Inicio Revisiones A-Z Y YES- "Yes" (1969)
Martes, 02 de Noviembre de 2010 10:23

YES- "Yes" (1969)

por  icrp1961
Valora este disco
(7 votos)
...
Portada inglesa                                                                                                                 Portada americana



Yes – Yes
(Revisión realizada por Carlos Romeo)


1 – Beyond and before (Squire, Bailey)
2 – I See You (McGuinn, Crosby)
3 – Yesterday and Today (Anderson)
4 – Looking Around (Anderson, Squire)
5 – Harold Land (Anderson, Squire, Bruford)
6 – Every Little Thing (Lennon, McCartney)
7 – Sweetness (Anderson, Squire, Bailey)
8 – Survival (Anderson)
Producido por Paul Clay y Yes; grabado en la primavera de 1969; y publicado por el sello Atlantic el 25 de julio de 1969.

Jon Anderson: voz y percusión ocasional.
Peter Banks: guitarras y voces.
Tony Kaye: órgano y piano.
Chris Squire: bajo y voces.
Bill Bruford: batería y vibráfono.

La segunda edición remasterizada –la más reciente- incluye seis temas adicionales.
9 – Everydays (Stills) (versión para disco sencillo)
10 – Dear Father (Anderson, Squire) (versión temprana 2#)
11 – Something’s Coming (Bernstein, Sondheim)
12 – Everydays (Stills) (versión temprana)
13 – Dear Father (Anderson, Squire) (versión temprana 1#)
14 – Something’s Coming (Bernstein, Sondheim) (versión temprana)

Mucho nos gustará Yes, supongo, pero resulta que los dos primeros discos del grupo son grabaciones ninguneadas. Creo que muchas personas comparten la opinión del propio Steve Howe, que Yes empieza y acaba con su presencia (o ausencia) en el grupo. Pero esto es injusto. Toda obra tiene un principio y la larga andadura de Yes empieza aquí, en los años sesenta, con dos discos que son mucho más maduros e interesantes que las primeras grabaciones de Genesis, o el disco de Giles,Giles & Fripp. Elepés que preceden en el tiempo al primer larga duración de Yes.
Es sorprendente que el grueso del repertorio inicial del grupo quedase relegado a la grabación de su segundo álbum; mientras que, con un par de excepciones este primer elepé se compone de material mas “reciente”.
Del pasado inmediato de sus miembros quedaban ecos de The Syn pero sobre todo de Mabel Greer’s Toyshop, el grupo inmediatamente anterior a Yes donde Chris Squire y Peter Banks coincidieron con el guitarrista Clive Bailey. Éste último está presente aquí en los créditos de dos canciones, “Beyond and Before” –que abre el álbum– y “Sweetness” –que fue disco sencillo–.
Yes ya era un grupo estable después de aproximadamente un año de trabajo tocando en todos los sitios imaginables, abriéndose camino, actuando en el Marquee y llamando la atención de las compañías discográficas. Tocaron en la despedida de Cream, lo cual en cierta forma es simbólico. Un grupo que empujó hasta los límites el rock en los sesenta le cede el testigo a otro que hará lo mismo en los setenta.
Un dato poco conocido es que, aunque Bill Bruford estuvo allí desde el principio, se produjo una rotación de baterías hasta que se quedó él definitivamente, ocupándose de las cuentas del grupo. Fue sustituido por enfermedad en una ocasión por Ian Wallace y a éste se le ofreció el puesto, que declinó a favor de Bruford.
En unas declaraciones recientes dadas por Peter Banks, se llegó a la grabación de éste, su primer álbum, después de una sesión infructuosa para la Decca, sesión de cuyo contenido y paradero nadie parece tener noticia. El guitarrista también informó sobre el desencuentro entre el productor –que fue impuesto– y el grupo. Paul Clay no creía en Yes y desde mi punto de vista la obra podría haberse construido desde otra perspectiva.


...
Peter Banks, Bill Bruford, Jon Anderson, Chris Squire, y Tony Kaye


Pasemos ahora a comentar el disco.

