Inicio Revisiones A-Z G Genesis - The lamb lies down on Bradway (1974)
Domingo, 24 de Octubre de 2010 15:30

Genesis - The lamb lies down on Bradway (1974)

por  Grimble
Valora este disco
(57 votos)
“Quita tus dedos de mis ojos.
Cuando escribo me gusta contemplar las
Mariposas en los cristales que están por las paredes...”


Como olvidar la impresión de aquel vinilo que siempre destacaba entre la colección de mi padre, entre Adamo y el Dúo Dinámico se encontraba el disco de la portada blanca con aquel hombre que se salía de la fotografía. Lo abría y una serie de fotografías con misteriosos personajes me inquietaba, comenzaba a leer pero ese “quita tus dedos de mis ojos...” era demasiado para mi en aquella “tierna” infancia, mejor lo dejaba para más adelante. Esto fue a los 14-15 años, yo ya no vivía con mis padres, pero iba a visitarlos por vacaciones y aquel verano ya conocía a Genesis a través de “we can´t dance” o del “Live” y dije, “ahora no te me escapas”. Lo puse en el tocadiscos y la primera impresión no fue buena, ¿qué coño era eso de “and the laaaaaaaaamb, lies dooooooown, on Broooadway”? Pero a medida que la aguja iba desgranando sonidos aquello mejoraba, te transportaba a otro mundo, ¿qué más daba si entendías o no las letras? Aquellos ambientes, esas melodías te imprimían la historia directamente en el cerebro... En fin pasaron los años y escuchas más maduras, prestando atención a las letras mejoraron mi impresión del disco, sin embargo me sigue pareciendo una isla en la discografía genesiana, es un disco que no tiene que ver ni con lo hecho anteriormente ni con lo que vino después.

“The lamb...” salió a la venta en noviembre de 1974, pero hasta la salida de este álbum habían sucedido cosas; tras la gira de “Selling England by the pound” el grupo había alcanzado su cota más alta de popularidad hasta la fecha y la cabeza visible, la persona carismática era sin ninguna duda Peter Gabriel, cosa que dejaba en segundo plano a sus compañeros, es lógico pensar que esto los molestaba, aunque fuera mínimamente. Por si fuera poco, Gabriel estaba interesado en explorar otros caminos, no solo musicales, también de otras ramas artísticas como el cine. Se sabe que el director de “El exorcista” William Friedkin” propuso a Gabriel un proyecto, el cual hizo que Gabriel saliese temporalmente del grupo para volver una vez visto que el film no iba a ningún lado, es entonces cuando empieza germinar el disco que nos ocupa, pero parece ser que se trabajó de una forma un tanto distante, mientras Gabriel preparaba la idea conceptual y las letras, los otros miembros iban componiendo la música.

Para la grabación se contó con la colaboración de Brian Eno, de sobras conocido por su gran labor como miembro de Roxy Music, gran productor, investigador musical, etc... La instrumentación quedó así repartida:
-      Peter Gabriel: Voz, flauta y experimentos con sonidos
-      Steve Hackett: Guitarras.
-      Tony Banks: teclados
-      Phil Collins: percussion, vibrafono y voz.
-      Mike Rutherford: Bajo y guitarra de 12 cuerdas.
-      Brian Eno: Enossification (efectos de sonido)

El disco fue grabado en Gales, siendo el ingeniero de sonido David Hutchins. La portada corrió a cargo de Hypgnosis, empresa fundada a medias por Storm Thorgerson, el mismo que diseñó las grandes portadas de los trabajos de Pink Floyd. No es de las portadas más bonitas de Genesis, incluso se podría decir directamente que es fea, pero contiene los elemento suficientes para llamar la atención y crear expectación, marca de la casa Thorgerson.

