dos guitarras eléctricas y órgano, otra podría ser piano, guitarra acústica y flauta, etc).
En general, si en Stand Up todavía se conservaba un poco del sonido blues/country de This Was, aquí el sonido es totalmente original y claramente Tulliano, esa exquisita mezcla de folk celta y rock. Otra diferencia de los dos discos anteriores es que en Benefit casi cada canción contiene el piano de John Evans, un instrumento no incluido en esos dos álbumes, y la verdad es que se agradece mucho que sea así, ya que le da un fantástico toque que acaba de completar el sonido del disco.



De izquierda a derecha: Clive Buncker, Glenn Cornick, Martin Barre, Ian Anderson (en esos momentos John Evan no era un miembro oficial del grupo, por eso no aparece en las fotos promocionales hasta 1971, con Aqualung).


Análisis por canciones:


With You There to Help Me:

Benefit empieza con este majestuoso tema, y ya desde el principio el oyente, mientras la flauta y el piano le dan la bienvenida, sabe que lo que está escuchando no se trata del Jethro Tull de antes. Una guitarra rítmica suena por la izquierda, los solos de Barre le atacan por la derecha... la música te envuelve totalmente, y no solamente es gracias al piano de Evans. Se nota que Ian Anderson se plantea la composición de canciones desde un nuevo punto de vista; la música da una sensación diferente a la de Stand Up, y con eso no quiero decir que sea ni mejor ni peor, solo diferente. Tiene más profundidad, se nota que Anderson estaba madurando como músico. En el tema se combinan fragmentos tranquilos de verso/estribillo muy melódicos, con duras batallas de solos entre la flauta y la guitarra. Es, en mi opinión, una de las mejores canciones de Benefit y una perfecta manera de empezar el álbum.

Nothing to Say:

Después de el intenso final de “With You There to Help Me”, esta canción consiste de una tranquila y melancólica melodía de piano y guitarra acústica. Es interesante también el estribillo, ya que de repente el bajo y la guitarra eléctrica  se acompañan el uno al otro en un viaje por una escala musical, que asciende hasta que, el oyente, convencido que eso explotará en un épico estribillo, se da cuenta de que toda esa tensión acumulada simplemente baja hasta abajo de la escala y la vuelve a subir otra vez, sin alcanzar ningún clímax musical, y finalmente vuelve a repetirse el melancólico verso de piano y guitarra acústica. Y, en mi opinión, ese estribillo es genial, no te deja con ganas de más; la simple acumulación de esa tensión es excitante y satisface totalmente al oyente.
La canción acaba con el mismo verso que al principio, pero ahora el piano y la guitarra acústica son acompañados por varios solos de guitarra eléctrica por encima, y una cascada de voces (todas de Ian Anderson) cantando “nothing to say...” una y otra vez hasta que la canción termina con un corto fragmento instrumental.

Alive and Well and Living In:

Otra vez la canción empieza con el piano, esta vez tocando una especial mezcla de jazz y rock melancólico, que termina con una muy alegre melodía de piano y flauta, que precede a un estribillo bastante roquero, pero de melodía triste. La combinación de armonías alegres y tristes en “Alive and Well and Living In” es más difícil de explicar, se debe escuchar para entender.

Son:

“Son” explota con unos duros acordes de guitarra eléctrica con efecto de distorsión y un tono agresivo, ya que Anderson imita a un padre hablándole a su hijo de forma muy autoritaria. Finalmente la guitarra eléctrica va desapareciendo y da paso a un tranquilo verso de guitarra acústica punteada y un tranquilo piano, un fragmento exageradamente diferente del anterior. Pero finalmente, sin avisar, los acordes distorsionados vuelven a aparecer, y acaban con un desmadre de solos de guitarra y piano, que acaban de golpe. Ciertamente, es una canción bastante rara, pero muy original. Añade ese punto de locura Tull al disco, y también un poco de sentido del humor. Y, claro, musicalmente sigue siendo buena, como (en mi opinión), todas las canciones de Benefit.

