Inicio Artículos Reportajes especiales Las Andanzas Progresivas de Miguel Rios
Jueves, 03 de Noviembre de 2011 08:06

Las Andanzas Progresivas de Miguel Rios

por  RAMJUR

LAS AVENTURAS PROGRESIVAS DE MIGUEL RIOS

Prolegómenos
La evolución hacia el progresivo, una de las nuevas  maneras del Rock a comienzos de los 70, de Miguel Rios  comenzó tras unas vacaciones de este en EEUU, quedando reflejada en la Cara B del single Cantares/El Respeto, editado en 1972, donde se muestra ya un interés por melodías mas complejas y de mas riesgo.

Unas nuevas vacaciones en California (y otras en Carabanchel) fueron previas a la edición del single de 1973  Canción para un nuevo mundo (basado en Dvorak) y un furgón llamado canguro, donde participan músicos como Teddy Bautista, con Moog y mellotrones, y la guitarra de  Johnny Galvao, todo ello dentro de un ambiente progresivo típico de la época.


Miguel presentó a Hispavox  un proyecto de LP basado en expandir la Canción para un nuevo mundo y que  ocupara toda la cara A del vinilo, que no gustó para nada a la discográfica (que lo que ansiaba obviamente  era otro bombazo de single tipo canción de la alegría) con lo cual las relaciones de Miguel con la discográfica empezaron a no funcionar nada bien.


En una entrevista actual (efe eme.com): ¿fue muy duro que Hispavox te entendiera cuando tú querías hacer cosas diferentes?

Sí, fue una gran lucha, una pelea terrible. Y nunca lo conseguí, la verdad es que me tuve que ir, acabó el contrato un poco antes, porque me dieron la carta de libertad, es que era una pelea continua. Había un tándem ahí, que lo formaban Rafael Trabucchelli y Waldo de los Ríos, que en paz descansen, porque los dos han muerto, y ambos fueron grandes amigos, que tenían una idea muy determinada de cómo tenía que ser el sonido que ellos querían. Eran los productores y tú, realmente, eras un intérprete y llevaras la canción que llevaras tenía que sonar como ellos querían, aunque la canción fuera de otra índole. Lo único era que nos desquitábamos en los directos, el directo no tenía nada que ver con el disco, cantabas el single que estaba sonando en ese momento, en una versión lo más cercana, que era siempre imposible de igualar, porque se grababa con orquestas y grandes aparatos, y luego ibas y metías las canciones que querías, algo de los Stones, algo de las bandas del momento, y tus propias canciones más endurecidas. Pero, realmente, toda la época Hispavox fue muy dura, incluso con discos como “Memorias de un ser humano” [1974], que ese ya me costó hacerlo sin Rafael Trabucchelli, de espaldas a la compañía. Desde los “Conciertos de rock y amor”, del 72, hasta finales del 74, yo estuve haciendo discos en los que en una canción o dos intervenía Trabucchelli, pero con muy mal ambiente y muy mal rollo.

El resultado de todo aquella pugna quedó en un disco de canciones de ambiente rockero en general, pero con complejos arreglos musicales y letras con mensaje. Inicialmente sale un single con  las canciones Por si necesitas (que se incluyó en el Lp) y Los marginados del Rock (no editado en ningún album), esta última con ramalazos de funky al estilo de Barrabas y Canarios, y curiosamente la ha utilizado (instrumentalmente) como inicio de sus conciertos de despedida.


MIGUEL RIOS – MEMORIAS DE UN SER HUMANO (1974)

 

Musicos: Antonio Pérez y Johnny Galvao (guitarras), Mariano Diaz (teclados), Teddy Bautista (sintetizador), Bob Thackway (batería), Carlos Atias y Lenox (bajo), Tito Duarte (percusión), David Waterstone (armónica), y Mónica Caldiz, Daniele Landry, Nene Morales, Luisa Galvao, Amadeo Álvarez, Antonio Pérez y Carlos Atias (coros).

Se grabó en Madrid con producción de Miguel Ríos y arreglos de Johnny Galvao, siendo su primer Lp “progresivo” por lo cual era demasiado complejo para los oyentes de Pop (la mayoría) además de introducir letras reivindicativas, lo cual era complicado para la época. Entre los músicos participantes destacan Teddy Bautista y Mariano Diaz  a los teclados, Bob Thackway a La batería y Antonio Pérez (que participaría mas tarde con Triana).