El disco se desarrolla a lo largo de 23 temas o yo diría mejor, capítulos o episodios, para contar las andanzas de Rael:

Disco 1
1. The Lamb Lies Down On Broadway                          4:52
2. Fly On A Windshield                                     4:22
3. Broadway Melody Of 1974                                 0:33
4. Cuckoo Cocoon                                           2:11
5. In The Cage                                             8:13
6. The Grand Parade Of Lifeless Packaging                 2:47
7. Back In N.Y.C.                                          5:43
8. Hairless Heart                                          2:13
9. Counting Out Time                                       3:40
10. Carpet Crawl                                            5:17
11. The Chamber Of 32 Doors                              5:40

Disco 2
12. Lilywhite Lilith                                        2:44
13. The Waiting Room                                        5:24
14. Anyway                                                  3:07
15. Here Comes The Supernatural Anaesthetist                2:58
16. The Lamia                                               6:56
17. Silent Sorrow In Empty Boats                          3:06
18. The Colony Of Slippermen                                8:16
19. Ravine                                                  2:04
20. The Light Dies Down On Broadway                         3:32
21. Riding The Scree                                        3:55
22. In The Rapids                                           2:28
23. It                                                      4:15


Como se puede ver, las duraciones de las canciones varían enormemente de unas a otras, uno de los elemento diferenciadores de lo que venían realizando hasta entonces. También se incluyeron piezas instrumentales que servían para crear el ambiente oportuno acorde con la odisea de Rael tales como la preciosa “Hairless Heart” donde teclado y guitarra se combinan de forma preciosa (y pasmosa, si se me permite decirlo) en un pasaje tranquilo, casi nostálgico que enlaza con la mucho más rítmica “Counting out of time”, que recuerda a cosas anteriores como “a flower?” de “supper´s ready” o “Harold the barrel”. “The waiting room” es otro instrumental muy ambiental y siniestro o Ravine, tambien en una onda ambiental. Dicho esto no es de extrañar que llamaran al padre del ambient ¿no?.
Dado el gran número de canciones se haría interminable comentarlas todas. Aún así destacaré algunas como la que da nombre al disco y que es la carta de presentación, también su secuela “the light dies down on Broadway” siendo la primera mucho más dinámica que la segunda. “Fly on a Windshield” con ese comienzo de guitarras acústicas y fondo de mellotron y luego un estribillo o parte instrumental contundente guiada por el teclado. “In the cage” es una pieza fundamental con ese ostinato de bajo que va creando tensión secundado por teclado hasta que la voz de Gabriel comienza a dirigir el trayecto es simplemente genial. “Back in N.Y.C.” se basa en un característico arpegio de Banks sobre el cual canta Peter, el arpegio es el guía que introduce las partes instrumentales de manera magistral. “Carpet crawlers” es una preciosa canción con un gran trabajo de tremolo, imagino que obra de Steve Hackett, obligado es destacar la siguiente “the chamber of 32 doors” aunque solo sea por ese comienzo épico de mellotron y guitarra. “Anyway” es destacable por esa forma de arpegiar de Banks muy culpable del sonido característico que posee esta obra. “The colony of slippermen” es otro de los momentos cumbre del disco, esta dividida en tres partes o podríamos decir movimientos “the arrival” –  “a visit to the doktor” – “Raven”; comienza de forma, nuevamente ambiental para luego arrancar con el teclado de Banks (hay que ver lo bien que esta este hombre en este disco), Es destacable el trabajo de gabriel en la parte del doktor. Si queremos seguir alabando a Banks habrá que destacar “riding the scree” con ese sonido un tanto extraño manejando de forma curiosa el bending del teclado, secundado esta vez de forma eficaz por Collins en la batería. Dije que no iba a comentar todas... poco me ha faltado y es que casi ninguna canción tiene desperdicio lo que nos da muestra de lo trabajada que está la historia.
Los singles que se editaron fueron: “Counting out time / Riding the scree”, “The lamb lies down on Broadway / Counting out time”, “The carpet crawlers / Evil jam”, este “evil jam” es una versión en directo de “the waiting room”.

...

La gira que se llevó a cabo fue gigantesca. Unos 102 conciertos entre EEUU y Europa. Gabriel acabaría exhausto, casi enfermo por el esfuerzo que supuso. De nuevo se volvió a un formato teatral solo que ahora se contaba una historia lineal que formaba un todo. Gabriel por supuesto interpretó a Rael entre otros personajes... Aparte de los temas de “the lamb...” otras piezas interpretadas durante la gira fueron “Watcher of the skies” y “The musical box”. En mayo de 1975 en St. Etienne, Francia, se daba el último concierto del “The lamb tour” y así terminaba la etapa Gabriel para tristeza de todos los amantes del rock progresivo. Mucho se ha especulado sobre la salida del cantante de Genesis, los motivos pudieran ser por conflictos internos en el grupo motivados en gran parte por otros intereses artísticos como ya he comentado, pero también es cierto que Gabriel fue el primero en tener mujer e hijos, y la vida familiar pedía su presencia.