For Michael Collins, Jeffrey and Me:

Después del extraño final de “Son”, esta acústica canción le da un descanso a las orejas del oyente. “For Michael Collins, Jeffrey and Me” consiste básicamente de un verso de guitarra acústica punteada y un estribillo de guitarra acústica tocando acordes. Suena mucho como si pudiera pertenecer a Stand Up, ya que en ese disco muchas de las canciones contienen mucha guitarra acústica también.
Los acordes son simples pero sigue siendo una canción muy bella, con un verso de tipo country rock, en el que Anderson canta con fuerza. Parece el tipo de estribillo que provocaría que toda la sala se pusiera a cantar al unísono si se tocara en directo.

To Cry You a Song:

En mi opinión, uno de los momentos más interesantes del disco. Dos guitarras eléctricas y el bajo tocan tres melodías diferentes, una encima de la otra, y la combinación es perfecta, genialidad musical. Incluso cuando más tarde tocan acordes, las dos guitarras tocan acordes diferentes que quedan perfectos uno encima del otro. Un ejemplo muy claro de esto es el trozo que aparece justo después del estribillo, justo después de que Anderson cante “Well I’m a glad bird, I’ve got changes to ring”. La canción también presenta muchos trozos instrumentales con solos de Martin Barre, como la mayoría de los temas. Es una canción muy buena, pero tal vez un poco demasiado larga para las pocas variaciones musicales que presenta.

A Time for Everything?:

El verso de “A Time for Everything?” es tranquilo, pero se podría decir que sigue siendo rock, pero mezcla influencias del rock americano de esos años con flauta. Lo interesante de esta canción es el estribillo, ya que es un estribillo sin voz, la melodía principal es tocada por la flauta, y suena como una mezcla de música medieval con el antes mencionado rock.

Inside:

“Inside” es muy agradable, una corta canción que transmite tranquilidad, la banda sonora perfecta para un día soleado vacío de preocupaciones. La verdad es que no se puede decir mucho más de “Inside”, pero no penséis que por eso es peor; a mi personalmente me gusta mucho, es solo que una canción tan sencilla se disfruta escuchando, y no se puede describir porque no hay mucho que describir.     

Play in Time:

Un triunfal riff de flauta abre este tema, un riff que suena como un circo con ganas de venganza desfilando por la calle. El órgano eléctrico que entra con la voz ayuda a mantener esta extraña imagen. La música consigue perfectamente acompañar la letra, ya que en “Play in Time” Anderson se venga de todo el mundo que le ha criticado por abandonar el blues, crítica a la cual él responde con letras que equivalen a decir “no tenéis derecho a decirme qué debo tocar”, y ácidos solos de flauta que dicen lo mismo, pero en lenguaje musical. Melodías de piano con un efecto que las hace sonar del revés añaden a la sensación de burla y locura.


Sossity; You’re a Woman:

Definitivamente otra de las mejores canciones del disco, una épica balada acústica, de complejos punteados a dos guitarras, voz, flauta, órgano y pandereta. Una absolutamente perfecta manera de finalizar el álbum, “Sossity” es una canción melancólica pero sin ser triste, una muestra de la genialidad de Anderson escribiendo canciones a guitarra acústica. Y diría que esa genialidad existe porque al escribir, Anderson no se limita a seguir un solo estilo musical. Combina todas sus inspiraciones musicales (música clásica, folk, música étnica de diferentes países, blues, jazz, rock, etc), e incluso así no se limita a solo esos estilos; escribe cualquier cosa que le parezca buena, aunque no se pueda definir con etiquetas. Dos años más tarde eso lo comprobaremos, en Thick as a Brick, que realmente demuestra lo elástico que puede ser como compositor.