Muchos elementos del Yes clásico ya están presentes aquí. La voz de Anderson, que ya está madura, el papel protagonista del bajo eléctrico, la poderosa batería de Bruford –según Banks daba miedo verle los muslos mientras tocaba–, las armonías vocales, la guitarra multiestilística y el uso del órgano Hammond, cuya presencia es una característica esencial en el sonido de Yes, como bien entendió Rick Wakeman algunos años después.
Yes se abre con “Beyond and Before”. Aunque no es la pieza que más me guste del disco, creo que puedo entender porqué lo inicia. Una salva del bajo eléctrico de Squire, precede a unas armonías vocales, a las que sigue una breve sección instrumental antes de la canción propiamente dicha; que se desarrolla a través de diversos episodios. Es un tiempo medio y yo, de haber sido productor hubiera empezado con algo más animado o alegre.
Sigue “I See You”, la primera de las dos versiones que aparecen en el álbum, en este caso de The Byrds. En directo era una pieza que se convertía en el vehículo para un largo sólo de guitarra de Banks, muchas veces sólo apoyado por la batería de Bruford. Si se tocaba, a continuación venía el sólo de Squire, usando una versión de los Rascals. En estudio “I  See You” es más comedida, pero sí contiene un solo de guitarra apoyado por un Bruford jazzístico.
Prosigue el álbum con “Yesterday and Today”, la primera composición de Anderson en el mismo. Una balada delicada, muy bonita, de la que poco más puedo decir.
La cara A del disco terminaba con “Looking Around” una canción animada y alegre, con la que yo hubiera empezado el álbum. Tiene armonías vocales y un Hammond contagioso. De alguna manera puede verse aquí, en esta canción compuesta por Anderson y Squire, el entusiasmo que debieron sentir el uno por el otro cuando se conocieron en aquél local del Soho, La Chasse, y empezaron a escribir canciones juntos. Esa gozosa intimidad creativa que sólo conocen los que han escrito canciones a medias.

La segunda cara del vinilo empezaba con “Harold Land”, una canción antimilitarista, con algunos pasajes instrumentales y secciones diferenciadas que apuntan al futuro progresivo del grupo. Es también la primera vez que el nombre de Bruford aparece en al firma de una tema de Yes. Harold Land es el nombre de un músico de jazz, sugerido por Bruford, pero que nada tiene que ver con el personaje homónimo que protagoniza la canción. En la letra hay un verso con una referencia al título de un libro de Robert Greaves, Goodbye to all that.
Le sigue la segunda versión de Yes, “Every Little Thing”. Una pieza de The Beatles sometida a un proceso de deconstrucción y reconstrucción hasta dejarla casi irreconocible. Una manera de trabajar a la que no eran ajenos grupos como Deep Purple en la misma época. El arreglo es muy “progresivo” y es un ejemplo del modus operandi de la banda en el futuro con sus propios temas.
“Sweetness”, una balada, fue escogida como cara A del disco sencillo. No me parece que fuese una decisión acertada, ya que hay en el álbum canciones más impactantes, y mejores.
El disco termina con “Survival”, que a mi juicio muestra un poco por donde van a ir los tiros en el futuro. Con desarrollos y partes diferenciadas, mucho más elaborada que otras canciones de la misma época. Es posiblemente la pieza que más me guste del primer álbum del grupo. Una de las primeras gemas de Jon Anderson como autor en solitario.
Sorprendentemente la segunda reedición remaster incluye dos tandas con los mismos tres temas, de los que dos de ellos forman parte del “universo sonoro” del siguiente álbum del grupo (“Everydays” y “Dear Father”); ya sean versiones para sencillos o maquetas. Lo más interesante son las maquetas, claro. Además, está la versión de “Something’s Coming” que procede de las sesiones del primer álbum y que fue usada en discos sencillos, apareciendo por primera vez en disco compacto en la caja YesYears, siendo la canción que abría con gran efecto aquella magna antología. Es una pieza excelente que anticipa todo lo bueno que sería el grupo. Inexplicablemente para mí, quedó fuera del elepé.
Creo que los miembros de Yes podían sentirse razonablemente contentos. Su objetivo era construir un grupo donde la parte vocal e instrumental fuera igual de “fuerte”. Está claro que en su primer larga duración ese objetivo empezaba a cumplirse. De hecho, parece ser que aunque no estaban contentos con la producción y las modestas ventas del disco, sí se sentían bastante pagados de si mismos, de lo logrado por ellos. Esto fue así hasta que apareció en escena King Crimson, en aquella misma primavera de 1969. Tanto Peter Banks como Bill Bruford fueron testigos de algunos de esos primeros conciertos. En la mente de los principales “instigadores” e ideólogos de Yes, Chris Squire y Jon Anderson, quedó claro que había que ser más ambiciosos, después de conocer aquello. Pero esa es otra historia.
Debo decir que recomiendo al menos la escucha de estas primeras grabaciones de Yes a todos los que no hayan querido escucharlas por la ausencia de Steve Howe. No están exentas de mérito o de un cierto encanto.
Carlos Romeo.

1 comentario

  • Enlace comentario Ultravox Martes, 22 de Enero de 2013 01:54 Publicado por Ultravox

    El primer disco de Yes es bastante interesante. Se puede ver a unos Yes aún un poco inmaduros, tocando temas más sencillos de los que les darían posteriormente la fama. Yo de este disco destacaría el tema "Survival".
    Como muy bien dice el autor de la revisión, la etapa de Steve Howe en el grupo es la mejor, pero no la única.

Login to post comments