Inicio Revisiones A-Z Y YES- "Drama" (1980)
Martes, 02 de Noviembre de 2010 11:59

YES- "Drama" (1980)

por  icrp1961
Valora este disco
(147 votos)
Yes – Drama

1 – Machine Messiah
2 – White Car
3 – Does it Really Happen?
4 – Into the Lens
5 – Run Through the Light
6 – Tempus Fugit
Escrito, producido y arreglado por Yes. Bases producidas por Eddie Offord.
Publicado por el sello Atlantic el 18 de agosto de 1980.

Trevor Horn: voz y bajo (“Run Through the Light”)
Steve Howe: guitarras y voces
Geoff Downess: teclados y vocoder
Chris Squire: bajo, voces y piano (“Run Through the Light”)
Alan White: percusión y voces

La segunda edición remasterizada –la más reciente- incluye 10 temas adicionales.
7 – Into the Lens (I Am a Camera) (versión para disco sencillo)
8 – Run Through the Light (versión para disco sencillo)
9 – Have We Really Got to Go Through This
10 – Song No. 4 (Satellite)
11 – Tempus Fugit (tracking session)
12 – White Car (tracking session)
13 – Dancing Through the Light
14 – Golden Age
15 – In the Tower
16 – Friend of a Friend

En los temas 9 y 10 aparece el trío formado por Steve Howe, Chris Squire y Alan White. Los temas 13 a 16 fueron grabados por la formación clásica de Yes.