1-Viviras tanto (como tengas ganas de vivir) (6:03) este es un tema de corte acústico, que curiosamente me recuerda  el inicio del Never Let Go de Camel, con muy buenos arreglos orquestales, todo ello muy alejado de los planteamientos habituales de Hispavox, que muestra las nuevas inclinaciones de MIguel Rios que presenta además una voz mucho mas versátil y llena de matices.
2-El juglar (4:35) la primera de las canciones “reivindicativas” del disco una especie de censura al artista que se vende al poder establecido, todo ello en medio de un ambiente clásico y acústico.
3-La mina (4:13) tema mucho mas rockero  que los anteriores, acompañado de coros femeninos sesenteros,  sección de viento (que le dan un toque soul) y estupendas guitarras.
4-Buenos dias (5:02) nuevo tema acústico con preciosos arreglos orquestales, donde la voz de Miguel muestra su valía en este tipo de baladas, a destacar el final con  la sección de cuerda.  
5- Por si necesitas (4:51) canción de corte “beatles” con guitarras y fondo de teclados “cósmicos” que desaparecen para ganar mas peso el piano, y los arreglos de cuerda. Denota bastante el espíritu de la época, y arriesgada desde el punto de vista vocal.
6- Sweet California (5:32) es el tema mas “americano” del disco, cantado en inglés en un estilo muy de Teddy Bautista y con nueva aparición de coros femeninos. Rock de comienzos de los 70.
7-Desde mi ventana (3:47) Típico ejemplo de lo que posteriormente se llamó Rock Urbano, (como Asfalto , Topo y demás) y marcada  influencia Stone. Todo un elemento rompedor con lo que le pedía la discográfica a un artista que navegaba por las listas de éxitos de aquella época en este pais.
8- Memorias de un ser humano (6:06) El corte final da nombre al disco, del cual  creo que es el mas ambicioso con piano al inicio y final, coros y grandiosos arreglos orquestales, que arropan una letra (que entre otras cosas) muestran una rotunda  despedida a Hispavox. (con portazo incluido).

“Memorias” es un disco de escucha agradable con un sonido bastante atrevido y  novedoso para la época en España (por lo que evidentemente fue un fracaso de ventas). Un montón de historias, muy bien cantadas y tocadas, sobre la gente común aderezados con coros hippies, algo de Soul, buenos Riffs y momentos atmosféricos, todo ello muy diferente de lo que en esos momentos se consideraba un “valor seguro” para las discográficas.
Aquel año de 1974, Miguel colabora con un disco para la UNICEF (Juntos para ayudarte) con el tema “the boy that didn´t get born” que parece ser (ya que no lo he escuchado) un tema muy progresivo con adiciones de Melloton y Moog.

 

La despedida final para Hispavox fue la edición en 1975 de este single, “Don Fulano de Tal/La Maraña” con sonoridades Crimsonianas en sus teclados. Según el cantante era “maléfico, barroco y maravillosamente anticomercial”, provocación clara para Hispavox, la cual le dejó libre.




LA HUERTA ATOMICA (UN RELATO DE ANTICIPACION) 1976

 

Una vez fuera de Hispavox, Miguel “ficha” con Polydor y comienza su proyecto de realizar un álbum conceptual de rock progresivo, una apuesta muy personal de Miguel Ríos que impone a la nueva discográfica, instalándose en Torrejón de Ardoz (que le sirve como referente a su obra) y concentra allí un gran equipo para llevarlo a cabo.
Mariano Díaz en Org. Hammond, Moog y Mellotron.
José Maria Roger en Piano, Piano Fender, Elka
Tony Ponce en Guitarras
Evarist Ballus en Batería y percusión
Miguel Ángel Rojas en bajo
Arreglo y dirección: Alfredo Carrión.  Dirección musical: Mariano Días
Colaboraciones especiales: Jeanette y Massiel. Agradecimientos a: Bob Royal, Juan Canovas, Antonio García de Diego, Didi Sherman, Pepe Robles, Daryl Sherman.  Producido por Miguel Ríos. Dibujo: Mauro
Todos los efectos han sido grabados por Fernando Miranda y Miguel Ríos. Con Excepción de las dos explosiones atómicas, ¡que son de verdad!