... ...

... ...



La historia de Rael

...

Es complicado narrar la historia de “The lamb lies down on Broadway”, las letras y la música nos llevan muchas veces a terrenos surrealistas.      
Básicamente se narra la historia de Rael, un personaje de origen puertorriqueño que intenta abrirse camino en Nueva York y hacer realidad el sueño americano pero la realidad de la ciudad es otra y no es tan fácil cumplir los sueños como uno desease. Como inmigrante hispano se ve incluido en un geto al que seguramente no quiere pertenecer. Ese entorno provoca que se vea involucrado en un crimen a lo que responde buscando una forma de redención. Comienza entonces una búsqueda, la búsqueda del hermano John, que puede ser vista como la necesidad de ayudar a alguien para redimirse de un pecado o simplemente la búsqueda de uno mismo, de lo que llevamos realmente dentro. Existe en Rael un impulso sexual reprimido, contenido, podemos interpretar que por condición católica (podemos casi afirmar que es católico por su condición de hispano) y quizá es esa represión la que implica el acto criminal. Siguiendo con el catolicismo podemos interpretar el cordero como sacrificio, la tradición del cordero sacrificado, del “agnus dei”, Cristo sacrificado...
Esto a grandes rasgos y echándole imaginación, ya que la historia como ya he apuntado es caótica y no mantiene un orden lineal. Es anecdótico el concepto del hermano John, John o Juan es un nombre habitual en la Biblia y hablando de corderos y sacrificios así lo podríamos entender, sin embargo también circula la teoría de que ese John es John Lennon, sabiendo que Lennon era fan de Genesis y viceversa, no es descabellada la hipótesis si pensamos en sus años como cabeza visible del pacifismo.
La interpretación de esta historia podría alargarse durante páginas y páginas así que os incluyo la traducción del texto que incluye la carpeta del disco, ya que tengo la suerte de tener el vinilo con el texto en español, además lo he contrastado con otras traducciones, aunque no es todo lo satisfactoria que no podría desear, y que cada uno, acompañado de la escucha del disco, saque sus conclusiones:

“Quita tus dedos de mis ojos. Cuando escribo me gusta contemplar las mariposas en los cristales que rodean la pared. La gente que recuerdo está liga a hechos que no recuerdo muy bien, pero voy a fijarme en uno para mostrarle como se desmenuza, se descompone y se transforma en otra clase de vida. El tipo en cuestión es de un material biodegradable y llamado “Rael”. Rael me odia, pero yo le quiero, sí, hasta las avestruces tienen sentimientos, pero nuestras relaciones son algo que estamos aprendiendo a tolerar. A Rael le gusta pasarlo bien, a mi me gustan las rimas, pero tu me verás directamente, él detesta verme alrededor. Así que si su historia no sale, podría tenderle una mano ¿entiendes?. (Es decir que las rimas son planeadas, son como maniquíes).
La parpadeante aguja, pasa al rojo. Nueva York sale arrastrándose de su cama. Se pide a los fatigados invitados que dejen la tibieza del teatro –abierto toda la noche- tras haberse quedado dormidos en representaciones con las que otros solo sueñan. Los extras sin sueldo alborotan el Broadway durmiente. ANDAR por la izquierda, NO ANDAR por la derecha: en Broadway las direcciones no parecen tan luminosas. Coches fantasmas se acompasan a la velocidad de la temprana carrera del taxista.
Dejemos esto, nuestro héroe esta subiendo las escaleras subterráneas hacia la luz del día. Detrás de su chaqueta de cuero tiene una pistola spray que ha dejado el mensaje R-A-E-L en letras grandes sobre la pared que conduce al subterráneo. Puede no significar mucho para tí pero para Rael es parte del proceso que lleva a “Hacerse un hombre”. Cuando tu no eres ni un Puertorriqueño pura sangre la vida se vuelve difícil, y sale a relucir lo más fuerte de ti.

Con fortuitas miradas hacia los lados a lo largo de la calle, él chequea el movimiento en el vapor buscando obstrucción potencial. Sin ver ninguna, cruza a grandes pasos la acera, pasa el drugstore en el que el guarda de hacer se retira  para revelar la sonrisa de la muchacha de la pasta de dientes, pasa a las damas de la noche y deja atrás al policía Frank Leonovich (48, casado, dos hijos) quien está parado en la entrada de la tienda de pelucas. El patrullero Leonovich mira a Rael de la misma forma que otros patrulleros lo miran, y Rael sólo pretende ocultar que está escondiendo algo. Mientras tanto desde fuera del vapor un cordero yace. Este cordero no tiene nada que ver con Rael, o con ningún otro cordero -sólo yace en Broadway.