Mucho se ha hablado de este álbum en el foro ya. Siguiendo la senda de
--->
El Drama de Yes
, se puede ver lo que se piensa sobre este álbum y los subsiguientes. Como ya podréis adivinar mi opinión es positiva, pero antes de entrar en materia hagamos un poco de historia personal.
Tormato fue el último disco de Yes que escuché cuando salió. Me decepcionó tanto que el siguiente disco que adquirí (y por tanto escuché) en el momento de su publicación fue Keys to Ascension. Es decir, cuando Drama se publicó yo ya estaba desenganchado, empezaba mi época universitaria y yo ya estaba metido en el jazz y en el sello ECM. Supe de los cambios de personal del grupo y algo vi en la televisión alguna vez, incluida la nueva versión de “I Am a Camera” del segundo y último disco de The Buggles.
Fue en 1992, después de que la adquisición de la caja Frame by Frame de King Crimson, provocara en mí un renacimiento de mis intereses progresivos cuando adquirí la caja Yesyears y empecé a conseguir los discos que no tenía del grupo, por orden, del más antiguo al más actual. Llegué a Drama –disco que he comprado dos veces, en sucesivas remasterizaciones– y me daban ganas de darme de bofetadas por ser tan estúpido por haber dejado pasar 12 años más o menos hasta escuchar este álbum. De hecho es el disco de Yes más “moderno” del grupo que me gusta por completo y del que disfruto plenamente. Nada de lo que vino después me ha satisfecho como Drama.
Hagamos un poco de historia previa. Por las razones que fuesen Anderson y Wakerman andaban excluidos en aquél momento de la dinámica del grupo. El power trío restante se puso a trabajar grabando una serie de maquetas, parte de las cuales conocemos por grabaciones no oficiales y dos de ellas aparecen aquí como bonus tracks. The Buggles y Yes compartían manager. La historia tal y como ha sido contada es que los primeros habían escrito una canción (“We Can Fly From Here”) pensando en los segundos, fueron a llevársela al grupo y de repente se encontraron siendo parte de éste. Bien, repito que el manager era común y que Yes tenía compromisos que cumplir (disco y gira –esto es como la antítesis del arte, crear por compromiso–) y yo creo que este encuentro fue propiciado, sino dirigido. Hay material no oficial que documenta lo que aportaron The Buggles a las maquetas del trío, sobreimponiendo teclados y líneas vocales. Finalmente compusieron y grabaron el disco, con ayuda de Eddie Offord y portada –hermosa– de Roger Dean.
Finalmente deseché la idea de hacer una revisión “técnica”, ya que eso lo pueden hacer mejor otros. Mi última escucha del disco fue estrictamente para disfrutar no para analizar –como las anteriores–.
Drama se abre con “Machine Messiah”, su pieza más larga al superar los diez minutos de duración y quizá la más compleja de todas al contar con tres partes. Tras un inicio bastante contundente la voz aparece pasado el minuto y medio de una forma que va a ser característica de esta época, con Horn muy arropado por los demás, sobre todo por Chris Squire. Toda la pieza, con su variedad de ambientes, está dominada por Howe como solista, ya que Downess parece más ocupado en rellenar con detalles y dibujos que intentar competir como solista. Largo y dinámico, no hay mejor forma para empezar un álbum compuesto por estos seis temas.
Sigue “White Car”, el tema más breve de Drama ya que no llega a los dos minutos, pero que es como un pequeño milagro. Dividido en dos fases, un pasaje instrumental precede a una pequeña sección vocal. Todo ello hecho con mucho gusto. En mi opinión hubiera interesado seguir por esa línea de trabajo, ya que en directo la pieza se usó como introducción al solo de teclado de Downess. En el álbum tiene un papel como el de “The Clap” en The Yes Album, servir de engarce entre los temas principales del disco. Si a algún disco se parece Drama es a The Yes Album, su estructura es muy similar.
La cara A del disco terminaba con otra de sus canciones mayores del álbum, “Does it Really Happen?”, canción que se convirtió en pieza de apertura de los recitales, la sucesora de “Siberian Khatru”, “Sound Chaser” o “Parallels”. No le faltan virtudes para ello, tiene un dinamismo, un “drive” terrible con unos riffs desde el bajo, que son pura esencia yessiana. La coda final, sobre la cual Squire construye un solo de bajo es algo memorable. Es de las cosas que uno no quiere que acaben nunca.
La segunda cara del vinilo empezaba con otra de sus piezas memorables y más largas, “Into the Lens”. Su inicio es abolerado y es otro recital de formas yessianas –al fin y al cabo, Howe y Squire se habían propuesto hacer un disco que recapitulase la música de Yes–, pero es el tema donde yo veo más aroma Buggles en todo Drama. No es de extrañar que una versión “deconstruida” del tema fuera grabada por The Buggles, después.
Le sigue el tema más peculiar del álbum y el único que, parece ser, no se tocó en directo de todo Drama, “Run Through the Light”. Es una pieza con historia, ya que se remonta la menos a las sesiones del álbum perdido de 1979, como atestigua el bonus track “Dancing Through the Light”. Es uno de los pocos temas de Yes en los que estando presente Chris Squire, otro músico toca el bajo. Tras una primera parte vocal el grupo se mete en un pequeño desarrollo instrumental.
El disco termina con otra de sus piezas mayores, “Tempus Fugit”, de nuevo una  canción dinámica y atractiva, que es de lo poco de Drama que ha sido citado por versiones posteriores del grupo en directo, como parte de “Whitefish” en el 9012-Live, por ejemplo. Una buena manera de cerrar un disco algo corto de duración, ya que no llega a los 40 minutos, creo recordar.


...

