Inicio Revisiones A-Z P PINK FLOYD- The piper at the gates of dawn (1967)
Domingo, 24 de Octubre de 2010 11:22

PINK FLOYD- The piper at the gates of dawn (1967)

por  Grimble
Valora este disco
(27 votos)
The Piper at the gates of dawn

(1967)

Para todos aquellos que se hayan iniciado con los grandes clásicos floydianos como “the dark side of the moon” o “the wall”, escuchar este disco ( y los tres siguientes) le podría causar cierta “paradoja”, posiblemente nos ha pasado a muchos, que por edad (y ubicación), no hemos podido vivir en directo la evolución de este “dinosaurio” de 40 años de edad. También se da el caso de que aquellos que se iniciaron con este disco niegan los siguientes trabajos como Pink Floyd... en fin, la polémica esta servida, pero esta claro que hoy en día al nombre de Pink Floyd en lo primero que piensa uno es en “another brick in the wall”, “money” o “wish you were here”. Sin embargo, hablar de “the Piper at the gates of dawn” es hablar de mucho más que este banal debate (a fin de cuentas, lo que permanece es la música), hablar del “piper” es hablar del testamento musical que nos legó Syd Barrett (al margen de sus obras en solitario y su labor como pintor). Sus visiones sobre nomos, la infancia, el I ching, viajes estelares y bueno, vale... el LSD, se plasman aquí a modo de oráculo personal.

...
Los primerisimos floyd

Pink Floyd ya venían encumbrados como los reyes del underground londinense antes de grabar este disco, gracias a un puñado de singles entre los que destacan “arnold lane” y “see emily play”, a su participación en el film “tonight let´s all make love in London” (Peter Whytehead), a las legendarias actuaciones en el UFO incluidas las rivalidades con soft machine por ver quien tenia el espectáculo más psicodélico y a la revista IT. Con estos antecedentes la obra consiguió un 6º puesto en las listas de éxitos británicas.
“The Piper at the gates of dawn” se grabó entre marzo y julio de 1967, el estudio 3 de Abbey Road, coincidiendo en el tiempo y en el espacio con la grabación del “stg. peppers” de los beatles quienes influyeron poderosamente en Syd, especialmente John Lennon de quien copiaba, se dice, hasta el acento. El álbum fue producido por Norman Smith .
Prácticamente todas las canciones están compuestas por Syd Barrett, él no solo dio un nombre al grupo sino que también dio un sonido característico; el álbum se abre con “Astronomy domine”, pieza de inicio cósmico con un desgarrador riff marca de la casa Barrett, y que nos cuenta un viaje lisérgico a través del vacío. Ciertamente se podría hablar en este disco de canciones influidas por el LSD; “Flaming”, relacionada con las sensaciones que producía dicha sustancia, “Chapter 24” inspirada en libro I ching del confucionismo que era una obra base en la reciente cultura del LSD.


...
Syd

Pero no solo de sustancias alucinantes se alimentaba la imaginación de Syd. Una gran influencia en su obra fue la literatura infantil, especialmente el libro de Kenneth Grahame, “el viento en los sauces” (obra adaptada al cine por los monty python que tanto gustaban a todos los miembros del grupo); de su capítulo 7 esta tomado el nombre del disco y su influencia se deja ver en piezas como “The Gnome”, la cual se puede asociar también con el Frodo de “El señor de los anillos”, obra cumbre de Tolkien y glorificada por el movimiento hippy, por cierto, el protagonista de esta canción es un tal nosequé Gromble Guiño. Y no solo la literatura infantil, sino la propia infancia del cantante, el cual muestra el amor a su familia y la nostalgia de la infancia en “Matilda mother”, “The scarecrow” o “Bike”, que parece ser la visión de lo que tiene que ser una canción de amor por Barrett.
Faltaría hablar de una de las piezas más importantes del disco, “interstellar overdrive”, un instrumental totalmente desfasado, que en directo daba lugar a extensas e intensas improvisaciones y que suponía el delirio del espectador más underground. Y también “lucifer sam”, “pow r. Toc h.” y “take up thy stethoscope and walk”, canción que supone los primeros pinitos de Waters como compositor, que resultan intrascendentales en el conjunto de “Piper”.


...


En la playa con Arnold Layne


Después de este disco los excesos y el crecimiento imparable de una enfermedad acabarían con la capacidad creadora de Barrett y darían paso a la leyenda. En cualquier caso, y gracias a temas como “Astronomy Domine” o “Interstellar overdrive”, dejaria las bases sobre las cuales sus compañeros, a base de mucho esfuerzo, desarrollarían el sonido floyd, pero no solo en lo musical, también en lo afectivo, en lo emocional, la figura de Syd estaría presente en obras como “dark side of the moon”, “wish you were here” o “the wall”.

Curiosidades:
-      La voz al comienzo de “astronomy domine” es del por entonces manager de la banda Peter Jenner.
-      “What´s the shame Mary Jane?” es una canción que descartaron los Beatles pero que gustaba mucho a Syd, al cual se le puede escuchar interpretándola en diferentes piratas.
-      La inspiración para “astronomy domine” viene de una fiesta donde se prepararon unos terrones de azúcar empapados en LSD sin que Syd lo supiese.



Dedicada a los diamantes locos y brillantes
...




Reseña realizada por Grimble

Login to post comments