El cielo está cubierto y mientras Rael mira hacia atrás una nube oscura está descendiendo como un globo en Times Square. Se posa en el suelo y toma la forma de una superficie lisa de bordes duros, la cual se solidifica y extiende hacia
el Este y Oeste a lo largo de la Calle 47  llegando hasta el cielo oscuro. Mientras la pared levanta su tensión se vuelve una pantalla que muestra en tres dimensiones lo que había existido al otro lado tan sólo un momento antes. La imagen vacila y entonces se resquebraja como arcilla pintada y la pared se mueve hacia adelante silenciosamente, absorbiendo todo a su paso. Los inconscientes Neoyorquinos están aparentemente ciegos ante lo que está sucediendo.

Rael empieza a correr hacia Columbus Circle. Cada vez que se atreve a echar un vistazo, la pared se ha movido otra manzana. En el momento en que piensa que está manteniendo su distancia de la pared, el viento sopla fuerte y frío disminuyendo su velocidad. El viento aumenta, seca la mojada calle y recoge el polvo de la superficie, arrojándolo a la cara de Rael. Más y más polvo es levantado por el viento y comienza a sedimentarse sobre la piel y la ropa de Rael, haciendo una capa sólida que lo lleva gradualmente a una inmovilidad terrorífica.

El momento del impacto irrumpe en el silencio y en rugido de sonido y en un estruendo de sonido el último segundo se prolonga en un mundo de ecos como si el cemento y la arcilla de Broadway mismo estuviera reviviendo sus memorias. La última gran marcha pasa. El hombre de las noticias se halla débil como un lloriqueo mientras audiencia y evento son atados como uno solo. Bing Crosby (canta) "Tú no tienes que sentir dolor para cantarl blues, no tienes que gritar, no tienes que sentir nada en tu collar de dólares." Martin Luther King grita "¡Todos a cantar!" y tañe la vieja gran campana de la libertad. Leary, cansado en su prisión, camina en el cielo, habla del infierno. J.F.K. da el Ok para dispararnos,
sorbiendo Naranja Julius y Limón Brutus. El vaquero con el pecho descubierto (adorna) doblemente al triple campeón. ¿Quién necesita Medicare y la tarifa de 35¢ cuando Fred Astaire y Ginger Rogers están bailando a través del aire? Desde los estereotipos de Broadway Melody la banda regresa a “Stars and Stripes”trayendo una lágrimal que hace brillar la luna, quien ha estado derramando su espíritu desde el silencio ilegal. El prestamista limpia el ruidoso cajón para guardar dinero y agarra su dólar de la suerte. Entonces el apagón.

Rael recupera el conocimiento en alguna media luz maloliente. El está cálidamente envuelto en alguna clase de capullo. El único sonido que puede oir es agua goteando, la cual parece ser el origen de la vacilante luz pálida. El piensa que debe estar en alguna clase de cueva o tumba cómoda, o catacumba, o cáscara de huevo esperando caer desde el hueso del seno. Cualquier cosa que sea, se siente sereno, muy limpio y contento como un muñeco bien cuidado con agua caliente en su vientre, entonces ¿por qué preocuparse por saber qué significa? Resignándose a lo desconocido es arrastrado hacia el sueño.

Se levanta con un sudor frío y un fuerte apremio por vomitar. No hay señales del capullo y no puede ver más de la cueva a su alrededor. Hay mucha más agua brillante goteando del techo y estalactitas y estalagmitas están formándose y descomponiéndose a una velocidad increíble a  su alrededor. A medida que el miedo y el sobresalto se deja notar, él se convence a sí mismo que el autocontrol le proporcionará algo de seguridad, pero abandona  su pensamiento a medida que las estalactitas y estalagmitas se entrelazan en una posición fija, formando una jaula cuyas barras están moviéndose hacia él. En un momento hay un destello de luz y él ve una red infinita de jaulas todas amarradas por un material
parecido a una cuerda. Mientras las barras rocosas presionan el cuerpo de Rael, él ve a su hermano John fuera, mirando hacia adentro. La cara de John está inmóvil a pesar de los gritos de ayuda, pero en su expresión vacía una gota de sangre se forma y corre por su mejilla. Entonces él se va calmadamente dejando a Rael enfrentarse a los dolores que empiezan a cubrir su cuerpo. Sin embargo, justo mientras John se pierde de vista, la jaula de disuelve y Rael queda dando vueltas como un trompo.