Los bonus tracks comprenden temas más o menos interesantes y algunas curiosidades. Yo no hubiera incluido los temas con la formación clásica del grupo aquí, sino como bonus tracks de Tormato, haciendo un disco adicional entre estas sesiones de Paris y los propios bonus tracks de aquél disco. Su presencia en la edición de Drama, salvo por “Dancing Through the Light”, desvirtúa la “unidad de sonido” de la formación que grabó este álbum.
El texto que acompaña este remaster alaba el álbum –no es de extrañar–, pero es contundente al afirmar que en directo este grupo no era Yes. Un poco duro ¿no?, pero no exento de algo de fundamento, como comentaré a continuación. Yes pudo grabar un disco excelente después de la ausencia de Jon Anderson, algo que es capaz de provocar prejuicios a priori, a veces invencibles a la hora de escuchar este trabajo. Lo cual es injusto, porque Drama es un buen álbum, incluso trepidante, y demuestra una envidiable capacidad de superación. Pero los grupos no sólo graban discos, también actúan ante un público. Y Yes contaba ya con un repertorio muy amplio ligado a la voz y el carisma de Jon Anderson.
Veamos el repertorio del recital dado en Hartford el 1º de septiembre de 1980.
1 – Introducción (de la Young Persons’ Guide to the Orchestra de Benjamin Britten)
2 – Does it Really Happen?
3 – Yours is No disgrace
4 – Into the Lens
5 – The Clap
6 – And You and I
7 – Go Through This
8 – White Car / Solo de Geoff Downess
9 – Parallels
10 – We can Fly From Here.
11 – Tempus Fugit
12 – Amazing Grace / Whitefish
13 – Machine Messiah
14 – Starship Trooper
15 – Roundabout

Como puede verse, cinco de los seis temas del Drama, tres de The Yes Album, junto a “And You and I”, “Parallels” y “Roundabout” y el solo de Squire y White. Hay dos piezas más que no aparecen en Drama, “Go Through This” y “We can Fly From Here”, que quizá no fueron incluidas en el disco porque, en mi opinión, son inferiores a las piezas que lo componen. Pero es que hacía falta más material cantado por Horn y compuesto para él. Por un motivo obvio, a Trevor Horn le costaba mucho llegar a la tesitura de Anderson, se notaba que estaba al límite de su voz, se le oía cantar forzado y cómo le costaba mucho llegar donde Anderson. Y a veces no llegaba –“Parallels” es especialmente insufrible–, pero allí estaba al quite Chris Squire, que le ayudó mucho. Incluso pueden escucharse problemas de afinación con los temas de Drama según avanzaba el recital. Mi conclusión es que esta gira debió ser un terrible suplicio para Horn y una situación muy incómoda para los demás. Instrumentalmente Yes tocó de forma maravillosa, pero por ejemplo, en “Wurm”, en lugar de la excitante “batalla” entre Wakeman y Howe de la gira del Tormato, sólo Howe se explayó tocando a placer su solo de guitarra. Eso me deja con la duda, ¿Downess no quiso, no se atrevió o es que simplemente no pudo competir con la sombra de Wakeman?
“Parallels” no se tocó en todos los temas y en el segmento final de la gira el segundo bis era una versión a capella de “White Car”.
Acabada la gira, en la casa de Howe se discutió la situación del grupo y quedó claro que Trevor Horn quería dedicarse a la producción; y que Squire y White querían seguir tocando juntos, pero fuera del contexto de Yes. Al final solo Howe y Downess hubieran querido seguir, pero ante un grupo tan desestructurado, y con la necesidad de sustituir a tres de sus miembros, se dejó morir Yes.
Sólo me resta decir que recomiendo este disco a todos los que no hayan querido escucharlo por el tema de la ausencia de Jon Anderson. También recomiendo que se le juzgue por sus propios méritos. Yo lo veo como el último gran disco de Yes.
Carlos Romeo.

2 comentarios

  • Enlace comentario Ultravox Domingo, 20 de Enero de 2013 23:00 Publicado por Ultravox

    Buen disco pese a la ausencia de Jon Anderson y de Rick Wakeman. ¿Tiene algo que envidiar "Machine Messiah" a los grandes temas de Yes? Yo diría que no.

  • Enlace comentario Pantagruel Jueves, 17 de Febrero de 2011 15:30 Publicado por Pantagruel

    es curioso que este disco parece ser uno de los que mejor han envejecido. a más de 20 años de su publicación sigue sonando fresco.

Login to post comments