Inicio Revisiones A-Z G Genesis - ... And then there were three" (1978)
Domingo, 24 de Octubre de 2010 15:45

Genesis - ... And then there were three" (1978)

por  Edu Senogul
Valora este disco
(31 votos)
01 - Down and out (05:26)
02 - Undertow (04:46)
03 - Ballad of big (04:50)
04 - Snowbound (04:30)
05 - Burning rope (07:07)
06 - Deep in the motherlode (05:14)
07 - Many too many (03:31)
08 - Scenes from a night's dream (03:29)
09 - Say it's alright Joe (04:20)
10 - The lady lies (06:07)
11 - Follow you follow me (03:58)


- TONY BANKS: keyboards
- PHILIP COLLINS: drums, voices
- MIKE RUTHERFORD: guitars, basses


En un año como 1978 pocos grupos apostaban abiertamente por cultivar un estilo y una estética que había tenido su desarrollo y culmen años atrás, como lo era el rock progresivo sinfónico. Otros estilos, timbres y ritmos se mezclaban en el panorama musical (new wave, funk, reggae...), y los intereses del mercado discográfico iban por otros derroteros. Si en su día muchos artistas buscaban darle ese toque "avanzado" a su producto, sello de calidad y, porqué no decirlo, acorde con lo que entonces se podía ganar al público más intelectual, a medida que fue pasando el tiempo y los gustos e intereses fueron cambiando, se fueron rehuyendo todo tipo de atisbos que sonase a "propuesta antigua", ya que ello suponía que el grupo no encontraba su lugar en el mercado. Muchos grupos que fueron naciendo durante esos años (mediados de los 70's) fueron aglutinando estas tendencias que estaban en su momento de plenitud y comienzo de decaimiento junto con otras que se estaban poniendo de moda. Era el nacimiento del AOR (Adult Oriented Rock), "etiqueta" mercantilística que se le colgó a una serie de grupos que enlazaban directamente con este público, presentando en un formato más "light" y comercial algunos visos camuflados de corrientes que en su versión más pura no interesaban al mercado, pero que sí en esta especie de pastiche con un perfil de consumidores muy concreto. Hubo grupos y discos asociados a este término muy interesantes, al igual que otros más vacíos (como pasa en todos los estilos). Particularmente, a mí me gusta mucho el primer álbum homónimo de Toto, muy fresco e inspirado, con muchas influencias y curiosamente también del mismo año que nos ocupa: 1978.

No me gustaría caer en el tópico de que "éste es un disco de transición" (que lo es, aunque en general siempre hay una transición), sino que más bien voy a decir que dentro de la discografía del grupo tiene una importancia simbólica, al ser el primero en formato trío. Tras The lamb..., último trabajo en quinteto, y A trick..., primero como cuarteto, el grupo fue muy cuestionado por razones obvias: habían alcanzado una cima, a nivel casi diríamos de espectáculo a tres niveles: musical, visual y textual, y de repente el grupo se ve truncado por la marcha de su cabeza más visible. Sin embargo, el cuarteto restante no abandona y reflota su propuesta por otros caminos, sobre todo musicales, que siguen dando buenos frutos. Esto desconcierta a la crítica, que a pesar de que el estilo había cambiado significativamente seguía teniendo mucha calidad. Esta etapa sólo duró dos álbumes, para después establecerse como trío, etapa más mediatizada del grupo y que mayores riquezas económicas les aportó, ligadas al desarrollo y gran éxito en solitario de la carrera de Phil Collins. Mucha gente generaliza el Genesis trío haciéndolo extensible a los discos de Phil Collins en solitario. Yo discrepo totalmente, ya que eso sería reducir el papel musical del grupo a Collins, precisamente cuando creo que es en esta época cuando se reafirma el sonido Banks y el sonido Rutherford. Que no se me entienda mal, no me estoy refiriendo a que sean sus mejores momentos ni mucho menos, sino que, a fuerza de ser menos (y perder esa suma de factores que eran realmente el GRUPO Genesis) y contar con la voz de Collins (elemento común, lógicamente, con los discos en solitario de este último), la presencia de Banks y Rutherford destacan sobre todo para la identificación del sonido Genesis. Y es que para mí un disco de Genesis de trío siempre sonará diferente a uno de Collins en solitario y no porque sea mejor o peor, sino porque se hacen reconocibles las progresiones armónicas y texturales de Banks, o el tipo de ritmos y acordes guitarrísticos de Rutherford.