Cuando toda esta revolución llega a su fin, se sienta en un piso sumamente pulido, mientras su vértigo se desvanece. Es un vacío pasillo moderno y la vendedora de muñecas de sueños está sentada en la mesa de recepción. Sin preguntar comienza con su discurso: "Esta es la Gran Marcha de Empaquetamiento sin vida, aquellos a quienes usted está a punto de ver están todos metidos en servicio, excepto por una pequeña cantidad de nuestro nuevo producto, en la segunda galería. Es toda la provisión requerida para cubrir los arreglos existentes de la empresa. Diferentestandas son distribuidas a los operadores de área, y hay abundantes oportunidades para el gran inversionista. Se extienden desde el costoso acondicionado a cuidados hasta el más razonable desnutrido. Nosotros encontramos aquí que a las miradas de todos les convienen
ellos. Excepto por el bajo mercado de desnutridos, cada uno viene con una garantía de nacimiento exitoso e infancia sin problemas. Hay, sin embargo, sólo una pequeña cantidad de potencial de selección variable -no muy lejos del diferencial de la media. Usted ve, el techo ha predeterminado los límites de acción de cualquier grupo de paquetes, pero los individuos pueden salirse del camino si sus diversiones se compensan con otros."

Mientras merodea a lo largo de la hilera de lotes, Rael nota una familiaridad en algunas de sus caras. Finalmente se encuentra con algunos miembros de su antigua pandilla y se preocupa por su propia seguridad. Corriendo fuera del piso de la fábrica, alcanza a ver a su hermano John con un número 9 estampado en la parte posterior de su cabeza.

Nadie parece emprender la persecución y con las caras familiares frescas en su mente procede a reconstruir su antigua vida, encima de la tierra. No necesitaba demasiado tiempo, estaba acostumbrado a actuar deprisa. Antes muerto que atontado. Su mamá y papá le habían dado una paliza, así que se fue muy rápido para unirse a la pandilla. Sólo después de un embrujo en el reformatorio de Pontiac le fue dado respeto en la pandilla. Ahora, caminando de regreso a casa después de una redada, estaba acariciando un puercoespín durmiente. Lo dejó caer y botó la desesperación. Se hizo un agujero en el pecho y se arrancó el peludo corazón.  Con el acompañamiento de música muy romántica lo veía siendo afeitado poruna hojilla de acero inoxidable hasta quedar liso.


“No me eches a perder todo con tus imágenes románticas.
Mantén tu túnel de embudo cerrado, Rael. Yo te hice, te puedo deshacer.
No me agrada la idea de deshacer la historia, así que elevaré tu primera
Aventura amorosa a la inmortalidad”


El palpitante órgano rojo cereza vuelve a su lugar y empieza a palpitar más rápido cuando una joven llamada Lisa Jane le sonríe y le hecha una bocanada de humo en la cara.
Rael considera que esta es la oportunidad de poner en práctica la teoría que ha aprendido en un libro de la escuela de memotecnia. Nuestro caballero con armadura había soñado con conducir numerosos corceles a numerosas batallas y había dominado sus movimientos con tanta maestría (capítulos de la Q a la Z) en el libro de texto, como para ser capaz de pasar a través de su rutina mientras contaba de 1 a 500 y ahora no encuentra las respuestas contenidas en los capítulos O-R.
Esto deja a nuestro noble guerrero apoyado de nuevo en la compañía que ha reunido con su propio apretón de manos.
Regresa de sus memorias confundidas al pasaje donde estaba previamente atorado. Esta vez descubre un largo corredor alfombrado. Las paredes están pintadas de rojo ocre y están marcadas por insignias extrañas, algunas que se ven como una diana, otras de pájaros y botes. Más abajo en el corredor, puede ver alguna gente; todos arrodillándose. Con suspiros quebrados y murmullos  luchan, en su cámara lenta paramoverse hacia una puerta de madera al final.
Habiendo visto sólo los cuerpos inanimados en la Gran Marcha de Empaquetamiento sin vida, Rael se apresura para hablar con ellos.