Uno de los referentes (de su concepción)  mas obvios de este disco es el Tommy de los Who ya que se trata de una especie de Opera-Rock, canciones entrelazadas que cuentan una historia, en este caso se trata (en líneas generales) de un hortelano que vive junto a una base y sobrevive misteriosamente a una explosión nuclear quedando en solitario frente a la destrucción y los espectros de todos los fallecidos, ante lo que va a sacrificarse para crear una nueva humanidad. Pero todo ello había sido un sueño, ante lo cual decidirá marcharse del lugar, pero por la radio vuelve a sonar la alarma nuclear, y finaliza todo con una explosión. Todo ello denota un  mensaje pacifista y antinuclear bastante evidente.

La historia está bastante bien narrada, con momentos mas decisivos que otros, que son mas bien tangenciales a la historia, pero también le dan una cierta coherencia al tema, que en conjunto presenta un disco conceptual y en cierto modo experimental único en el Rock Español.

Pero, ¡y la música! En líneas generales (no voy a hacer una presentación de todos los temas, creo que sería alargar esto demasiado) Miguel deja un lado la influencia americana de Rock y Blues que tenía el disco anterior, estando mucho mas relacionado con los grupos británicos del progresivo de la época, abandonando los arreglos orquestales y metiendo una gran profusión de teclados de todo tipo.

En este tipo de álbunes es difícil conservar el equilibrio entre el relato y la música sin que el primero se imponga al otro, cosa que a veces ocurre aquí, pero en general se lleva bastante bien escucharlo de un tirón (que supongo sería el objetivo). Hacerlo actualmente es toda una experiencia, así que cuando salió en 1976 supongo que dejaría al personal totalmente impresionado. Entre los temas que mas me gustan destacarían “una casa en la guerra”, “una siesta atómica” y “Buenos días Superman” aunque todas ellas son más o menos interesantes (a destacar el tema de Katherine, como muestra de que la censura ya dejaba de funcionar en aquella época)
Ni que decir tiene que el disco funcionó menos aun que el anterior, demasiado complicado para el mercado de aquel momento en el país,  aunque al parecer hoy día es una obra de culto en Japón y Corea del Sur.


MIGUEL RIOS - AL ANDALUS (1977)

 

Aunque no había logrado buenos resultado de ventas con la “Huerta”, Miguel Ríos continua en la línea de discos conceptuales y progresivos, pero con una nueva perspectiva, esta vez las referencias son mas del interior que de fuera, el denominado Rock Andaluz (Triana había editado “El Patio” en 1975). No cae totalmente de lleno dentro de estas directrices, pero si muy influenciado por estas, aplicándose a sonoridades árabes y jazz, junto a letras que alternan la poética descripción de paisajes con temas mas comprometidos (recuérdese el año de edición y sus acontecimientos político/sociales).
Musicos:
• Miguel Rios: Voz
• Luis Fornes: Teclados y arreglos de cuerda
• Cesar Fornes: Guitarra
• Tito Herrero: Bateria
• Tony Aguilar: Bajo
• Kamel Missaghian: Percusion
• Jorge Pardo: Flauta
• Andres Olaegui: Guitarras
• Alvaro Yebenes: Bajo
• Samia y Sabef: voces tipicas
• Luis Cobo "Manglis" : Guitarra en el tema (6) "Guadalquivir"
• Raquel (voces)
Credits
Arranged By [Arreglos Y Dirección Musical] – Luis Fornés
Engineer – Gary Langan , José Torrano, Pepe Loeches, Tino Azores
Mixed By – Pepe Loeches
Producer – Juan Luis Izaguirre, Miguel Ríos


Para este disco, además de contar con la influencia de Hobeika, lo hace con la participación de gente como el percusionista  Kamel Missaghian, los arreglos de Luis Fornes, además de César Fornes, Jorge Pardo y Tony Aguilar (todos ellos componentes de Dolores) y un par de guitarristas como Andrés Olaegui y Luis Cobo "Manglis" a los que Miguel les pidió un tema a cada uno, siendo el germen del grupo Guadalquivir (que sería el grupo de Miguel para sus conciertos).


