Inicio Revisiones A-Z K King Crimson – The Construkction of Light (2000)
Domingo, 24 de Octubre de 2010 12:31

King Crimson – The Construkction of Light (2000)

por  Antonio_Gil
Valora este disco
(8 votos)
Antecendentes: “Projekctivisation

En 1997 surge una nueva etapa para la banda: “The King Crimson Projekcts”.
Se trata de una serie de proyectos donde la idea de fractalización o disección del grupo (doble trío) tiende a la necesidad de volver a un punto de inflexión para crear nueva música. De esta forma se gestan subdivisiones o “UNIDADES PEQUEÑAS INDEPENDIENTES, MOVILES e INTELIGENTES”, frase dicha por Fripp cuando disolvió el grupo allá por 1974.

Desde el año 1997 a 1999 aparecen:

- PROJEKCT ONE (Bruford, Levin, Gunn, Fripp)
- PROJEKCT TWO (Belew, Gunn, Fripp)
- PROJEKCT THREE (Gunn, Mastelotto, Fripp)
- PROJEKCT FOUR (Levin, Gunn, Mastelotto, Fripp)

Cada uno de ellos expone música arriesgada e improvisada, y en principio para ser llevada al terreno del directo.
Los músicos -sin repetición de alineación-, deben encontrarse en situaciones diferentes, con un público distinto, y finalmente poder expresar la música de manera espontánea y natural, con el fin de aportar nuevas ideas que puedan servir para el futuro. El uso de la tecnología no utilizada anteriormente, o en su defecto, utilizada de manera no explorada, servirá como ampliación a nuevas expectativas.

Tras esta etapa de Projekcts, el Rey se reconstruye para dar paso al nuevo album: “The Construkction of Light”.

King Crimson – The Construkction of Light (2000)



...

1.       Prozakc Blues
2 – 3  The Construkction of Light
4.       Into the Frying Pan
5.       Frakctured
6.       The World’s My Oyster Soup Kitchen Floor Wax Museum
7 – 9.  Lark’s Tongues in Aspic – Part IV
10.      Coda: I Have a Dream


Projekct X

11.        Heaven and Earth

- Adrian Belew – Guitar and Vocals
- Robert Fripp – Guitar
- Trey Gunn – Bass Touch Guitar, Baritone Guitar
- Pat Mastelotto – Drumming

En el disco ya no están Bruford ni Levin, dos piezas características del sonido crimson de épocas anteriores. Este cambio da forma al “doble duo”, (como en 1981) pero diferenciado por la base rítmica ocupada por Mastelotto (tocando Drummings) y  Gunn (con el Bass Touch Guitar, y la Baritone Guitar). Este es sin duda uno de los factores de cambio de la música de este King Crimson. Primero el sonido de la V-Drum, da un toque artificial e industrial a todo el disco. Segundo la manera de tocar de ambos,  se torna de manera diferente, más compacta y potente. La influencia de los Projekcts , en concreto Projekct Two, Projekct Three y Projekct Tour son el punto de partida para la utilización total de batería electrónica.
Las guitarras de Belew-Fripp también se ven impulsadas por esa anterior etapa de projekctos introspectivos, sobretodo por el uso de riffs duros y soundscapes (Ej: “Into the Frying Pan” remite a la improv “Seizure”de Projekct Four).
También hay referencias avanzadas del crimson de 73-74  (“Frakctured” y “Lark’s Part IV”) y alguna reminiscencia de los 80 (“The Construkction of Light”).

El disco comienza con (1) Prozakc Blues, un tema de acentuaciones bluseras pero con insignia crimsoniana. Nada que ver con ningún corte del álbum “Thrak”. La voz modificada Belew resulta chocante e irreconocible.
(2-3)The Construkction of Light, está divido en dos pistas. La primera es instrumental y va ligada a la segunda donde ya incluye textos. Las guitarras pueden remitir a la estética de los 80 (Discipline), aunque son mas fluidas y rebosantes de oscuridad. La labor de Trey Gunn a la touch guitar es importantísima, todo un trabajo arduo y difícil.
(4)Into the Frying Pan, es directa y cañera con sonido industrial a la batería.  Es la canción que utilizaban para abrir los conciertos del tour.
Seguidamente viene (5) Frakctured donde encontramos todo un cuadro artístico impresionista del tema Fracture pero con sonido moderno.
Se intercalan momentos veloces con otros más lentos. La potente y alocada parte intermedia es lo mejor del tema.
(6) The World’s My Oyster Soup Kitchen Floor Wax Museum, es un ejercicio repetitivo y desenfrenado de bastante dureza. A destacar el solo intermedio de Fripp donde su guitarra emula el sonido de un piano distorsionado.
Llegando al final tenemos (7-9)Lark’s Tongues in Aspic Part IV, la cuarta parte del tema de 1972,  que no tiene ningún parecido con la anterior Lark’s  Part III, pero si de Lark’s Part II.  El instrumental es totalmente agresivo y violento, lleno de potentes riffs muy metálicos. El segundo solo a cargo de Belew, es ¡¡Impresionante!! .La batería es una apisonadora. Sin duda el mejor tema del disco, que va unido a (10) Coda: I Have a Dream, más reposado y atmosférico repleto de soundscapes.

En resumen uno de lo discos mas difíciles de escuchar de toda la discografía de KC, por su sonido en general y la dureza de su temas. Se ama o se odia, y no hay término medio. Las opiniones son diversas: algunos dicen un paso más en la música, otros una repetición de los esquemas de años anteriores, centrados en la etapa 72-74. Mi opinión personal se decanta por la primera opción y todo gracias a Trey Gunn y Pat Mastelotto, pero unida con la segunda y no como una repetición, sino una evolución o transformación de esa música.

Después de las giras en 2000 y 2001 se crean nuevos temas recogidos en el EP Level Five.  Posteriormente aparece el último disco hasta la fecha:
The Power To Believe
(2003)

Apéndice: Projekct X

...

Durante las sesiones de grabación del disco el grupo se conformó además como nuevo Projekct, grabando más música a parte, siendo menos “comercial” (por llamarlo de una manera) y totalmente improvisada. En TCOL incluyen el bonus track, Heaven and Earth, suscrito por Gunn-Mastelotto (en principio) con arreglos de soundscapes y efectos de guitarra por Fripp-Belew. Esta pieza si es toda una evolución en el sonido crimson.
Durante “The Construkction of Light Tour” se podía adquirir en el
Merchandising, el disco completo de “Projekct X”, la otra cara de la moneda de esta formación.

1 comentario

  • Enlace comentario Frances Sábado, 18 de Mayo de 2013 00:56 Publicado por Frances

    A mí, los (sus majestades) King Crimson me suenan a una banda que, a pesar de los años, ha logrado mantenerse y desarrollar un sonido moderno. El King Crimson de los noventa no es peor que el de los 70, sólo es distinto, y King Crimson fue SIEMPRE distinto a los demás. Hay que saber no estancarse y seguir avanzando, para no convertirse en un artista de nostalgia como Yes (pero que se sepa que me encanta Yes, no es por insultar a nadie).

Login to post comments

Revisiones - K