"¿Qué sucede?" grita a un monje refunfuñón, quien disimula un bostezo y responde "Falta mucho tiempo para el alba." Un reptil con forma de esfinge lo llama por su nombre diciendo "No le preguntes, el monje esta borracho. Cada uno
...
de nosotros está tratando de alcanzar la parte de arriba de las escaleras,una salida nos espera." Sin preguntar cómo puede moverse libremente, nuestro héroe atraviesa audazmente hacia  la puerta. Detrás de una mesa llena de comida, hay una escalera espiral que sube al techo.

En la parte superior de las escaleras encuentra una habitación. Es casi un hemisferio con muchísimas puertas a lo largo de toda su circunferencia. Hay una gran multitud, amontonados en varios grupos. Del griterío, Rael  deduce que hay 32 puertas, pero sólo una lleva afuera. Sus voces se vuelven más fuertes y más fuertes hasta que Rael grita "¡Cállad!" Hay un silencio momentáneo y entonces se encuentra que es el foco de atención  ya que ellos dirigen su consejo y órdenes a su recién encontrado recluta. Criado en la basura, alimentado de ceniza el maestro del rompecabezas tiene que moverse más rápido. Rael observa un rincón callado y se apresura hacia él. Se para cerca de una mujer de mediana edad con piel muy pálida quien está calladamente hablándose a sí misma. El descubre que ella es ciega y está pidiendo un guía "¿De qué sirve un guía si no tiene a dónde ir?" pregunta Rael. "Tengo un lugar a dónde ir"  responde "si me llevas a través del ruido, te enseñaré. Soy una criatura de las cavernas y sigo la dirección en que soplan las brisas."

El la guía a través de la habitación y abandonan la multitud, quienes despiden su partida con seguridad de que va a fracasar. Cuando atraviesan la puerta, la mujer lleva a Rael bajando por el túnel. La luz de la habitación pronto se desvanece y a pesar del paso confiado de ella Rael tropieza a menudo  en la oscuridad.

Tras una larga caminata llegan a lo que Rael considera una gran cueva redonda y ella habla por segunda vez pidiéndole que se siente. Se parece a  un frío trono de piedra.

"Rael, siéntate aquí. Ellos vendrán pronto por tí. No tengas miedo." Y sin explicar nada más desaparece al andar. El se enfrenta a su miedo de nuevo. Un túnel es iluminado a su izquierda, comienza a temblar. A medida que se vuelve más brillante oye un zumbido no metálico. La luz se está volviendo dolorosamente brillante, reflejándose como blanco en las paredes hasta que su visión se pierde en una especie de ceguera en la nieve. Siente pánico, tantea a su alrededor buscando una piedra y la lanza al punto más brillante. El sonido de vidrio rompiéndose hace eco por todo el túnel.

A medida que su visión es restituida alcanza a ver dos globos dorados de 30 cm de diámetro alejándose revoloteando por el túnel. Cuando
desaparecen, un resonante crujido se suena a través del techo, y éste cae a su alrededor. Nuestro héroe está atrapado una vez más.

"Se acabó" piensa, fallando al intentar mover alguna de las rocas caídas. No hay nada especial para un criollo subterráneo a medida que camina a través de las puertas del Reino de los muertosl. "Yo hubiera preferido haber sido expelido en mil pedazos en el espacio, o llenado con helio y flotado sobre un mausoleo. Esta no es manera de pagar mis últimas deudas nostálgicas. De cualquier forma estoy fuera de las manos de ningún embalsamador pervertido haciendo su interpretación de cómo debo lucir, rellenando mis mejillas con su algodón."

Exhausto por toda esta conjetura, nuestro héroe consigue la oportunidad de su vida de conocer a su héroe: La Muerte. La Muerte tiene puesto un disfraz ligero, lo hizo ella misma. Lo llama el "Anestesista Sobrenatural." A La Muerte le gusta conocer gente y quiere viajar. La Muerte se acerca a Rael con su frasco de tabaco, echa una bocanada, y parece alejarse contenta a la pared.

Rael se toca su cara para confirmar que aún está vivo. Descarta a La Muerte como una ilusión, pero nota una esencia almizclera flotando en el aire. Se mueve al rincón donde la esencia es más fuerte, descubriendo una grieta en la piedra a través de la cual está entrando. El trata de mover las piedras y finalmente abre un hueco suficientemente grande para ser atravesado a gatas. El perfume es aún más fuerte del otro lado y se dispone a encontrar su origen, con una energía recién encontrada.