1-Al-Andalus
Music By – Miguel Ríos, R. Hobeika - Lyrics By – A. Mata Valero  
El primer tema, archiconocido por otra parte, fue el resultado de unas vacaciones de Miguel en Egipto, donde escuchó un disco de la banda del violinista libanés Rafiq Hobeika, del que toma algunas melodías para el tema (presentándolo como co-autor), cuyo resultado es una excitante mezcla de música oriental y Rock con diferentes alternativas entre las melodías y percusiones orientales, ritmos Funky y el Rock mas descarnado, donde Miguel realiza unos pletóricos “diálogos” de juegos vocales con el público, que serían ya representativos de sus directos. En definitiva un comienzo mas que excitante.
2-Azahara
Music By – C. Fornés - Lyrics By – A. Mata Valero, Miguel Ríos 
El segundo corte, de mas de nueve minutos, comienza con un poema en árabe dentro de una atmósfera bastante psicodélica, metiéndole un cambio de ritmo con sonoridad de rock andaluz, para volver luego al ambiente inicial, todo ello con una temática de letras sobre la adoración de la belleza, un ambicioso tema.
3a - Un Día En Mojácar (Parte I - Con Chipo)
3b - Un Día En Mojácar (Parte II - La Muerte Verde)
Music By – Luis Fornés - Lyrics By – Miguel Ríos
Tema dividido en 2 partes, mucho mas sinfónico que todo lo anterior con arreglos dominados por el  piano y los arreglos de cuerda, y con un Miguel muy “clásico” y sentido en la voz, terminando el tema con “trote jazz-rockero” para el final.
4-  Balada De La Alondra Y El Gavilán
Music By – A. Peña Olaegui - Lyrics By – A. Mata Valero  
La composición de Andrés Olaegui está mas emparentada con el Jazz y le  permite lucirse con un solo mas que aceptable.
5-  El Cinco A Las Cinco: Convocatoria Para Un Homenaje, Junio 76
Written-By – Miranda, Fornés, Ríos
Emotivo homenaje a Lorca, mas alejado del concepto “arábigo andaluz” y mas cercano a los sonidos de sus discos anteriores. La temática reivindicativa de este dio lugar a que fuera, en general, censurado en las radios de una época de futuro aún bastante incierto.
6  Guadalquivir
Music By – L. Cobo Álvarez - Lyrics By – A. Mata, M. Ríos
Tremendo tema del Manglis,, del que tomaría nombre su grupo (además de grabarlo instrumentalmente), los arreglos orquestales y la voz de Miguel quedan muy bien sin desmerecerlo para nada logrando un gran trabajo.
7-  La Blanca Oscuridad (Basado En "Recuerdos De Alhambra")
Music By – F. Tárrega - Lyrics By – M. Watty, M. Ríos
El último corte es una adaptación de “recuerdos de la Alhambra” de Tárrega , con una base de sintetizadores, acompañado de  piano y guitarra para dar el contrapunto acústico, al parecer la casa discográfica al enterarse pensaron en un nuevo bombazo como el himno a la alegría, pero la letra era “algo politiquilla” para repetir la historia y desde luego eso no ocurrió.

Es interesante conocer que Antes de editarse el disco, se editó el año anterior un single con los temas apareció un año antes un single con "Alhambra Winds" (La blanca oscuridad) y "Letter to a friend" (El cinco a las cinco), ya que estaban cantados en inglés. No estoy seguro de que este single llegara a ponerse a la venta, al parecer solo fue repartido de forma promocional, con la idea de “tantear mercado” por parte de la discográfica Polydor.

Bueno, tras hablar de los temas y los músicos participantes, quedan dos cosas por comentar, el propio disco en su conjunto y el papel del artista a cuyo nombre se edita.
Sobre el disco he de decir que me parece un gran disco de prog hispano, dentro de lo homogéneo de su concepción  lo veo también muy diverso  (algo que quizás hecha uno en falta en la mayoría de los discos patrios) y realizado con la convicción  de hacer un buen trabajo por parte de todos sus integrantes.
Sobre Miguel Ríos, que decir, es quien amalgama al resto y los implica en el proyecto, es un buen cantante (y aquí lo demuestra sin duda alguna) y no puso en primer lugar el éxito en las listas, sino que continuaba el interés por hacer algo mas creativo, algo todavía mas difícil en artistas que ya habían tenido una carrera consolidada en las listas.

En 1978 Miguel organiza una serie de espectaculares conciertos multitudinarios por toda España denominados “la Noche Roja”donde se tocaron temas de la Huerta y Al Andalus, acompañados por gente como Tequila, Triana, Guadalquivir (solos y como acompañamiento de Miguel) Salvador , Iceberg. Posteriormente entraría en otras historias.




F.J. Ramírez

Login to post comments