Y ahora centrándonos en el disco que nos ocupa. Personalmente no es mi favorito de la etapa trío (lo es Duke), aunque sí puede que sea el siguiente. Creo que el sonido global del álbum es bastante bueno, aunque quizás el contenido falle más que el continente. Para mi gusto el repertorio tiene muy buenos momentos junto a otros menos inspirados, y alguno que creo que podría haber dado algo más de sí. En ese sentido me recuerda algo al Missing Piece de Gentle Giant (también de fechas similares), en donde el sonido todavía tenía una producción cercana a esos discos de progresivo de mediados de los 70's, con alguna estructura algo más compleja aunque muchos de los temas eran menores, aunque algunos aún muy interesantes. ... And then there were three alterna algunas piezas hereditarias del legado de los discos en cuarteto, con más importancia del factor instrumental y una estructura más compleja (sobre todo "Down and out" o la más densa "Burning rope", junto con otras más sencillas y de corte baladístico, como "Many too many" o sobre todo "Follow you, follow me", uno de sus grandes hits y primeros visos de alta comercialidad (tras las expectativas de "I know what I like" en 1973 y posteriormente "Your own special way" en 1976).


El álbum se inicia con "Down and out" (Collins/Banks/Rutherford), una pieza contundente con ritmos muy complejos (en donde los acentos de la batería están ligeramente desplazados, siendo difícil ubicar el ritmo) y en donde se mantiene la oscuridad vocal con gotas teatrales de Collins, el entramado armónico de Banks y algunas partes instrumentales bastante interesantes. El final es ligeramente reminiscente de las frases guitarrísticas de Hackett con un cambio armónico muy interesante.

"Undertow" (Banks) es una pieza melancólica que recuerda algo a momentos más introspectivos de "One for the vine" (de Wind & wuthering) o preludiando a algunos pasajes de Duke, con un estribillo sustentado por un potente colchón armónico con fuerza dramática. El tema me gusta, aunque creo que es bastante lineal en estructura. "Ballad of Big" (Collins/Banks/Rutherford) supone una pieza que alterna una parte más rockera a 4 pulsos (con la batería marcando el golpe en parte débil, lo que nos da una idea de desplazamiento de acento) y otra a 2 con un mayor trabajo armónico, tanto en los teclados como en las voces. "Snowbound" (Rutherford) es muy similar a "Undertow", una especie de primera sección de "Ripples" (de A trick of the tail) con una bonita y penetrante melodía, con una base estructural sencilla (estrofa-estribillo). El trabajo en la estrofa a veces me recuerda a pasajes pasados de Genesis más etéreos.

"Burning rope" (Banks) es quizás el nexo de unión más claro con el Genesis cuarteto. Además de ser el tema más largo del disco, presenta un mayor nivel de ambición en la música y en la estructura. Cuenta con una muy interesante introducción instrumental liderada por Banks a los teclados y un pasaje central que recuerda a algunas partes del Wind & wuthering, con una bonita melodía a cargo de Rutherford a la guitarra, además de tener varios cambios y muy buenos momentos de Collins.

"Deep in the motherlode" (Rutherford) es un tema que se basa en un riff guitarrístico, fundido con las armonías de Banks, y un ritmo pesado de Collins, muy característico de temas de Rutherford como "Squonk" (de A trick of the tail) o "Man of our times" (de Duke), incluyendo un interludio central más atmosférico. Un muy buen preludio de Duke. "Many too many" (Banks) es una pieza melancólica que muestra, por otro lado, una vía compositiva más intimista que dará frutos como "In too deep" (de Invisible touch) o "Since I lost you" (del We can't dance, tema por cierto dedicado al hijo de Eric Clapton que había muerto).

"Scenes from a night's dream" (Collins/Banks) siempre ha sido para mí uno de los temas que pienso que podían haber dado más de sí en el disco, habiendo desarrollado más sus partes dinámicas y el final. "Say it's alright Joe" (Rutherford) alterna pasajes más ambientales y a veces ligeramente jazzísticos con otros más contundentes, aunque sin ir tampoco más allá. Se dejan oír bastante bien aunque no son destacables. Diferente es "The lady lies" (Banks), claramente más ambiciosa, y con mayor protagonismo instrumental en la estructura.

Cierra el álbum la balada "Follow you, follow me" (Rutherford/Collins/Banks), la cual supuso un éxito y marcaría profundamente la evolución que seguiría Genesis, su popularidad y su producción discográfica.

Con este álbum, Genesis iniciaría un camino con gran éxito de ventas, en una creciente propuesta que iría entrando cada vez más en los circuitos comerciales, aunque sin abandonar el sello Genesis en la composición, aún presente en la base de la mayoría de los temas de este álbum, y que todavía se pueden encontrar en algunos momentos del trío en sus álbumes posteriores. Desde luego, para los amantes del Genesis más clásico (en donde incluyo los discos del cuarteto), tanto este álbum como Duke pueden ser los que más agradables les resulten del formato trío.


¡Un saludo para tod@s!

Eduardo G. Salueña

1 comentario

  • Enlace comentario Ultravox Lunes, 04 de Marzo de 2013 23:36 Publicado por Ultravox

    A mí este disco me encanta. Es mi favorito del formato trío de la banda. ¿Es el primer disco neoprogresivo de la historia? Eso se lo dejo a los expertos, pero yo la primera vez que lo escuché, (años 80) es a lo que me sonaba en algunos momentos. Serán cosas mías.

Login to post comments

Revisiones - G