Finalmente llega hasta una muy ornamentada piscina de agua rosada. Está profusamente decorada con incrustaciones en oro. Las paredes alrededor de la piscina están cubiertas con terciopelo color castaño en el cual está creciendo madreselva. De la bruma sobre el agua vienen una serie de rizos. Tres criaturas como serpientes están nadando hacia Rael. Cada criatura reptil tiene la diminuta cabeza y pechos de una preciosa mujer. Su horror se vuelve apasionamiento a medida que sus suaves ojos verdes muestran su bienvenida. Las Lamia lo invitan a saborear el agua dulce y el entra rápidamente a la piscina. Tan pronto como él traga un poco de líquido, una pálida luminiscencia azul gotea de su piel. Las Lamia lamen el líquido; despacio mientras empiezan, con cada nuevo contacto él siente la necesidad de dar más y más. Manosean su carne hasta que sus huesos parecen derretirse y cuando siente que no puede ir más allá, mordisquean su cuerpo. Tomando la primera gota de su sangre, sus ojos se ennegrecen y sus cuerpos son sacudidos. Aturdido por la pasión desvalida él observa mientras sus amantes mueren. En un intento desesperado por fundir lo que queda de ellas con su cuerpo, él las toma y come sus cuerpos, y lucha por
abandonar el nido de sus amantes.

Saliendo por la misma puerta desde donde había entrado, encuentra una especie de ghetto de monstruos al otro lado. Cuando alcanzan a verlo, toda la  calle dedeformes  figuras rompen en carcajadas. Uno de la colonia se le acerca. Es grotesco en todo sentido, una mezcla de feos bultos y muñones. Sus labios se deslizan a lo largo de su mentón mientras sonríe en señal de bienvenida y ofrece un resbaloso apretón de manos.  Rael está un poco desilusionado, cuando el Slipperman revela que toda la colonia ha atravesado uno por uno la misma gloriosa y romántica tragedia con las mismas tres Lamia, quienes se regeneran a si mismas cada vez, y que ahora Rael comparte su apariencia física y sombrío destino.

Entre las caras retorcidas de los hombres Slipperman, Rael reconoce lo que queda de su hermano John. Se abrazan el uno al otro, John explica amargamente que la vida entera del Slipperman está dedicada a satisfacer la interminable hambre de los sentidos, la cual ha sido heredada de las Lamia. Sólo hay una ruta de escape; un temida visita al notable Doktor Dyper quien removerá el origen de los problemas, o por decirlo de otra manera, castrará.

Ellos discuten el engañosamente llamado escape durante largo rato y deciden ir juntos a visitar el Doktor. Sobreviven a  la prueba y les son entregadas sus armas ofensivas en tubos de plástico amarillos, con cadenas de oro. "La gente usualmente los lleva puestos alrededor de sus cuellos", dijo el Doktor entregándoselos. "La corta operación no necesariamente excluye el uso de la facilidad nuevamente, por períodos cortos, pero por supuesto cuando ustedes lo quieran, deben avisarnos con suficiente tiempo." Mientras los hermanos hablaban de su nueva situación, un gran cuervo negro entra volando a la cueva, se precipita sobre ellos, agarra el tubo de Rael de sus manos y lo lleva volando en su pico.
Rael le pide a John que lo acompañe. “Tengo que estar cerca de ese cuervo y ver donde se posa”

Y él responde "No voy a perseguir un cuervo negro. Aquí abajo tú debes leer y
obedecer los presagios. Hay desastre a dónde vuela el cuervo". Entonces una vez
más John abandona a  su hermano.

El pájaro lleva a Rael por un túnel estrecho,l parece permitirle mantener una distancia escasa. Pero mientras Rael piensa que casi podría alcanzar al pájaro, el túnel se abre y termina en una hondonada subterránea. Casualmente, el cuervo suelta su preciosa carga en las aguas torrenciales de abajo. Es suficiente para volver a un pobre muchacho loco.

