Inicio
Sábado, 26 de Marzo de 2011 19:47

Mike Oldfield - Boxed (1976)

por  icrp1961
Valora este disco
(28 votos)
MIKE OLDFIELD – BOXED (1976)

Edición como caja con cuatro elepés:

Tubular Bells
A - Tubular Bells, Part One – 25:30
B - Tubular Bells, Part Two [Sailor's Hornpipe (Tradicional)] – 25:47

Hergest Ridge
A - Hergest Ridge, Part One – 21:24
B - Hergest Ridge, Part Two – 18:46

Ommadawn
A – Ommadawn, Part One – 20:06
B – Ommadawn, Part Two – 17:22

Collaborations
A1 - Phaeacian Games (Bedford) – 3:59
A2 - Extract from Star's End (Bedford) – 7:33
A3 - The Rio Grande (Bedford) – 6:34
B1 - First Excursion (Oldfield, Bedford) – 5:57
B2 - Argiers (Tradicional, arreglo Oldfield) – 3:59
B3 - Portsmouth (Tradicional, arreglo Oldfield) – 2:04
B4 - In Dulci Jubilo (Tradicional, arreglo Oldfield) – 2:51
B5 - Speak (Tho' You Only Say Farewell) (Ray Morello, Horatio Nicholls) – 2:56

Edición como triple disco compacto:

CD I
1 - Tubular Bells, Part One
2 - Tubular Bells, Part Two
3 - The Rio Grande
4 - Portsmouth
5 - In Dulci Jubilo

CD II
1 - Hergest Ridge, Part One
2 - Hergest Ridge, Part Two
3 - Extract from Star's End
4 - Argiers
5 - Speak (Tho' You Only Say Farewell)

CD III
1 - Ommadawn, Part One
2 - Ommadawn, Part Two
3 - Phaeacian Games
4 - First Excursion

Todo compuesto por Mike Oldfield salvo otra indicación.
Remezcla cuadrafónica de Tubular Bells a cargo de Phil Newell, ayudado por Alan Perkins. Remezcla cuadrafónica de Hergest Ridge por Mike Oldfield. Remezcla cuadrafónica de Ommadawn por Mike Oldfield y Phil Newell.
Caja comercializada el 29 de octubre de 1976.

Los créditos en cuanto a los músicos y producción de los tres primeros discos son los de los álbumes por separado (véanse sus revisiones en este estudio sobre la obra de Mike Oldfield).

Créditos de Collaborations

“Phaeacian Games”

David Bedford – teclados.
Mike Oldfield – guitarra.
Grabado en los TW Studios, Londres, en junio de 1976 y en Througham en julio del mismo año. Producido por Peter Jenner. Ingenieros de sonido: Martin Adam (TW), David Bedford (Througham).

“Extract from Star's End"

Mike Oldfield – guitarra y bajo.
Chris Cutler – percusión.
The Royal Philarmonic Orchestra dirigida por Vernon Handley.
Grabado en The Manor y por el The Manor Mobile en el Barking Town Hall en agosto de 1974. Producido por David Bedford y Mike Oldfield.

“The Rio Grande”

David Bedford – teclados.
Mike Oldfield – guitarra.
Clases 2ª y 3ª del Queen's College de Londres - voces.
Grabado en The Manor, The Beacon y con el Manor Mobile en el Queen's College Hall en junio de 1975. Producido por David Bedford.

“First Excursion”

Mike Oldfield – guitarra.
David Bedford – teclados.
Grabado en Througham en agosto de 1976. Producido por Mike Oldfield. Ingeniero de sonido: Phil Newell.

“Argiers”

Mike Oldfield – guitarra y teclado.
Leslie Penning – flautines.
Grabado en Througham en enero de 1976. Producido por Mike Oldfield. Ingeniero de sonido: Paul Lindsay.

“Portsmouth”

Mike Oldfield – todos los instrumentos y “pies”
Leslie Penning – flautines y “pies”.
Grabado en Througham en enero de 1976. Producido por Mike Oldfield. Ingeniero de sonido: Paul Lindsay

“In Dulci Jubilo”

Mike Oldfield – guitarras y teclado.
Leslie Penning – flautines y kortholt.
William Murray – percusión.
Grabado en The Beacon en noviembre de 1974 y en The Manor en octubre de 1975. Producido por Mike Oldfield. Ingenieros de sonido: Mike Oldfield (Beacon) y Phil Newell (Manor).

“Speak (Tho’ you only say Farewell)”

Mike Oldfield – voces.
David Bedford – piano y voces.
Grabado en The Beacon en noviembre de 1974. Producido por Mike Oldfield. Ingeniero de sonido: Mike Oldfield.