BONUS TRACKS


Singing All Day:

Una vuelta al sonido jazz/blues, este tema se basa sobre un riff de bajo, sobre el cual, a medida que avanza la canción, se le añaden otros instrumentos encima, hasta que Anderson deja de cantar y entra la flauta, tocando una melodía de puro jazz. Luego vuelve a empezar el proceso de añadir nuevas partes al riff de bajo, hasta que finalmente, la flauta y el riff se combinan para crear un buenísimo fragmento final de ritmo sincopado y sonido jazz.

Witch’s Promise:

Una genial canción acústica de esas que Anderson es tan bueno escribiendo. “Witch’s promise” es puro folk, una canción que instantáneamente hace que el oyente se imagine bosques verdes, ríos cristalinos fluyendo, y a Ian Anderson tocando su flauta sobre una sola pierna, encima de unas hojas caídas. Un fantástico tema, en mi opinión, y por eso me alegro mucho de que lo hayan incluido como “bonus track”.

Just Trying to Be:

“Just Trying to Be” es muy, muy corta (1:37), pero incluso así consigue ser muy buena, otra de esas canciones agradables de escuchar, de tono alegre. Otra cosa que vale la pena comentar es que aquí se usa un carillón, y su sonido junto al de la guitarra acústica queda genial.

Teacher:

Una canción de puro rock ‘n’ roll de los 70, pero con el mágico toque de la flauta, aunque no juega un papel tan importante en esta canción como la guitarra eléctrica y el piano. “Teacher” es una buenísima canción de rock, muy diferente de todas las otras canciones del disco, suena como rock americano, pero se nota claramente el toque inglés del grupo, especialmente en el acento de Anderson, claro. Otra buena canción que me alegro que incluyeran como “bonus track”.


CONCLUSIÓN:


Para acabar esta reseña, debo decir que, aunque yo no haya oído demasiados discos de Jethro Tull (solo los cinco primeros, y “Songs From the Wood”), creo que Benefit es un álbum importante ya que, creo, marca el inicio del sonido Tull “completo”. En mi opinión Stand Up también es un fantástico disco de puro Jethro Tull, e incluso podríamos decir que This Was presenta algunas canciones que suenan mucho como lo que el grupo sería más tarde, pero en Benefit, con la inclusión del piano, Jethro Tull se acaba de completar, y empieza el sonido Tull que, aunque a lo largo de los años irá evolucionando, se mantiene en la base de todos los discos posteriores. Podría decir que es uno de los discos esenciales del Tull de la primera época, pero la verdad es que el grupo produjo una cadena de “discazos” durante esos años, y escoger uno sería difícil. Sí puedo decir, pero, que al encontrarse justo al lado de un éxito comercial como Aqualung, parece como si Benefit hubiera sido olvidado, y creo que realmente es un trabajo que debe ser escuchado.

1.   "With You There To Help Me" – 6:15
2.   "Nothing To Say" – 5:10
3.   "Alive and Well and Living In" – 2:43
4.   "Son" – 2:48
5.   "For Michael Collins, Jeffrey And Me" – 3:47
6.   "To Cry You A Song" – 6:09
7.   "A Time For Everything?" – 2:42
8.   "Inside" – 3:38
9.   "Play In Time" – 3:44
10.   "Sossity; You're A Woman" – 4:31

Bonus tracks (solo en CD versión remasterizada en 2001):

11.   "Singing All Day" - 3:07
12.   "Witch's Promise" - 3:52
13.   "Just Trying To Be" - 1:37
14.   "Teacher" - 3:49

INTEGRANTES:

Ian Anderson: Voces, flauta y guitarra
Martin Barre: Guitarra eléctrica
Clive Bunker: Batería
Glenn Cornick: Bajo
David Palmer: Arreglos orquestales (no es un miembro del grupo en sí, más bien un ayudante en el estudio y la producción)   
John Evan: Piano y órgano

1 comentario

  • Enlace comentario Ultravox Martes, 22 de Enero de 2013 12:23 Publicado por Ultravox

    Lo considero un disco de transición. Bueno a secas.

Login to post comments

Revisiones - J