Viendo los peligros del escarpado precipicio, nuestro valiente héroe se halla impotente y mira con ira. Sigue un pequeño camino que corre a lo largo de la cima, y ve el tubo subir y bajar en el agua a medida que la rápida corriente se lo lleva. Sin embargo, mientras pasa por una esquinaRael ve un tragaluz, aparentemente formada en la orilla. A través de ella puede ver la hierba verde de casa, bueno no exactamente; puede ver Broadway. Su corazón, ahora un poco erizado, es sacudido por una oleaje de alegría y empieza a correr, con los brazos abiertos, hacia la salida. Justo en ese instante de tiempo sus oídos recogen una voz pidiendo ayuda a gritos. Alguien está luchando en los rápidos
abajo. Es John. Se detiene por un momento recordando cómo su hermano lo había abandonado. Entonces la ventana empieza a desvanecerse, hay que hacer algo rápido.

Se apresura hacia el acantilado y baja las rocas gateando. Le toma mucho tiempo alcanzar el agua, tratando de ir a la par con la corriente al mismo tiempo. A medida que se acerca al borde del agua ve a John perdiendo fuerza. Se zambulle en el agua fría. Al principio es arrojado hacia las rocas e impulsado hacia abajopor un canal que se mueve rápido, el cual lo lleva río abajo hasta John. Rael se las arregla para agarrarse a  una roca, subir a la superficie y tomar aire. Cuando John pasa, Rael se lanza de nuevo y toma su brazo. Golpea a John para hacerle perder el conocimiento y entonces abrazándose juntos, se deja llevar por los rápidos hasta el agua lenta, donde puede nadar hacia la seguridad.

Arrastra el débil cuerpo de su hermano a la orilla lo acuesta y mira esperanzadamente sus ojos buscando señales de vida. Tiembla de pánico,
porque mirándolo con los ojos bien abiertos no está la cara de John sino la suya. Rael no puede dejar de mirar esos ojos, hipnotizado por su propia imagen. En un movimiento rápido, su estado de conciencia se precipita de una cara a la otra, entonces de regreso una vez más, hasta que su presencia no está ya sólidamente contenida en uno u otro.

No puede desviar la mirada y se fija profundamente en los ojos. Un brillo amarillo perfila ambos cuerpos y todo el escenario alrededor se fundeen una neblina púrpura. Con un súbito resurgimiento de energía en la parte superior de su columna, los cuerpos se funden también en la neblina, dejando únicamente los ojos aislados y suspendidos. Todo esto ocurre sin una simple puesta de sol, sin una simple campana tañendo, sin una simple flor cayendo del cielo. Incluso así, está llenándolo todo con su misteriosa presencia embriagadora. Ahora está en tus manos, trátalo bien.


Leído esto solo nos queda pensar en ver a un Lynch o un Cronemberg dirigiendo la adaptación cinematográfica. De hecho, parece ser que el polifacético Alejandro Jodorowsky llegó a reunirse con Gabriel en los 70 para la elaboración del guión... otro proyecto frustrado para el autor chileno.
De la lectura sacamos una serie de personajes que marcan las directrices del destino de Rael.
-      Lisa Jane: Una “femme fatale” o la típica chica americana que se cree inalcanzable.
-      La muerte (el anestesista natural), la heroína de Rael, lo cual es significativo en la forma de pensar del protagonista.
-      Las Lamias, una especie de espíritus acuáticos que transforman su ser.
-      Doktor Dyper que promete la extracción de todos los males.

De todo ello extraemos un claro mensaje de carácter social, el más destacado es el problema de la inmigración, el racismo, la delicuencia... Pero también extraemos un mensaje a nivel personal o afectivo, una especie de “amaos los unos a los otros...” pues Rael renuncia a la vuelta a casa por salvar a su hermano.

.......................................

A quien va usted a creer, ¿A mi, o a sus propios ojos? - Groucho Marx

PD: Quiero agradecerle a Carlos la documentación aportada y a Mountain el lío en el que me ha metido Guiño

Material consultado:
-THE GENESIS DISCOGRAPHY “The scattered pages of a book by the sea…” 1967-1996 (Scott McMahan)

http://themusicalbox.net/main/page_lamb.html
http://obscure-lyrics.blogspot.com/2006/01/lamb-lies-down-on-broadway-letras-en....
http://www.cinetecanacional.net/cgi-bin/consulta_directores.cgi?detalle=27

1 comentario

  • Enlace comentario Ultravox Lunes, 04 de Marzo de 2013 23:08 Publicado por Ultravox

    Un gran disco, que marca el final de una época.

Login to post comments

Revisiones - G