Nuestro instituto, en los bajos de estos edificios

En nuestra época en el instituto hicimos amigos. No recordamos como fue, pero se instituyó una maravillosa costumbre por la cual cada viernes por la tarde nos reuníamos unos cuantos de nosotros para escuchar música en nuestra casa. Siempre se iniciaba la sesión con la canción “I’ve Seen All Good People” de Yes, en la versión de Yessongs. Nuestro amigo Antonio fue uno de los más asiduos a estas sesiones y fue con él cuando sentimos por primera vez que empezaba a abrirse una brecha estética entre mis compañeros y nosotros. Acabábamos de conseguir Boxed –nuestra primera caja– y en una de estas sesiones, en la que estuvimos solos los dos, le pusimos “The Rio Grande”. Su reacción fue de extrañeza rayana en la estupefacción… “¡Esto no es rock!”, nos dijo. Esto no afectó a nuestra amistad pero fue el comienzo de la deriva en direcciones estéticas distintas. Llegado el punk, escribimos entre los dos la letra de mi primera canción, “Escupe”, a la que puso música el mejor guitarrista de nuestra clase, Jaime. No, no hay grabaciones y la letra es tan “incorrecta” que aún hoy en día no se podría publicar sin caer en responsabilidades penales. Fue la primera canción de la cual fuimos en parte responsables. Antonio no fue a la Universidad y empezó a trabajar en Telefónica. Como a tantos otros, le perdimos la pista. Hace unos veinte años supimos por casualidad que nuestra vieja “cuadrilla” seguía viéndose y reuniéndose de vez en cuando. Sólo faltabamos nosotros. ¡Cuánta nostalgia!

Yendo a la caja, nosotros no vamos a analizar los tres primeros discos de este cuádruple vinilo, y nos remitimos a las revisiones efectuados sobre estos previamente en este estudio sobre la obra de Mike Oldfield, salvo por un par de puntualizaciones.

Como sabemos, las nuevas mezclas cuadrafónicas de los tres primeros álbumes del guitarrista se hicieron para resolver algunas de las insatisfacciones que el autor tenía con su obra ya publicada y que no habían podido ser subsanadas en origen por diversos motivos. Esto tiene importancia porque estas remezclas constituyeron la base de las ediciones posteriores en disco compacto y no lo fueron las mezclas originales. Salvo en el caso de Hergest Ridge, las diferencias entre ambas mezclas no son excesivamente importantes o notorias, y para darse cuenta hay que estar bien pendiente y conocer bien la mezcla anterior. Esa fue nuestra experiencia tanto como con Tubular Bells como con Ommadawn. Aún recordamos el momento en que captamos esas diferencias en ambas obras por lo mucho que habíamos escuchado su mezcla original. Tan fuerte fue para nosotros la impresión inicial. Estas ediciones eran cuadrafónicas, compatibles con lectores estéreo. Con los contenidos de esa caja de cuatro vinilos nos encontramos que no había cosas que dábamos por supuestas, como el Mike Oldfield’s Single o “Don Alfonso”. Luego, recapacitamos sobre el título del cuarto álbum y nos dimos cuenta de su verdadera naturaleza. Efectivamente era una colección de  colaboraciones, tanto con David Bedford como con Leslie Penning. Aunque se recogían cinco temas que habían aparecido o lo harían como parte de discos sencillos, no era ésta una antología de piezas editadas en ese formato.

La edición en triple CD fue de los primeros discos que adquirimos en este soporte. Nos enfadó mucho porque troceó y dividió entre los tres discos el cuarto álbum de la caja, Collaborations.

En el caso de Tubular Bells en la versión de Boxed se incluyó la etílica versión original de “Sailor’s Hornpipe”, la cual fue sustituida de nuevo por la original de cara a las ediciones en CD de este disco. Con buen criterio, a nuestro entender, ya que esta versión original nunca nos acabó de gustar.

Hergest Ridge sufrió muchos más cambios al ser eliminadas en la nueva mezcla bastantes pistas con un serie de instrumentos que en la práctica desaparecían. Oldfield explicó que originalmente los había añadido para evitar cierta monotonía y repetición. Luego consideró que nada había de malo en estas repeticiones. Lo cierto es que el guitarrista había estado muy presionado durante la grabación original del disco. En nuestro caso, nosotros no teníamos el álbum original por lo que fue la edición de Boxed la que conocimos en primera instancia y fue mucho más tarde cuando escuchamos la mezcla original.

COLLABORATIONS (1976)

La cara A estaba compuesta por tres fragmentos de sendos álbumes de David Bedford que contaban con solos de guitarra a cargo de Mike Oldfield.

Abría el disco “Phaeacian Games”, pieza del álbum de David Bedford The Oddisey, disco donde también participa el guitarrista Andy Summers, aunque no en esta pieza, que es un mano a mano entre Bedford a los teclados y Oldfield a la guitarra. En sí, este tema es una buena introducción para este álbum y podría pasar por una composición del guitarrista.

“Extract from Star's End" es, como su nombre indica un fragmento de la desasosegante composición de David Bedford Star’s End. Pieza para orquesta que contaba con la colaboración de Mike Oldfield (bajo y guitarra eléctrica) y Chris Cutler (percusión). La sección escogida acoge un solo de guitarra.

Cierra esta cara la exultante pieza tradicional “The Rio Grande”, incluida en The Rime of the Ancient Mariner, obra de Bedford sobre la versión en prosa del poema homónimo de Coleridge. Es un trabajo bellísimo donde un coro angelical canta la canción sobre un fondo de piano y teclados tocados por Bedford. A todo lo cual se suma la guitarra solista de Oldfield dibujando líneas espléndidas de complejidad creciente hasta el clímax del tema. En la versión de Collaborations, lo anterior se une a la coda del álbum The Rime of the Ancient Mariner, en la que Oldfield retoma motivos melódicos de la canción. Ésta es una de nuestras canciones más queridas Además, pertenece al grupo de temas que más nos ha emocionado y que han conformado nuestro gusto.

La cara B se abría con otra de nuestras piezas predilectas, “First Excursion”, compuesta e interpretada como dúo por Oldfield y Bedford, guitarra y teclados respectivamente. Una pieza dramática y llena de atmósfera. Excelente, es de lo mejor de ambos músicos. De alguna manera podría considerarse como lo más próximo de Mike Oldfield al estilo de Terje Rypdal de un álbum como After the Rain, disco que recomendamos. Éste era un tema inédito y el trabajo más reciente de Oldfield hasta aquél momento. Con posterioridad aparecería el tema como cara B del sencillo William Tell Overture, en 1977.

Prosigue el disco con tres deliciosas colaboraciones con Leslie Penning que habían sido o serían publicadas como parte de discos sencillos. “Argiers” fue la cara B del disco donde estaba “Portsmouth” como cara A, en la versión del sencillo editada fuera del Reino Unido. La primera es una suerte de hermosa balada melancólica mientras que la segunda es una pieza animada y bailable. Oldfield lleva a su terreno material tradicional sin desvirtuarlo. Él se lleva el peso del león en cuanto a instrumentación, pero deja la voz solista del flautín a Leslie Penning. Si añadimos a William Murray a la ecuación tenemos “In Dulci Jubilo” tema muy conocido que tuvo como cara B la canción del álbum Ommadawn “On Horseback”. Es una pieza hermosa, animada y alegre. Es uno de nuestros temas predilectos y un ejemplo perfecto de que es posible articular un discurso progresivo a través de un formato como el de del disco sencillo. Las dos versiones del sencillo Portsmouth fueron editadas después de que lo fuera Boxed. Los temas que contienen, como todo el material de la caja, aparecen en mezclas cuadrafónicas.



En algún caso no le echaron imaginación a las portadas ¿no?

Termina el álbum y la caja con “Speak (Tho' You Only say Farewell)”, dúo de piano y voces a cargo de Bedford y Oldfield. Fue cara B del sencillo Portsmouth en su edición británica. En cierta forma es una humorada. El uso de canciones de toque “retro” cuyo origen se encuentra en la música popular de comienzos del siglo XX, el music hall, el vodevil, las operetas o los musicales por parte de Bedford es algo que ya tenía lugar en el seno del grupo Whole Word de Kevin Ayers. Esto solía suceder en las versiones dislocadas, y hasta cierto punto un tanto esperpénticas, de canciones como “We did it again” o “Why are we sleeping?”. De hecho, piezas así se encuentran en el debut de Lol Coxhill, Ear of the Beholder, donde Bedford participó de forma activa y donde se encuentra una versión de “Don Alfonso” todavía sin Oldfield. Bedford toca el piano y de las voces se ocupan ambos artistas cantando las letras con mucho “sentimiento”. Durante mucho tiempo esta pieza nos desagradó un tanto y hasta que comprendimos qué era y qué papel tenía en este disco. De nuevo el choque entre la idea preconcebida y la realidad. En definitiva, es un final “diferente” a lo esperado, un agradable toque de humor.

Reivindicamos Collaborations como un álbum pleno de sentido en sí mismo. Es un disco a recuperar, con un flujo programático espléndido en cada cara del vinilo y del elepé en conjunto.

Esta revisión está dedicada a nuestro compañero de instituto Antonio y a todos los que pasaron por nuestra casa aquellos viernes por la tarde, a finales de los años setenta, hace mil años. De todos y cada uno de los cuales hemos perdido la pista, ya que ni siquiera están en Facebook.

Carlos Romeo
Login to post comments